El Rey Arturo (1979)

: Episodio 17

El que sabe la verdad
El que sabe cómo actuar
es Rey Arturo.
El que tiene la bondad
El que lucha por la paz
el Rey es él.
Con su espada va a luchar
y la corte va a ayudar
al Rey Arturo.
Pronto se reunirán
en la mesa sin final
con el mejor
con el Rey Arturo su señor.

Obra maestra del mito artúrico en los medios audiovisuales que la animación japonesa brindó en 1979.

Una serie memorable que puso fin a una década de experimentación con esta temática, donde la leyenda se trabajó desde diferentes enfoques.

Este es un capítulo especial dentro de este informe, ya que finalmente llegó el momento de referirme a la obra que me hizo fan del mundo de Camelot y me acercó estos personajes cuando era chico.

Dentro de las numerosas series animadas de televisión que vi en ese momento el Rey Arturo de los estudios Toei siempre se destacó entre mis propuestas más queridas y fue la responsable que luego explorara la leyenda en la literatura y el cine.

Esta producción contó la dirección de uno de los realizadores más destacados del animé como Tomaharu Katsumata, quien fue responsable de clásicos inolvidables como Mazinger, Capitán Futuro, Fist of the North Star, la saga de Hades de Caballeros del Zodíaco y Cutie Honey, uno de los primeros antecedentes en 1973 de lo que sería el subgénero de las Magical Girls en décadas posteriores.

La serie del Rey Arturo fue fantástica porque tomó numerosos elementos del mito de Camelot para trabajarlos en una historia original que no copiaba a ningún antecedente realizado en la televisión o el cine.

Por consiguiente, el espectador tenía la posibilidad de disfrutar un tratamiento diferente de un cuento conocido.

el_rey_arturo__

La serie comienza cuando Arturo es un bebé y su padre el Rey Uther gobierna de manera pacífica Camelot.

Sin embargo el Rey Lavik, otro monarca que tiene poder en Inglaterra, no acepta el gobierno de Uther y desea derrocarlo. Con la ayuda de una hechicera llamada Medessa (personaje inspirado en Morgana), Lavi organiza un asalto a Camelot y asesina a los reyes.

logra salvar al pequeño Arturo del incendio del castillo, a quien pone en custodia de Héctor, un caballero retirado.

Años después el chico, que ahora es un adolescente, asiste con su padrastro a una reunión en la que varios reyes intentan extraer una espada sagrada de una piedra. El hombre que lo consiga está destinado a convertirse en el soberano de Inglaterra.

Para sorpresa de todo el mundo el único que logra quitar la espada de la piedra es Arturo, quien en ese momento se convierte en el futuro rey de los ingleses y descubre su verdadera identidad.

Para derrotar a Lavik y la hechicera Medessa, el protagonista emprende una travesía, por orden de Merlín, para buscar un escudo santo que le permitirá acabar con sus enemigos y reinar en Camelot.

En el camino el príncipe se encuentra con otros jóvenes caballeros como Lancelot, Tristán, Perceval y Galahad, quienes más tarde se convertirán en los pilares de la famosa Mesa Redonda.

El grupo tiene numerosas aventuras mientras ayudan a los desprotegidos y debilitan el poder de Lavik.

Algo genial de esta interpretación es que Arturo y sus caballeros funcionan como una banda de rebeldes, muy similar a la que tenía Robin Hood.

La calidad de los guiones es brillante y la serie fusionó a la perfección la aventura con el contenido dramático que le daba mayor profundidad a los personajes.

La historia del pequeño Galahad con su madre en el quinto episodio es muy emotiva y le dio una complejidad  a la serie que era imposible de encontrar en las series animadas occidentales de los años ´70.

En lo referido a los aspectos técnico nos referimos a una serie de Toei.

Es decir que el nivel de la animación es tan brillante que pasaron más de 30 años y las belleza de los paisajes y la ejecución de las escenas de acción sigue siendo espectaculares.

Rey Arturo es una de las más grandes producciones que se hicieron con esta temática y no es casualidad que con el paso del tiempo se convirtiera en un clásico del género.

La serie se transmitió originalmente entre septiembre de 1979 y marzo de 1980 y constó de 30 episodios.

Esta primera entrega es fácil de conseguir en internet y dvd y recomiendo que la busquen si no la conocían.

En 1980 se hizo una continuación titulada Arturo: El príncipe del caballo blanco que tuvo 22 episodios y es más difícil de conseguir.

Mucho países en su momento emitieron las dos series juntas como una historia de 52 episodios, sin embargo la primera entrega resultó la más popular de todas.

En latinoamérica este dibujo animado fue muy popular en los años ´80 y mucho de nosotros la recordamos por la inolvidable canción del Capitán Memo Aguirre, quien compuso este fantástico tema que le hacía justicia a la serie y superó a las canciones originales japonesas.

La letra al menos era mucho más simpática y tenía una melodía muy pegadiza.

 

 

5 Comments on El Rey Arturo (1979)

  1. Genial serie!! Aunque fanatico del anime como soy no es la serie animada q mas recuerdo de Arturo. No me voy a adelantar porque seguro va a llegar. 😉

    Hablando de anime, Record of Loddos War es suficientemente arturica para entrar en la lista?

  2. Loddos obviamente se nutre del mito artúrico pero entra en este informe al no centrarse en esta temática. De todos modos me diste la idea para hacer una nota aparte.:)

  3. Que buenas series en lo tecnico hacia Toei hace decadas! Lamentablemente en la actualidad la calidad ha decaido mucho en su animacion. Es cuestion ver las burlas que le hacen a algunas tomas de Dragon Ball Super.

  4. Hola Hugo, siempre te leo, y me son interesantes tus notas, es la primera ves que te escribo, te quería consultar si en la retrospectiva de Camelot ibas a nombrar “Lancelot del lago” 1974 de Robert Bresson.

  5. Darío! Gracias por este comentario! La tenía anotada en la grilla del informe y la pasé por alto. Venía originalmente después de la serie Arturo de Bretaña, de 1972, y salté por error a 1975 con la película de Monty Python. Si no comentabas la hubiera olvidado porque seguía de largo. Esta semana la incluyo antes de avanzar en la década del ´80.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: