Outrage: Un film de Takeshi Kitano

outrage-cartel2Outrage representó en el 2010 el regreso de a las historias de gángsters, luego de hacer una trilogía de filmes

La última película del artista japonés que funcionó a nivel comercial fue su interpretación de Zatoichi en el 2003.experimentales donde trabajó con el surrealismo.

En los años siguientes se concentró en una trilogía de historias autobiográficas conformada por Takeshi´s (2005), Glory to the Filmaker! (2007) y Achilles and the Tortoise (2009).

Estos últimos trabajos fueron filmes más intimistas que se exhibieron en festivales de cine y no lograron tener una gran distribución internacional.

En Argentina las películas más conocidas de Kitano se estrenaron en los cines. Outrage lamentablemente no la compró ninguna distribuidora.

Un proyecto que significó su regreso a las  historias de la Yakuza. La película no fue muy bien recibida por la crítica, pero se convirtió en un gran éxito comercial en Japón que derivó en la realización de una nueva trilogía.

Quedó claro, al menos en los países de Oriente, que el público prefiere ver a Kitano en estos roles. Cuando intentó hacer algo distinto, como fueron sus historias autobiográficas, esas producciones no convocaron gente a los cines.

Una particularidad de Outrage es que Kitano primero escribió las escenas de acción y después creó un conflicto en base a esas situaciones.

La trama es muy sencilla y se centra en la guerra que se desata entre dos clanes mafiosos por el control de varios negocios sucios de Tokio.

Un elemento muy interesante del argumento es que el conflicto se inicia por una estupidez.

Un hombre pasa una noche en un club nocturno y cuando le traen la cuenta se da cuenta que no le alcanza la plata que tiene en su billetera para cubrir los gastos. Los mafiosos que manejan el lugar lo maltratan sin saber que el cliente pertenece a otro clan de gángsters que operan en la ciudad.

Un problema que se podía haber arreglado con un llamado telefónico entre los jefes de la Yakuza se convierte en una guerra sangrienta que tiene como objetivo el control absoluto de Tokio.

El ego desmedido y la intolerancia de los gángsters deriva en un masacre sin sentido que se podía haber evitado y ese es uno de los puntos más interesantes de la trama.

También está muy bien trabajado el choque cultural que se produce entre los mafiosos de la vieja guardia y los más jóvenes que ya no respetan los códigos y la viejas tradiciones de la mafia japonesa.

outrgaeEn ese sentido, Outrage está mucho más cerca de los filmes de Johnnie To, como Election, que las películas previas de Kitano relacionadas con este tema.

Lejos de glorificar a los mafiosos japoneses, el director retrata a estos personajes como series mediocres que tienen vidas mundanas y aburridas.

La violencia y esa necesidad constante de buscar la aniquilación de los grupos rivales es lo que otorga cierta emoción a la vida vacía de afectos y proyectos que tienen estos criminales.

En el fondo son marionetas de sus jefes y a través de la brutalidad y la prepotencia con la que se expresan descargan esa frustración que tienen contenida.

Más allá de estos aspectos dramáticos, Kitano tampoco se toma todo tan serio y brinda algunos momentos de humor absurdo fabulosos que ayudan a descomprimir la tensión de la trama.

Otomo, su personaje en este film, es un gángster de la vieja escuela que tiene problemas para adaptarse a los tiempos modernos donde los antiguos códigos de la Yakuza son obsoletos.

Desde la realización la película es impecable y el director logra que el conflicto sea atrapante desde las primeras escenas.

En materia de acción Outrage tiene escenas de violencia extrema que no son aptas para estómagos sensibles. Es claro que Takeshi volvió al género inspirado y creó distintos tipos de ejecuciones que son impactantes. Es notable la cantidad de métodos creativos que tienen los mafiosos japoneses para matar una persona.

Recomiendo que los espectadores que tengan fobia al dentista se mantengan alejados de esta película, ya que hay una escena muy perturbadora donde Otomo utiliza de una manera especial el torno del médico. Cuando la vean se van a acordar de este comentario.

Lo cierto es que Outrage fue recibida muy bien en los cines y los productores terminaron por convencer a Kitano de hacer una trilogía con estos personajes.

La segunda entrega (que reseñaré en un par de semanas) se estrenó en el 2012 y a diferencia de la primera parte resultó aclamada por la crítica internacional.

Algo desconcertante, ya que la película sigue la misma línea de la primera entrega. No es que Kitano hizo algo radicalmente distinto.

La verdad que si te gusta el cine de Kitano es imposible que no disfrutes Outrage.

El propio Takeshi expresó en una entrevista que su única intención con este proyecto era brindarle al público una propuesta entretenida con gánsters y creo que lo consiguió.

Si te gusta el género es una opción que recomiendo conseguir.

El avance.

2 Comments on Outrage: Un film de Takeshi Kitano

  1. aca la compre como “La venganza del yakuza” (aca los que hacen las tapas de las pelis siempre mandan fruta con eso!) pero la tengo en mi coleccion y todavia no la vi, hoy le voy a dar una ojeada, mas alla de algunos bodrios en su filmografia como lo fue “flores de fuego” (al menos para mi lo fue) Kitano siempre es sinonimo de calidad,como en “zatoichi”.
    Saludos!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: