El Disney olvidado: Episodio 10

Hoy: Las aventuras de Huck Finn (1993).

HuckleberryFinnNo deja de ser increíble que en pleno siglo 21 y a 135 años de su primera publicación, la novela de Mark Twain, Las aventuras de Huckleberry Finn, siga generando polémica en los Estados Unidos.

En el último tiempo  se conocieron muchos casos de escuelas de ese país donde la novela fue prohibida y retirada de las bibliotecas debido a su contenido racista.

El reiterado uso del término “nigger” para referirse de manera despectiva a los negros es lo que generó este tipo de medidas.

Inclusive en las ediciones recientes de la novela la palabra “nigger” fue remplazada por “esclavo”, algo que generó las protestas de otros docentes e historiadores que entienden que el libro no debería ser modificado, ya que impide estudiar en profundidad en conflicto del racismo que trabajaba Twain.

Cualquiera que haya leído Huckleberry Finn sabe que en realidad la novela se destaca por su mensaje anti-racista y el término “nigger” está trabajado dentro de un contexto histórico y social.

La trama se centra en las aventuras que viven Huck y un esclavo negro llamado Jim que es buscado por la justicia por un crimen que no cometió.

Juntos comparten muchas experiencias que terminan por cambiar los conceptos que Huck tenía sobre los negros y que le habían inculcado de chico.

Una novela extraordinaria que representó la continuación de Las aventuras de Tom Sawyer.

En 1993, cuando Disney decidió revivir esta propuesta para una nueva generación, Huck ya contaba con 13 películas, sin mencionar las series de televisión (incluido un animé) y las participaciones del personaje en los filmes de Tom Sawyer.

Para este proyecto el estudio delegó la dirección en un cineasta independiente llamado Stephen Sommers, quien había generado atención en 1989 con su ópera prima, Catch Me If You Can.

Por medio de este trabajo entró en la industria de Hollywood y luego hizo películas populares como La momia 1 y 2, El Libro de la selva y la primera entrega de G.I.Joe.

imagesEn lo personal considero a Sommers un muy buen director que no siempre supo encontrar los proyectos adecuados para destacarse, pero tiene buenas producciones en su filmografía y maneja muy bien el género de la aventura y la acción.

El rol principal en este caso quedó a caro de Elijah Wood a quien el crítico Rogert Ebert en su momento llegó a describir como “el mejor niño actor en la historia del cine”.

Cuando era chico tenía un carisma especial y todas las interpretaciones que brindó en esa etapa de sus vida fueron realmente extraordinarias.

Wood la rompió como Huck Finn y esa es una de las razones por la que esta película sobresale como la mejor adaptación de la novela.

Los puristas de Twain la criticaron en sus momento por las libertades que se había tomado Sommers en el guión, pero no es un motivo válido para destruir este film.

Si bien es verdad que esta versión no presenta una adaptación literal del libro de Twain, el director retrató los momentos más famosos y recordados de esta historia.

El núcleo del conflicto no se distorsionó y además lo tuvo a Elijah Wood, quien capturó el espíritu de Huck como no lo había hecho ningún otro actor en las versiones anteriores.

El rol del negro Jim estuvo a cargo de otro buen artista como Courtney V.Bance, quien previamente había aparecido en La caza del Octubre Rojo y el film bélico, La colina de la hamburguesa.

Otras figuras conocidas del reparto fueron Ron Perlman (como el padre de Huck), Robbie Coltrane, Jason Robards y una desconocida Anne Heche, quien debutó en el cine con esta película.

Un aspecto muy interesante de esta versión de Huck Finn es que Stephen Sommers no distorsionó el personaje de Mark Twain para adaptarlo al cine tradicional de Disney.

El film comenzaba con una pelea bastante violenta entre niños y luego se lo veía al protagonista matar animales y disparar armas de fuego. Una serie de  situaciones muy atípicas para tratarse de una producción de esta compañía.

Uno de los momentos más dramáticos de libro, cuando asesinan a Bob Grandford, un niño de una familia aristocrática con la que Huck llega a entablar una amistad, también se incluyó en esta película y la escena en que Finn llora la muerte del chico es muy emotiva.

Por eso me parece que los fanáticos de Twain se sentaron a ver este film para buscarle la quinta pata al gato y se perdieron de disfrutar la aventura que proponía el director.

Una película que tuvo un reparto fabuloso y además se destacó por la música de Bill Conti.

En el momento de su estreno Las aventuras de Huck Finn resultó un gran éxito comercial para Disney y además obtuvo muy buenas reseñas a nivel internacional.

Una gran propuesta de Disney de los años ´90 que ya no se emite por la tele y merece su recomendación.

2 Comments on El Disney olvidado: Episodio 10

  1. No la tenía a esta peli de Elijah “Frodo” Wood. Le tengo un cariño muy especial a este actor porque da la casualidad que en sus películas siempre tenía más o menos la misma edad que yo al momento de verlas. Cuando era chica siempre veía una en la que está chiquito que creo que le quieren buscar padres o algo así, y así con la mayoría de sus pelis. Siento como que fuimos creciendo juntos y no es una conexión que se pueda tener con todos los actores que uno ve.
    Saludos!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: