The Best of Times (1986)

Además de protagonizar Rescate en el barrio chino, en 1986 apareció en una muy buena comedia deportiva que quedó en el olvido en su filmografía.

Probablemente porque no fue un gran suceso comercial.

En esta oportunidad trabajó junto a Robin Williams con quien formó una excelente dupla humorística.

The Best of Times se desarrolla en la pequeña ciudad de Taft, en el condado de Kern, cuya población no supera los seis mil habitantes.

Jack Dundee ( Williams) trabaja en el banco de la esa localidad que pertenece a su suegro millonario. Aunque a diferencia de muchos de sus vecinos lleva una vida acomodada, su vida es miserable por un error que cometió en su juventud.

En la final del fútbol americana colegial el equipo de Taft perdió ante sus clásicos rivales de Bakersfield de un modo humillante. Cuando el quaterback estrella, Reno Hightower (Russell) le hizo un paso perfecto a Jack para que anotara un touchdown, él soltó la pelota y su vida quedó sentenciada por ese momento.

En el pueblo es recordado como el idiota que soltó la pelota y con el paso de los años nunca pudo superar ese error.

Jack, quien ahora está casado y tiene una hija adolescente, divide su tiempo entre un trabajo aburrido que no lo satisface y una prostituta a la que le paga únicamente para contarle sus problemas.

La vida de Reno no es más satisfactoria. Su matrimonio está al borde del divorcio y trabaja en el pueblo como mecánico, ya que su carrera deportiva se vio frustrada debido a una lesión que recibió en la rodilla durante la famosa final de fútbol.

Una día a Jack se le ocurre organizar una revancha con el equipo de Bakersfield y lo convence a Reno de participar en el partido a cambio de resolver las deudas de su hipoteca con el banco

best-of-times

Roger Spottiswoode, quien más tarde filmaría El mañana nunca muere, entre otros filmes de acción, acá brindó una comedia muy entretenida sobre dos amigos que intentan encaminar sus vidas a través de un partido de fútbol.

El guión fue escrito por Ron Shelton, responsable de otras comedias deportivas como La bella y el campeón (1988), Los blancos no saben saltar (1992), Cobb (1994) y Tin Cup (1996).

Algo muy interesante de esta película es que describe la vida cotidiana de esos pueblos rurales de los Estados Unidos, que a mediados de los ´80 había sido destruidos por la economía de Ronald Reagan.

Dentro de ese marco el partido que organiza el protagonista  se convierte en un símbolo de esperanza para el pueblo y un modo de recuperar la gloria del pasado.

También está muy presente la amenaza nuclear de la Guerra Fría con Rusia, que por aquellos años aparecía como referencia en numerosas películas.

Sin embargo, más allá de estas cuestiones, el principal gancho de este film pasa por la dupla que forman Russell y Williams que tienen momentos excelentes.

Hay una escena en especial, donde los protagonistas intentan ver un partido de fútbol a escondidas mientras cenan con sus esposas que es brillante por la manera en que está construida.

La química que se gestó entre los dos y el dominio de la comedia es lo que hizo que una historia que en principio parece algo tonta resultara tan divertida.

The Best of Times en esencia es la historia de un hombre que intenta encontrar paz consigo mismo al lidiar con un error que cometió en su vida.

Lamentablemente en el momento de su estreno la película enfrentó una fuerte competencia y terminó opacada en los cines por Hanna y sus hermanas (Woody Allen), Down and Out in Beverly Hill (Bette Midler) y Fuerza Delta, con Chuck Norris.

En años posteriores cobró más notoriedad con las emisiones en televisión, aunque en la actualidad es una producción difícil de encontrar.

No obstante, se puede conseguir con facilidad en internet y es una gran recomendación para disfrutar de Kurt Russell en una gran dupla junto a Robin Williams.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*