Un astronauta en la corte del Rey Arturo (1979)

: Episodio 16

En esta oportunidad el Disney olvidado se fusiona con la retrospectiva Camelot para recordar una divertida comedia que trabajó este tema a fines de los años ´70.

A raíz del 90 aniversario de la publicación de Un yankee en la corte del Rey Arturo, de Mark Twain, el estudio Disney decidió realizar en 1979 una adaptación moderna de la clásica novela.

Debemos recordar que por entonces el surgimiento de Star Wars, dos años atrás, había impulsado nuevamente la ciencia ficción en la cultura popular y cualquier historia que estuviera relacionada con naves especiales convocaba público en los cines.

En esta producción tomaron la historia clásica de Twain y la trabajaron con un enfoque más orientado a la ciencia ficción.

Dennis Dugan, quien décadas más tarde se convertiría en el director de todas las comedias famosas de Adam Sandler, interpreta a un astronauta que es enviado al espacio en una misión de exploración.

Mientras la nave se aleja del planeta Tierra se produce un accidente y el protagonista termina transportado al siglo 6 en Inglaterra , durante el reinado de Arturo.

Gracias a la herramientas avanzadas que quedaron en la nave, el astronauta se convierte en una figura poderosa de Camelot y ayuda a evitar el derrocamiento del rey.

unidentified-flying-oddball-03-1

Esta producción, que se conoció con el título de Unidentified Flying Oddball y en algunos países como The Spaceman and King Arthur, se desarrolló a través de la comedia de enredos y quedó en el recuerdo por dos características muy especiales.

En primer lugar esta es la única película relacionada con el mito artúrico donde Merlín tiene el rol de villano. Algo muy loco que no volvió a repetirse. En este caso el famoso mago es el aliado principal de Mordred, quien intenta derrocar a Arturo del trono de Camelot.

En la novela original de Twain, Merlín era retratado como un charlatán y se convertía en un antagonista del protagonista que venía del futuro. Sin embargo en esta película lo convirtieron en un villano más clásico que conspira contra el rey y desea ver muerto a Arturo.

La otra particularidad del film tiene que ver con los guiños no tan sutiles destinados al público adulto.

Una astronauta en la corte del Rey Arturo en la actualidad es recordada por ser la única película del estudio donde se mostró una revista Playboy en la trama.

En esta producción no sólo se mencionaba la revista sino que además se mostraba la portada de un ejemplar. Por alguna razón nadie objetó esta cuestión en el estudio y los realizadores lograron que la escena quedara en el corte para cines.

No es un dato menor que el film fue producido por Ron Miller, quien fue responsable de impulsar todas las producciones jugadas de la compañía en los años ´80.

Antes de convertirse en presidente del estudio, sus trabajos como productor rompían los convencionalismos del cine tradicional de Disney.

Un astronauta en la corte del Rey Arturo quedó en el olvido con el paso del tiempo pero en la actualidad se la puede conseguir con facilidad en internet.

En una década marcada por la experimentación del mito artúrico en el cine y la televisión, los años ´70 concluirían con una auténtica obra maestra de esta temática que reseñaré en el próximo capítulo.

Acá pueden ver un avance de Un astronauta en la corte del Rey Arturo.

 

 

1 Comentario

  1. “Mientras la nave se aleja del planeta Tierra se produce un accidente y el protagonista termina transportado al siglo 6 en Inglaterra , durante el reinado de Arturo.” …Es muy El Planeta de los Simios esa sinopsis 🙂

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*