Reseña de Superman: Man of Tomorrow

Publicidad

CALIFICACIÓN: B

 : Man of Tomorrow representa el inicio de un nuevo universo de ficción dentro de la animación de DC, tras el final del ciclo que predominó en los últimos años, inspirado por la línea editorial The New 52.

En este proyecto la principal novedad pasa por la apuesta a una estética diferente en el diseño de los personajes y el estilo de realización.

Como era de esperarse, las modificaciones dividieron las opiniones en el público.

Por lo general a la gente que le gustaba el horrendo estilo de falso animé, que el estudio trabajó en la última década, no se engancha con la nueva propuesta y viceversa.

En lo personal me encantó y era un cambio que le venía pidiendo a .

Este universo de ficción tiene la particularidad de ofrecer una impronta visual retro, muy inspirada por los diseños de Alex Toth, que remite a la viejas series de aventuras de Hanna-Barbera (Sealab, Birdman, Herculoides) y la labor de Doug Wildey para Jonny Quest.

El espíritu de los años ´60 está muy presente en la representación de los personajes y en términos generales la puesta en escena vuelve a abrazar el ADN del cómic americano.

La nueva película Justice Society: World War 2 (que pronto comentaré) sigue el mismo cámino en materia de realizacíón y de hecho incluye al Superman que se introdujo en esta obra.

Por lo que se pudo ver en el avance de : The Long los diseños también se acoplan a estas características visuales  por lo que será cuestión de acostumbrarse al nuevo ciclo.

La verdad es que no le tenía demasiada fe a Man of Tomorrow porque no me entusiasmaba ver otra historia de origen de Superman que se trabajó hasta el hartazgo,

Sin embargo resultó más llevadera de lo que esperaba y tiene algunas cuestiones interesantes.

El film representa la ópera prima de Chris Palmer, quie fue uno de los realizadores principales de la remake de , de , mientras que la trama corrió por cuenta de Tim Sheridan, responsable de la nueva trilogía de en y el próximo regreso de a cargo de .

Su visión del personaje toma una influencia del celebrado cómic de Max Landis, Superman: American Alien, publicado en el 2016.

Por cierto, el hijo del director John Landis actualmente se encuentra complicado con una causa de abuso sexual y prácticamente terminó desterrado de Hollywood.

Al menos los proyectos que tenía fueron suspendidos o pasaron a ser retocados por otros guionistas.

El punto en común entre Man of Tomorrow y American Alien es que explora el mito del hombre de acero desde una perspectiva más humana y cotidiana.

La visión opuesta de lo que planteaba en sus películas, donde el héroe era un dios más grande que la vida misma.

En el film de animación de alguna manera se retoma el concepto que también trabajó John Byrne en los cómics de los años ´80.

Clark básicamente es un pibe humilde de Kansas que tiene habilidades especiales pero todavía no asumió por completo su identidad kriptoniana.

Tampoco se desempeña como un periodista estrella sino que recién comienza a dar sus primeros pasos en los medios de comunicación.

Mientras busca su lugar en el mundo se cruza con el Detective Marciano y Lobo que le dan pistas sobre su verdadero origen.

El villano es Parasito, quien en esta intepretación termina convertido es una especie de Godzilla.

El argumento está lejos de ofrecer un espectáculo memorable y le juega en contra la familiaridad de la premisa, ya que no hay grandes novedades.

En lo personal preferiría ver una película que explorara la mitología de Aquaman o Hawkman, que no tienen tantos antecedentes en el género, antes que otro largometraje de Superman.

Sin embargo este por lo menos se deja ver y no me pareció tan terrible.

Tal vez no es la versión más carismática del superhéroe pero hay que darle una oportunidad y ver por donde lo encaminan en futuras entregas.

Man of Tomorrow me enganchó más por esa identidad retro que presenta la animación, donde inclusive se pueden encontrar guiños a los Supersónicos en la ambientación de Metrópolis.

De todos modos dudo que vuelva a repasar esta película otra vez.

Esto no signífica que sea mala, simplemente no me enamoró lo suficiente como para incorporarla a mi colección.

 

 

 

 

Publicidad

12 comentarios

  1. Parece buena, le daré un vistazo. Igual en cantidad de veces que se trabaja el origen nada le gana a Batman cuyos padres vimos morir cientos de veces. No se como todavía no se aburren.

  2. Esta justo la vi hace un par de semanas. Coincido, la historia no es la gran cosa, pero la animación levanta mucho la historia, parece un comic cobrando vida. Y la participación de Lobo también ayuda. Muy bizarro el villano de la película, una especie de Venom que después parece la cosa de Carpenter para terminar siendo el Godzilla de Emmerich.

    Y se confirmó nomas el Superman negro de Warner que también tiene que tener un director negro, parece que quieren tener su versión de Pantera Negra. Esto se veía venir por el casting de Supergirl en la película de Flash de Muschietti.

    Hay que ver como lo toma la gente, los tiempos cambian y el Capitán América de Mackie fue bien recibido.
    Más allá de que todo esto me parece una boludez bárbara, me lo banco mientras respeten la esencia del personaje y se alejen del Superman tristón de Snyder.

  3. En lo personal comparto tu opinión, Hugo. El diseño me parece de lo más destacable de este nuevo universo, y al menos se ve un espíritu más clásico, que lo que se vio en el anterior universo.

    Ya que mencionas a Max Landis, es una personalidad bastante bizarra. Pero hace poco empezó a publicar videos en donde expande el universo que había creado en «American Alien» y muestra cómo sería ese mundo de DC en el que se maneja su Clark Kent.

    Dejo acá el video que sería la continuación directa de American Alien, que se llama Superman: Agent of Batman.
    Tiene ideas bastante interesantes.

  4. Escuché y leí rumores de que Tom Welling hará cameos en The Batman, The flash y una posible serie animada de Smallville.
    Con tal de que sean mejores que los de crisis adentro

  5. Lo del Superman negro es rarísimo y no entiendo su finalidad, más allá de la inclusión forzada.
    Falcon es un personaje con más de 40 años de historia y Black Panther, al margen de los elementos fantásticos, tiene una conexión con la cultura africana.

    Superman es un alienígena, que sea negro no aporta nada, salvo que la nave se estrelle en Africa y sea criado en otra cultura. Ahí tenés una historia para contar pero de otro modo parece intrascendente.

  6. Me causa gracia el Superman negro porque ya le habían cambiado el color a Zod en la serie Krypton, ahora directamente van por el protagonista. En fin, no tiene ni pies ni cabeza la decisión de Warner, pero ¿cuándo lo tuvieron?, con esta gente ya estamos curados de espanto.

  7. Solo entiendo un Superman Negro come un elseworld, como el superman de Red Son o el Latino de (JLA: Gods and Monsters) …Esta la vi hace un tiempo y me gusto, principalmente, como intenta resolver el conflicto al final…

  8. God and Monters está muy buena y no es casualidad que la produzca Bruce Timm. Es una de mis favoritas del universo animado de Dc, esa versión alternativa de Superman está perfectamente justificada y desarrollada.

    Ahora también anunciaron que Red Sonja en el cine va a ser una mujer de tez mestiza, mamita…

  9. Me gusto su estilo clásico, pero no esta está nivel del Superman de Bruce Timm. La idea del Superman Negro es absurda, la imagen que tiene la mayoría del Hombre de Acero es la Christopher Reeves o de Henry Cavill, sin contar la serie de Superman & Lois.

  10. Esta película la pude ver gratis por el DC Fandome el año pasado. Si bien debo de ser de la minoría en este blog que si le gustaba el estilo «falso anime», debo decir que también me gusta este nuevo estilo, así que por ahí no tengo problemas. Incluso creo que ayuda que la acción se vea más fluida en algunas escenas.

    La verdad, si bien me entretuvo en su momento, no me quedaron muchas cosas grabadas del film. Como bien dice Hugo, no lo clasificaría como un imperdible.

    Sobre el tema del Superman negro, estaba viendo que al principio se rumoraba que iban a hacer la versión de Cavin Ellis, pero al parecer si van a cambiar directamente a Kal-El / Clark Kent de étnia. Esto denota la pereza y cobardía a la hora de trabajar esta inclusión forzada de los guionistas. Como dicen arriba, sería interesante tener a un Superman que creció bajo otras condiciones más allá de la étnia, pero se van por el camino fácil.

    Ya desde ahora predigo que la trama va a girar alrededor de un jovén Clark que tiene que adaptarse a la idea de sus superpoderes mientras crece a la par de lidiar con una sociedad de una Kansas racista (porque todos los no-negros en un medio rural son unos racistas en estas historias). Cuando quiere ser Superman, también tiene que remarla para ser aceptado sólo por ser negro pese a sus grandes poderes y querer hacer el bien. Todo esto en detrimento de hacer actos superhéroicos y otras cosas que lo hacen Superman.

  11. no es la mejor peli de Superman pero el nuevo estilo de animacion esta bastante bueno y se repite en la nueva «justice Society: world War» que me gusto bastante. Mirala Hugo porque es una de las primeras veces que se le da bola a la vieja JSA

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.