ArtículosDeportesInformes

Waterboys

Top 100: Grandes películas deportivas.

Episodio 4

85-81

85-WATERBOYS (2001)

Si alguna vez se hacía una película sobre la natación sincronizada masculina obviamente tenía que provenir de Japón ya que en ese país abundan los realizadores pirados.

Lo interesante del caso es que la obra de Shinobu Yaguchi se concibió como un chiste y 20 años después se convirtió en una realidad.

El año pasado España obtuvo dos medallas de oro en los mundiales de la sincro masculina y la actividad de a poco empezó a crecer en varios países.

Todavía no tiene carácter olímpico pero ya dejó de ser la sátira que proponía Yaguchi en su popular película.

La trama se relaciona con un grupo de pibes de una escuela secundaria que deciden crear un equipo de nado sincronizado.

El film aborda con humor el tema de los prejuicios y la ridiculeces impuestas por la sociedad en torno a cuestiones de género.

¿Si una boxeadora tiene derecho a competir en un ring por qué un grupo de tipos no podrían armar una coreografía de danza en una pileta?

Waterboys fue un suceso de taquilla en el continente asiático y a raíz de la recepción positiva luego se estrenó una popular de televisión.

84-WINDRIDER (1986)

Una rareza del cine australiano relacionada con el Windsurf, una actividad que no despierta precisamente pasión de multitudes.

Esta romántica narra los esfuerzos de un joven por encontrar un balance entre las responsabilidades de la vida laboral y su pasión por un deporte que no le importa a nadie y tampoco tiene reconocimiento en la prensa.

, con una cabellera alocada muy ochentosa, interpreta a una cantante de rock que se enamora del protagonista en un trabajo que representó su transición a roles más adultos.

Windrider es muy entretenida quedó en el recuerdo por la curiosidad de centrarse en una disciplina que no contaba con antecedentes en el género.

A diferencia del surf tampoco surgieron desde entonces otro filmes populares sobre el tema.

83-KINGPIN (1996)

Kingpin narra exactamente la misma historia que Unbeatable, de Dante Lam, con la diferencia que la premisa se relaciona con el Bowling y los hermanos Farrelly desarrollan una sátira de los drama deportivos.

La dupla que conforman Woody Harrelson con Randy Quaid es desopilante pero no todo el mundo se enganchó en su momento con el tipo de parodia que proponían los realizadores.

En mi caso me gustó y todavía la encuentro divertida.

Este año Bobby Farrelly volvió a trabajar junto a Harrelson en Champions, la de una producción española que no llegué a ver todavía.

82-HE GOT GAME (1998)

Esta incursión de en el género cuenta con una gran reputación entre los amantes del básquet y tuvo la virtud de explorar con realismo las luces y sombras de ese deporte.

La trama narraba la tumultuosa relación entre una estrella adolescente del baloncesto escolar de New York y su padre que salía de la cárcel justo cuando el joven debía decidir su futuro como jugador profesional.

Denzel Washington, en un gran momento de su filmografía, conformó una excelente dupla junto a Ray Allen, quien por entonces sobresalía entre las grandes figuras de la .

La famosa escena que retrata un duelo en la cancha entre padre e hijo eventualmente se convirtió en un momento clásico del cine deportivo norteamericano.

81-MONEYBALL (2011)

El excelente guión de Aaron Sorkin (A Few Good Men/ The West Wing) y la gran dupla que conformaron y Jonah Hill  hicieron de esta producción una de las grandes sorpresas del cine deportivo de las últimas décadas.

La película recaudó 110 millones de dólares y fue reconocida con seis nominaciones al Oscar.

La gran virtud de esta producción residió en hacer interesante y atractivo un conflicto extremadamente técnico que en manos de otro guionista hubiera resultado un bodrio soporífero.

Todo el conflicto gira en torno al gerente de un equipo de béisbol que implementa estadísticas avanzadas para fichar nuevos jugadores con la ayuda de un joven economista.

La trama explicaba con facilidad estas cuestiones y no se olvidaba de entretener al público en un relato que tenía corazón y numerosos momentos graciosos.

Aunque no seas fan del béisbol Moneyball consigue engancharte con la trama y por eso cosechó tanta popularidad.

Notas relacionadas

6 comentarios en «Waterboys»

  • Dentro de la filmografía de los Farrelly, Kingpin quedó medio olvidada al lado de otros titulos más populares de los hermanos y en mi caso es una eterna pendiente, me da la impresión de que es un delirio similar a Dodgeball.

    Desde hace algunos años que en Hollywood se infla con elogios a cualquier gil con suerte pero en el caso de Aaron Sorkin es un tipo que tiene todos los laureles merecidos porque tiene una habilidad tremenda para volver atractiva cualquier clase de historia a traves de una narración y dialogos muy dinamicos.

  • Que gran pelicula KINPING hace años que no la veo. Siempre me pareció fenomenal. Ese humor no se hace mas jaja.
    Gran top como siempre Hugo.

  • Si Nico, tiene una onda Dodgeball, que quedó afuera de esta lista porque ya la incluí en la de comedia.

  • El mejor chiste de la historia del cine (o casi): en Kingpin cuando Woody Harrelson aparece luego de ir a ordeñar

  • Es muy buena Kinping. He got game también, hace mucho que no las veo. Moneyball nunca la pude de terminar de ver.

  • Muy buena kingpin, y no es muy conocida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.