El Disney olvidado: Episodio 5

f9fdd75a6f71b67cf0cf5948318171c8e8834e4bHoy: Freaky Friday (1976).

Una de las grandes propuestas live action de Disney que tuvo una enorme influencia en muchas comedias clásicas de los años ´80.

La película además representó un trabajo clave en la carrera de Jodie Foster.

1976 fue un año muy importante para ella, ya que estrenó cinco películas que le permitieron conseguir una transición exitosa entre los roles infantiles y los papeles más maduros.

En ese momento era una de las estrellas juveniles más populares de Hollywood y los estudios se peleaban por tenerla en sus producciones.

George Lucas la había elegido originalmente para el papel de la princesa Leia en Star Wars, que en la primera versión del guión era mucho más joven.

Sin embargo la madre de Jodie, que manejaba su carrera, decidió rechazar la oferta porque eso significaba romper el contrato que había firmado con Disney, el estudio que le había dado a la actriz la gran oportunidad en la pantalla grande.

Foster si bien trabajaba en Hollywood desde los seis años empezó a llamar la atención con los filmes de aventuras de Disney, Napoleón y Samantha (1972) y One Little Indian (1973).

También se destacó en la adaptación musical de Tom Sawyer (1973) en el rol de Becky Thatcher.

Las cinco películas que hizo en 1976 fueron muy importantes para ella porque la alejaron de los roles infantiles.

En un período de 12 meses fue parte de excelentes filmes como Echoes of Summer (donde interpretaba a una joven que padecía una enfermedad terminal), Taxi Driver (en el rol de una prostituta preadolescente), el musical Bugsy Malone (Alan Parker), el intenso thriller The Little Girl Who Lives Down The Lane y Freaky Friday.

Gracias a estas elecciones la actriz pudo acceder a papeles más maduros, algo que suele ser muy complicado para muchas estrellas infantiles, ya que al crecer a veces los estudios pierden interés en los artistas infantiles.

 freakyFreaky Friday fue una comedia muy original que estuvo basada en la novela homónima de Mary Rodgers.

Jodie interpreta a Annabelle, una chica de 13 años que tiene una relación muy conflictiva con su madre Ellen.

Una mañana de viernes 13 se produce un hecho muy particular. Cada una de las protagonistas desean al mismo tiempo experimentar la vida de la otra y sus almas cambian de cuerpo por un día.

Anabelle pasa tener el cuerpo de su madre y Ellen el de su hija adolescente.

Este hecho genera una serie de enredos muy divertidos que contribuyen a cambiar la relación que tenían los dos personajes hasta el momento de ese extraño suceso.

Barbara Harris (Peggy Sue, su pasado la espera) interpretó a la madre de la familia Andrews y John Astin, el recordado Homero, de Los Locos Addams, encarnó a su esposo.

Otra figura conocida del reparto fue Marc McClure, quien luego interpretaría a Jimmy Olsen en Superman.

Este film de Disney además de presentar una historia muy original trascendió por el trabajo de las dos protagonistas que fue increíble.

Barbara Harris y Jodie Foster se robaron la película por el dominio que presentaron de la comedia física.

El personaje de Annabelle a lo largo del día descubre que las responsabilidades de los adultos son complicadas y su madre termina por comprender que tampoco es fácil la vida de los adolescentes.

El director Gary Nelson, quien luego hizo otra joya de Disney como El agujero negro (1979) brindó una excelente comedia de enredos que con el paso del tiempo se convirtió en un clásico de esta compañía.

El suceso de este film luego derivó en que los estudios de Hollywood brindaran propuestas muy parecidas durante los años ´80.

Recordemos algunas.

 HAY UNA CHICA EN MI CUERPO (1984).

Tremenda comedia de Steve Martin junto a Lily Tomlin que se convirtió en uno de los filmes más populares de su carrera.

En este caso el alma de una millonaria se trasladaba al cuerpo de un hombre.

Peliculón.

DE TAL PALO, TAL ASTILLA (1987).

Este film fue prácticamente una remake clandestina de Freaky Friday y presentaba una historia similar con personajes masculinos.

La comedia estuvo protagonizada por Dudley Moore, uno de los grandes comediantes de aquellos días y Kirk Cameron, quien ya era conocido por la serie de televisión Growin Pains.

QUISIERA SER GRANDE (1988).

En este caso trabajaron la temática con un enfoque diferente donde un joven preadolescente se convertía en un hombre mayor.

Una de las grandes interpretaciones de Tom Hanks que también se convirtió en un clásico.

VICEVERSA (1988).

Otra vez la misma historia de Freaky Friday trabajada con personajes masculinos entre padre e hijo.

En su momento fue una comedia muy popular en video y brindó buenas actuaciones de Judge Reinhold (Un detective suelto en Hollywood) y Fred Savage.

Los dos protagonistas están muy bien en este film.

18 OTRA VEZ (1988).

Un clásico del cable que representó la tercera película sobre la misma temática estrenada en 1988.

En este caso George Burns, un gran comediante norteamericano, interpretaba a un hombre moribundo de 81 años, cuya alma se trasladaba al cuerpo de un joven de 18 años.

La gracia del film es que el pibe luego actuaba como un experimentado adulto de los años ´20.

Burns falleció en 1996 a los 100 años.

HECHIZO DE UN BESO (1992).

Esta es una de mis favoritas de esta temática y brindó una muy buena comedia romántica con excelentes trabajos de Meg Ryan y Alec Baldwin.

En esta producción le dieron un giro distinto al concepto de Freaky Friday.

Hay otras películas similares que se hicieron años después con el mismo tema pero estas fueron algunas de las más populares.

El éxito de Freaky Friday generó que Disney produjera dos remakes, una para la tele en 1995 y la segunda para el cine en el 2003, que protagonizaron Jamie Lee Curtis y Lindsay Lohan.

La mejor de las tres para mí es la primera y si nunca la vieron recomiendo que la busquen ya que es una gran comedia.

El avance.

2 Comentarios

  1. Te hago una pequeña correción Hugo. En el caso de la película de Burns, el era el abuelo del pibe de 18 y en el cumpleaños de 81 del viejo, pedía tener 18 de nuevo y luego por un accidente de auto, ambos intercambian cuerpos. El viejo queda en coma y el pibe actua como el adulto de los años ’20. Y creo que los dos personajes tienen el mismo nombre, creo.

Comentarios cerrados.