Beyond Outrage

BELa última película de .

Beyond Outrage o Takeshi buscó el billete en la taquilla es el más reciente trabajo del realizador japonés que representa la continuación del film Outrage, estrenado en el 2010.

Después de hacer una serie de películas experimentales y autobiográficas que en Japón sólo vieron los críticos de cine en festivales, Kitano volvió a capturar la atención del público con estas nueva saga de mafiosos.

Aparentemente a los espectadores asiáticos no les interesa demasiado ver a Kitano en dramas reflexivos y lo disfrutan más en las historias de gángsters.

En el 2010 Outrage se convirtió en una de las producciones más taquilleras de su carrera.

Aunque el artista nunca planeó hacer una continuación, los productores lo convencieron para que filmara la segunda parte, debido al enorme éxito que tuvo la entrega anterior.

En Beyond Outrage Kitano presentó su proyecto más comercial hasta la fecha, donde se nota que su intención principal fue hacer un poco de dinero con una propuesta de este tipo.

Algo que no está para nada mal, ya que el film es un muy buen thriller de gángsters que ofrece un producto de calidad impecablemente realizado.

Sin embargo, no es una película que dentro de este género quede en el recuerdo entre los grandes clásicos del director como Violent Cop o Sonatine.

La trama se centra en una operación de la policía japonesa para terminar con dos grupos poderosos de la Yakuza al fomentar una guerra entre ellos.

Kitano recién aparece en escena a los 40 minutos de haberse iniciado el film y tiene un rol importante en el clímax del conflicto.

outrageEn la película del 2010 el director había explorado las diferencias culturales entre los gángsters jóvenes de la actualidad y los veteranos de la vieja escuela que tenían códigos diferente.

Beyond Outrage retrata el mundo de la Yakuza a un nivel macro donde se describe el papel que juega la política y la economía en el crimen organizado del siglo 21.

Obviamente mientras el director desarrolla este tema se desata una carnicería donde mueren numerosos personajes.

Si bien me gustó este film y lo disfruté mucho debo destacar que la primera entrega me pareció superior.

Outrage tiene mucho más suspenso y la historia era genial. Una discusión tonta entre dos mafiosos derivaba en una guerra sangrienta entre dos familias importantes de la Yakuza.

La desventaja que tiene Beyond Outrage para mí es que la trama recién se pone interesante cuando entra en escena Takeshi y lamentablemente su personaje se hace esperar en el conflicto.

Ahora bien, una vez que el gángster Otomo interviene en la historia, el film presenta algunos momentos fabulosos. Muy especialmente en materia de acción.

La escena en que unos mafiosos intentan matar en un ascensor a Kitano califica entre los mejores momentos de esta propuesta. El suspenso con el que el director construye ese momento es fantástico.

Obviamente en este proyecto Takeshi  continuó con su campaña de torturas y ejecuciones bizarras donde se presentan todo tipo de métodos desquiciados para matar gente.

Si el público japonés le pedía al director hamburguesas con papa fritas, en este trabajo Kitano brindó un delicioso plato que no dejará a nadie insatisfecho.

Beyond Outrage tal vez no sea recordada entre sus grandes clásicos del género pero es un buen thriller policial que se disfruta a pleno.

Debo mencionar que el film resultó otro suceso comercial que superó la recaudación de la primera parte y los productores ya le pidieron al director que haga una tercera entrega para concluir la serie.

El avance.