Reseña de Drive to Survive: Cuarta temporada

Publicidad

Si en la próxima temporada incluyen a , Michell Vailant y las seguiré viendo la de todos modos.

La cuarta temporada de Drive To Survive resultó la más castigada por la prensa especializada en automovilismo y muchos fans de la Fórmula 1debido a las l»licencias dramáticas» que se tomó el documental  a la hora de cubrir la histórica temporada del 2021.

Probablemente la más emocionante que tuvo esta categoría en muchos años con una final de campeonato que se definió en una última vuelta, entre otras situaciones intensas.

Ya me referí a esta cuestión en notas previas y lo vuelvo a repetir.

Van cuatro temporadas de esta y creo que la prensa deportiva y algunos aficionados no terminan de entender que esto no es un producto destinado a ellos.

El que entiende de estos temas y sigue las carreras de toda la vida podrá seguir otra fuentes de información y análisis que no va a encontrar en un producto de destinado al entretenimiento.

Drive to Survive está dirigido a un púiblico más general que no seguía la hasta que apareció el programa.

Hoy la competencia cuenta con una nueva camada de espectadores, en algunos medios los llaman «la generación Netflix»que no le daban bola a las carrera y las escuderías hasta el estreno del documental.

En teoría yo pertenezco al club Netflix ya que si bien seguí todas las temporadas de Ayrton Senna a fines de los ´80 y en los ´90 volví a darle bolilla a los campeonatos a partir de esta  propuesta.

Ahora bien, todas las quejas y críticas que se la hacen a la compañía son irrefutables y a esta altura en mi caso opté por quedarme con los buenos momentos que toodavía conserva la y reirme con las situaciones forzadas y los artificios.

En la cuarta temporada se acabó la sutileza y los realizadores de Netflix con total impunidad se quitaron la careta.

Si hubiera que definir el perfil del programa en una imagen sería esta.

Drive to Survive tiene una clara impronta pro Lewis Hamilton donde el campeonato se retrata como una película de héroes y villanos.

Están las escuderías nobles (Mercedes) que buscan superarse todo el tiempo en las pistas y deben lidiar con esos sucios y tramposos  sucesores de Pierre Nodoyuna rpresentados en la figura de Chrstian Horner y la escuderia Red Bull.

Max Verstappen obtuvo su primer campeonato en una temporada fantástica y como fue crítico de la serie, debido al tono en que se manipulan ciertas situaciones, lo dejan parado como el ganador de una carrera extraña y dudosa.

La escena final del último capítulo con Toto Wolff en modo donde expresa que el próximo años todos los equipos están en su mira es un ejemplo perfecto de por qué no se puede tomar el programa en serio.

Drive to Survive es una negocio fantástico para la FIA que venía de capa caída e incorporó nuevos espectadores, para las escuderías que tienen una mayor proyeccción mediática  y para la plataforma de streming que la va bárbaro con su producto.

El día que la presenté una caída en las reproducciones llegará a su fin, aunque por ahora esa no es la realidad del momento.

De todos modos es una látima en que en esta decisión de simplificar la Fórmula 1 entre una batalla de Red Bull contra Mercedes se pierda la posibilidad de explorar otras cuestiones e historias de vida.

Alguiien que no tiene la menor idea de estos temas hasta que vio el programa podría creer que Fernando Alonso es un cuatro de copas del deporte ya que se lo ignora por completo cuando se ttata de una leyenda de esta actividad.

Lo mismo ocurrió con la despedida de Kimi Räikkönen, uno de los pilotos más relevantes en la primeras décadas del siglo 21 que merecía un episodio dedicado a su trayectoria.

Por el contario, en su lugar se le da promoción a George Russell, el nuevo piloto de Mercedes que protagoniza en mi opinión el episodio más bochornoso de todos.

En el capítulo que lo tiene como protagonista hay un momento desopilante.

El tipo sale a tomar un café con su novia y de la nada en la calle se le acercan dos fans que lo reconocen y le piden una foto. Todo es tan trucho y artificial que es imposible no soltar una carcajada.

Rusell no tiene el perfil de Hanilton y mucho menos la popularidad de un Messi o Ronaldo.

En ese momento era el piloto de la escudería que salió última en los campeonatos previas y no hay manera de comprar que el tipo tengan fans que le piden fotos por la calle.

Una situación diferente es el contacto con el público en los circuitos donde la gente se saca fotos con todo el mundo pero en ese capítulo se nota que la promoción estaba armada.

Pese a todo la temporada tuvo también algunos momentos decentes.

Me gustó mucho el episodio centrado en Danny Ricciardo que presenta un perfil más maduro de su personaliad y las dificultades que tuvo para adaptarse en McClaren.

Un caso diferente al de Lando Norris que por momentos queda como un pendejo tonto cuano de se trata de un piloto estupendo que me parece todavía no demostró todo su potencial.

El mejor episodio se lo llevó la escudería Haas con el manager del pueblo Guenther Steiner, quien merece su propio programa con un spin-off de la serie.

En esta oportunidad Steiner, quien vive para enfrentar disgustos, tuvo que lidiar con un oligarca ruso que se convirtió en el nuevo sponsor de la escudería.

La imagen del equipo pasó a convertirse en la representación de la federación rusa  y uno de los autos quedó a cargo del impresentable Nilkita Mazapin, quien ocupó ese lugar por el simple hecho que su padre es el multimillonario inversor.

Un episodio muy interesante que retrata todos estos manejos oscuros que existen en esta categoría del automovilismo.

Mazepin, que encima presenta el comportamiento de un mocoso caprichoso, no tenía considiciones para competir en ese nivel  tuvo resultados penosos.

A raíz  de la invasión Rusa a Ucrania este año le dieron una patada en el traste y fue reemplazado por Kevin Magnussen.

Si bien Drive to Survie optó por apostar al coventillo más que al perodístico es una propuesta que al meno para mí resulta entretenida para ver.

Los momentos detrás de las competencias que no se pueden ver en las transmiciones oficiales todavían son atractivas.

En la última carrera el momento en que Toto Wolff pide que se repita otra vez la última vuelta porque considera que hubo trampa es fantástico.

Las autoridades le responden «se llama carrera de autos, Toto.».

En resumen, crero que si tenés claro por donde pasa esta porpuesta es un programa que resulta muy entretenido y para los análisis serios y profesionales siguen disponibles otra fuentes más serias en los medios de comunicación.

Notas relacionadas

Publicidad

7 comentarios

  1. Hugo, el off topic del dia:
    En prime video subieron todo james bond. Lo comento porque justo hace una semana termine, luego de un año, de verlas todas en orden y porque a medida que las iba viendo revisaba tu ficha de cada una del informe bond de hace unos años. Gran complemento a cada pelicula

  2. Este año No vi esta temporada de DtS (No tiene nada que ver con que sea un delirio de exageraciones como lo plantea verstappen, sino que solo se me ha pasado). Leyendo esta nota parece que me dieron unas ganas tremendas de verla para reirme de lo que hayan preparado este año.

  3. La verdad es que luego de ver esta serie me acerque nuevamente a la F1 al conocer un poco más a los pilotos del resto de las escuderías, ahora una lucha por el décimo lugar me atrae al dejar de ser dos desconocidos quienes compiten. También ayudo que se haya terminado la hegemonía de Mercedes.

  4. Sin dudas, la serie logró su cometido con creces. Me pasa lo mismo que a vos, Javi. No me perdía ni una carrera de Senna, hasta su fallecimiento. Luego, no presencié la era dorada de Michael. Vi la primera temporada de Drive.. cuando sacaste la reseña y me enganché al toque, al punto de conocer todos los pilotos y escuderías, jajaja. Este año, con el resurgimiento de Ferrari, ufff… va a estar para alquilar balcones. Verstapen se hace el duro con Netflix, pero le sirvió un montón para ser conocido, más allá del apellido. Hasta ahora, la 2021 fue la mejor temporada, lejos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.