Napoli violenta

 

kA mediado de los años ´70 cualquier película que llevara en el título el nombre de una ciudad italiana seguido de la palabra “violenta” era un éxito de taquilla asegurado.

Por eso también se hicieron Milano violenta y Torino violenta, entre otras.

Napoli Violenta representó en 1976 el regreso a los cines del implacable Comisario Betti, interpretado por Maurizio Merli, que previamente había aparecido en Roma violenta.

En esta ocasión la versión italiana de Harry, el sucio se trasladó a Nápoles donde tuvo que lidiar con enemigos diferentes.

En esta historia Betti no se enfrenta a delincuente comunes, sino a toda una organización mafiosa.

Esta producción fue dirigida por Umberto Lenzi, quien para entonces ya se había destacado como el gran realizador de este subgénero.

Esta película es muy interesante por la manera en que el cineasta logró convertir a la ciudad de Nápoles y su cultura en un protagonista más de la trama.

Ya de movida el film  comienza con la potente banda sonora de Franco Micalizzi, uno de los más grandes compositores del cine italiano, que presenta una melodía de thriller policial con ritmo de tarantela que sería muy recordada en los años siguientes.

Para entonces Lenzi ya la tenía clarísima con el y presentaban filmes de este estilo que no daban respiro.

En este caso el público ya conocía al Comisario Betti entonces el director no perdía el tiempo con tantas introducciones.

Sabía como capturar la atención del espectador con su narración y creaba filmes que eran muy atractivos por el suspenso que tenía el conflicto y las zarpadas secuencias de acción.

Si te aburrís con una película como Napoli Violenta entonces este género no es lo tuyo.

nap

“La misma historia de siempre. Violencia y mas violencia y Nápoles es especialista en ella”.

Esa es un contundente frase que en un momento expresa uno de los personajes y retrata con mucha precisión el momento que vivía la cultura de esa sociedad por aquellos días.

Al margen de los hechos delictivos comunes, las noticias de ejecuciones de mafiosos y guerra de bandas eran hechos constantes para los habitantes de esa localidad, que Lenzi supo capturar muy bien en este trabajo.

En este film hay escenas memorables que hicieron historia en este subgénero.

Una persecución en moto por los barrios comerciales de Nápoles que es soberbia, el enfrentamiento del héroe con un gángster en un tranvía y la bizarra ejecución de un traidor de la Mafia, donde el vilano principal utiliza una cancha de bowling como instrumento de tortura, en una escena de antología.

Son esos momentos que sólo podés encontrar en un trabajo de Umberto Lenzi.

Cabe destacar el desempeño físico de Maurizio Merli, quien solía hacer sus propias escenas de riesgo, donde el director con su cámara se encargaba de mostrar claramente que el actor no usaba dobles.

Napoli violenta es recordada por haber incluido en su reparto a dos actores conocidos de Hollywood como Barry Sullivan (The Bad and the Beautiful) y John Saxon (Operación Dragón, Pesadilla), quienes llegaron  a destacarse en sus papeles.

Muy especialmente Sullivan en rol de jefe de la Mafia.

Acción y pura adrenalina, cortesía de Umberto Lenzi y Maurizio Merli.

Esta película se consigue también con los títulos de Sudden Justice, Death Dealers, Violent Protection y Violent Naples.

El avance original en inglés.

A %d blogueros les gusta esto: