CALIFICACIÓN: B

M3GAN representa la segunda película del director nerozelandés Gerard Johnstone, quien cobró notoriedad en festivales de con su ópera prima, Housebound, estrenada en el 2014.

Una muy buena de donde elabora una parodia creativa de la temática de casas embrujadas.

Con su nuevo proyecto debuta en Hollywood a través de una historia escrita y producida por que ofrece un aporte decente dentro del subgéneros de muñecos malditos.

La mayor virtud de esta propuesta es que la trama se encamina por el terreno de la sátira y no se toma en serio el concepto ridículo que desarrolla.

Un problema que a menudo suelen tener este tipo de filmes, como ocurrió recientemente en la saga de Annabelle.

Salvo que se trate de casos muy específicos como el clásico Magic (1978), que contó con el guión de (Maratón de la muerte) y el rol protagónico de Anthony Hopkins, es muy difícil que estos filmes cuente con grandes momentos de horror porque cuesta tomarlos en serio.

Johnstone y Wan lo tuvieron en claro y trabajan una sátira de la relación de los adolescentes con la tecnología en un relato que combina a con Terminator.

De todos modos pese a que el espectáculo es terriblemente predecible el director lo hace llevadero con su narración.

M3GAN genera más risas que miedo y está dirigida a la platea sub 20, el target de público que probablemente más disfrutará este film.

Para el resto queda un entretenimiento decente que se deja ver por su contenido humorístico y algunas escenas inspiradas de suspenso.

Notas relacionadas

4 comentario en “Reseña de M3GAN”
  1. Iba a decir lo de Christian, una película que casi se promocionó únicamente con el baile tiktokero del personaje que te tiene que asustar no puede ser tomada tan en serio.

  2. En realidad dicen q recortaron las escenas más sangrientas y la editaron d manera q tenga una clasificación x edad más bajo. Xq originalmente era más gore

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: