Reseña de The Sea Beast

Publicidad

Calificación: B

Hace unos días estrenó The Sea Beast, el nuevo trabajo de Chris Williams, un veterano artista de que en el pasado se desempeñó como co-director de Bolt, Moana y Big Heroe 6.

En esta oportunidad lideró una ambiciosa producción realizada por Imageworks que reunió al staff técnico que fue parte de Spiderman: Into the Spiderverse, Luvia de hamburguesas y Hotel Transylvanya.

Me dejó con ciertos sentimientos encontrados esta propuesta que me pareció fantástica en lo referido a la puesta en escena y una decepción en el terreno argumental.

La apertura del film es excelente y presenta una gran secuencia de acción que introduce a las bestias marinas y a uno de los personajes principales, el marino Jacob, interpretado en la versión en inglés por Karl Urban.

El público adulto más cinéfilo notará enseguida las referencias a los clásicos de aventuras de Hollywood , como The Sea Beast (la primera adaptación de Moby Dick con John Barrymore) y las historias de piratas con Errol Flynn.

Toda la recreación de los barcos y el período histórico al que nos transporta la película está muy bien lograda en términos visuales e inclusive las bestias gigantes resultan más intimidantes que todos los dinosaurios de la última entrega de Jurassic World.

Los bichos tienen sus momentos destacados y en cada oportunidad que la película se enfoca en la acción soprende con momentos de una factura técnica impecable.

No hay quejas en ese campo y los artistas de ofrecen un producto de calidad.

Lamentablemente el film luego se desinfla notablemente cuando descubrimos que la trama no es otra cosa que un robo obsceno de Cómo entrenar a tu dragón, con la diferencia que cambiaron los vikingos por piratas y los dragones por mamíferos marinos, más la adición del infumable «contenido Netflix».

No me voy a extender demasiado en esta cuestión para preservar la salud de los hipsters ultrasensibles que se angustian con mis críticas a la estupidez humana.

Además la nota sale publicada un día viernes y no quiero que terminen el fin de semana internados con una úlcera.

Para el resto de los lectores que me entienden sin la necesidad de ser tan explícito se los voy a poner en los siguientes términos.

Si le hubiera encargado un guión cinematográfico a  la familia Goode, de , este hubiera sido el resultado.

Además de presentar a la tripulación marina con mayor diversidad en la historia del género de aventuras, la trama con el desarrollo del conflicto cae en un tedioso sermón moralista sobre las prácticas colonialistas y el apego a las tradiciones.

Una debilidad que tiene The Sea Beast es que llega de manera innecesaria a las dos horas de duración, debido al exceso de escenas de díalogo que sólo tienen la finalidad de impartir su adoctrinamiento moralista y estirar sin sentido la aventura principal.

No queda claro a que tipo de público se dirige la película con estas cuestiones.

Me cuesta creer que luego de ver esta producción los niños de siete años se junten a reflexionar sobre el colonialismo y la falta de compasión que prima en la humanidad.

Probablemente se olviden enseguida de este film y cambien de canal para entrenerse con un episodio de The Loud o Los Casagrande que maneja los contenidos de diversidad con más clase y sin olvidarse de divertir a su público.

Originalmente este proyecto de Chris Williams se titulaba Jacob and the Sea Best y le daba un mayor protagonismo al rol del marino interpretado por Urban.

Sin embargo, el director tuvo que hacer algunas concesiones ante al satánico Doctor para que el film se pudiera concetar.

Por eso el título es diferente y el principal rol protagónico recae en Maisie, la infaltable niña huérfana que se expresa como una estudiante universitaria con un master en ciencias humanísticas.

No importa si la nena es nórdica, latina, asiática o africana, como heroína es insoportable y el monólogo moralista que tiene en el final representa el gran momento Familia Goode de este film.

Se percibe una intención del director de replicar en el vínculo de Jacob y Maisie la relación que tenía Moana con Maui pero en esta oportunidad no funcionó de la misma manera.

Más allá del robo a Cómo entrenar tu dragón que afecta su valoración en términos creativos,  el mismo concepto lo podían haber copiado  sin la necesidad de tanto panfleto moralista destinado a complacer a la crítica hipster.

De esta producción rescato toda la parte técnica, en especial las secuencias de acción y la inspirada banda sonora de Mark Mancina (Tarzán,Moana) que me gustó muchísimo.

Está para ver al menos una vez y aunque el argumento y los personajes luego se olviden enseguida al menos cuenta con momentos de aventura más sólidos que Lightyear. 

 

Notas relacionadas

Publicidad

7 comentarios

  1. La vi ya un par de veces con mi nene de 3 y medio pero solo los primeros 30 minutos… conmigo nunca pasó de ahi… y no por una cuestión mia, sino porque pierde el interes y se va a hacer otra cosa.

    De lo que ví me pareció muy buena técnicamente como vos bien decís Hugo.
    Si me pareció que la cara del monstruo protagonista esta afanada de chimuelo pero de lo demás no puedo decir mucho ya que no la vi completa por ahora.

    En esto de ver pelis con mi hijo nos re gustó (a mi más… jajaja) una que se llama ¨Seal Team¨ también de netflix.
    Es muy delirante y con unos guiños a los 80 que están muy bien

  2. «Satánico Doctor Netflix», jaja, diste en el clavo ahí. Tenía ciertas expectativas con The Sea Best porque el trailer era convincente. Me pareció una película que se queda a mitad de camino. La factura técnica es de una calidad indiscutible, es una pena que no se complemente con una historia mejor.

    La narración la sentí bastante apagada y desapasionada, en ese sentido los únicos personajes que despiertan verdadera simpatía son la bestia que da título al film y la pequeña criatura que se hace amiga de la niña y aparece como imagen ilustrativa en esta reseña.

    De esta película el único momento que de verdad disfruté y rescato es la primera mitad de la segunda hora, en esos 30 minutos es donde se abraza más la aventura y la emoción. El resto no corta ni pincha.

    Comparto que no genera demasiado entusiasmo la idea de volver a verla. Fantástico el soundtrack.

  3. No la voy a ver seguramente, pero queria saber Hugo si pusiste a proposito Jurassic Park o querias decir Jurassic World.

  4. La vi con mi nene de 8 años y nos gustó a ambos, aunque también hasta mi nene se dio cuenta las similitudes con Como entrenar a tu dragon. No es memorable pero tampoco está mal.

  5. Jajaja. Me sorprendiste con lo d The Loud House. Es una serie q realmente tiene ese contenido inclusivo, pero d manera armónica. Me sorprendió cuando la descubrí hace unos años. La super banco.

  6. Debo decir que no sabía de esto hasta que apareció en mi pantalla de Netflix y se nos ocurrió verla con mi nena. Me sorprendió la parte técnica, el detalle que hay en la puesta en escena y la apertura me pareció muy emocionante. Sin embargo, una lástima que a partir de la aparición de Maisie la historia pierde potencia.

    Maisie es básicamente una combinación de Lisa Simpson y Capitana Marvel, de esos personajes sabelotodo que no hacen ningún error. Al parecer su color de piel… digo la armadura de la trama … la protege de estar equivocada.

    Si bien acepto que es un mundo de fantasia y son personajes nuevos, por lo que pueden ponerle cualquier étnia, cada fotograma de varios personajes me sacaba de la inmersión y me recordaba que Netflix aquí puso el dinero. Es increible el esfuerzo que hicieron para que en la mayoría de las escenas grupales se notara toda la diversidad. Cada pirata, soldado o extra del pueblo estaba sacado de los comerciales de Benetton.

    Un par de cosas que me hicieron ruido y les faltó trabajo — Ligeros spoilers abajo —
    + Maisie viene de una familia de cazadores y al inicio es una hincha total de este equipo, pero de la nada cambia de opinión sobre los monstruos marinos. Cuando menos Jacob fue más consistente en esta cuestión y su cambio fue más gradual.
    + Dominan en un instante al monstruo marino Red. En Como Entrenar a Tu Dragón por lo menos trabajaron muy bien esta cuestión de como el protagonista se ganó la confianza de Chimuelo.

    Fuera de lo anterior, concuerdo que igualmente es disfrutable la película, para pasar el rato, pero no se puede dejar de percibir que pudo haber sido superior (sobretodo retrabajando el personaje de Maisie).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.