Grandes rarezas de Marvel y DC: Los salieris de Archie (1968-1972)

Entre fines de los años ´60 y mediados de los ´70 los cómics de alcanzaron su máximo pico de popularidad.

La editorial que manejaba el personaje tenía en el mercado varios títulos que ofrecían diversas propuestas con los chicos de Riverdale. Revistas que además contaban con el apoyo de la serie de animación de Filmation en la televisión, que lideraba el ráting del sábado a la mañana en los Estados Unidos, más los discos que dieron origen al fenómeno comercial del Bubblegum Rock.

Archie se convirtió en una franquicia que tenía una gran llegada en el público juvenil y esto tuvo sus efectos en las ventas de dos gigantes editoriales como y .

Cuando en estas compañía descubrieron que varias de sus publicaciones habían caído en las ventas, porque las historias del pelirrojo de Riverdale había acaparado la atención de los lectores, enseguida pusieron en marcha una estrategia para revertir esta situación.

Así fue que Marvel y DC sacaron  a la venta clones de Archie que intentaron sin éxito opacar el suceso de este personaje.

Algo gracioso de esta situación es que las editoriales contrataron con buenos salarios a varios artistas que eran parte del staff artístico de Archie, como el ilustrador  Henry Scarpelli.

En esta nota voy a destacar a tres de los infames clones del adolescente más famoso del cómic que tuvieron la intención de conseguir el mismo suceso.

Binky´s Buddies (1969-1970)

binky-2

Este proyecto de DC presentaba una copia burda de Archie que ya había intentado opacar al personaje original en 1948.

La revista Leave it to Binky proponía enredos juveniles iguales a los que tenían los chicos de Riverdale y si bien el cómic no fue popular logró mantenerse en los kioskos hasta 1958.

Cuando Archie volvió a ser un éxito comercial en DC decidieron resucitar al personaje en Binky´s Buddies.

Con guiones de Win Mortimer, la revista presentaba los enredos de un adolescente que prácticamente era igual a Archie y hasta tenía amigos muy similares.

Binky también tenía una banda de rock y un viejo auto de color rojo como el de Archie. Ni siquiera en esos detalles fueron originales.

La historieta ganó un premio en 1970 por el trabajo de Henry Scarpelli como entintador.

No obstante, Binky era una historieta malísima, ya que no hacía nada interesante con este concepto, más que copiar un personaje establecido.

Esa fue una de las razones por la que este cómic apenas duró 12 números en su frustrado relanzamiento.

Los guiones no eran graciosos y los personajes carecían de atractivo, ya que eran clones sin carisma del reparto de Archie.

Antes que gastar el dinero en una copia trucha de esa revista los lectores preferían seguir la original.

Sin embargo DC no se rindió y cuando los editores vieron que Binky no funcionaba sacaron a la venta Date with Debbi.

date-with-debbi

Si los clones de Archie no funcionaban por qué no intentarlo con Betty y Verónica.

Este caso fue peor todavía porque se trataba de un refrito de A Date with Judy, una exitosa colección que se vendió muy bien entre 1947 y 1960. Esa revista había sido una adaptación de un popular radioteatro juvenil que se había emitido con éxito en Estados Unidos.

En lo que representa el colmo de la vagancia, DC tomó los mismos argumentos de aquella historieta y los volvió a repetir con Debbi, que era una fusión olvidable de Betty y Verónica.

Luego del 18 números el cómic se canceló porque resultó un fiasco comercial.

HARVEY (1970-1972)

harvey

Marvel no se quedó atrás y en 1970 también intentó colgarse del éxito de Archie con este bochorno concebido y escrito por Stan Lee.

Este caso es tremendo porque la copia fue mucho más obscena.

El arte de la revista era una réplica de los cómics de Archie y presentaba los mismos personajes con la diferencia que tenían nombres diferentes y algunos cambios estéticos en los diseños.

Harvey también era pelirrojo y tenía un amigo llamado Goober, que era muy similar a Judghead, y dos chicas que siempre estaban cerca suyo.

Raquel, una versión afeada de Betty y Raven una morocha de familia de clase alta que era literalmente igual a Verónica.

De hecho la ilustración del personaje era idéntica con la diferencia que tenía otro nombre.

Creo que el único motivo por el que Marvel no recibió una demanda de plagio es que estas revistas no afectaron en absoluto las ventas de Archie Comics y sus artistas también estuvieron involucrados en estos proyectos.

Stan Lee fue un genio a la hora de brindar conceptos innovadores en el género de superhéroes pero sus guiones no eran muy buenos y en el caso de esta revista las historias resultaron terribles.

Harvey no tenía personalidad y sus enredos eran tontos y carecían de gracia. Tampoco ayudó que sus amigos fueran clones de los amigos de Archie.

La historieta se canceló luego de seis números que se publicó con interrupciones entre 1970 y 1972.

El problema con estos proyectos fallidos es que no se concibieron para brindarle una propuesta diferente al público de Archie, sino que copiaban ese cómic con personajes olvidables.

Eventualmente en Marvel y DC entendieron que no podían competir con las revistas del pelirrojo de esta manera y se enfocaron en el género de superhéroes que eran el campo que dominaban sin problemas.

Este años los eternos adolescentes de Riverdale cumplieron su 75 aniversario de vigencia y siguen más sólido que nunca, mientras que Binky, Harvey y Debbi quedaron enterrados en el olvido.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: