Reseña de X: El nuevo film de Ti West

Publicidad

Calificación: B-

X representa el regreso al género de de Ti  West después de nueve años.

Su última propuesta dentro de esta temática había sido la excelente The Sacrament, estrenada en el 2013, que ofreció una historia sobre sectas que incluí en el 0 del de horror.

Luego hizo el western In a Valley of Violence, que también recomendé en el blog y en el último tiempo trabajó para diversas series de televisión como El exorcista y The Resident.

Luego de terminar de ver este film tuve que verificar que no me había equivocado de titulo ya que me costó bastante asociar la aclamación de la crítica norteamericana con el contenido de esta propuesta.

De todas las cosas que hizo West hasta la fecha X me pareció lo más flojo de su filmografía y esperaba mucho más de él en esta incursión nostálgica dentro del slasher.

La historia toma una inspiración de La maascre de Texas pero nunca se convierte en un burdo clon sino que la oda al clásico de funciona como un referencia.

West construye su propio relato que encuentra sus mayores virtudes en la labor del reparto y la realización.

La trama se desarrolla en 1979 y sigue al equipo de una producción ponogrráfica que viaja Texas para filmar una película en una granja.

Los ancianos que les alquilan una vivienda resultan ser una pareja de psicópatas que acechan a sus inquilinos y eventualmente se desata un caos en el lugar.

Voy a resaltar primero las virtudes del film ya que tampoco todo es un desastre.

En primer lugar sobresale la reconstrucción detallada del contexto histórico donde West vuelve a demostrar su atención por los detalles.

Al igual que en su ópera prima, The of the Devil, X parece una película porno perdida de los años ´70, donde la labor de fotografía y edición evocan el estilo de realización de ese periodo.

En lo referido a los aspectos técnicos es impeacable y no se le puede objetar nada.

El reparto también es muy bueno y sobresale especialmente Mia Goth (Suspiría) a cargo de dos personajes.

Como suele ocurrir en todos los filmes de West la naracion se toma la primera hora para introducir los personajes principales y las situaciones de suspenso se construyen de a poco con un ritmo pausado.

El director aporta algunos momentos decentes en la primera mitad donde sobresale  la escena con un cocodrilo que está muy bien lograda.

La debacle llega después cuando X se mete de lleno en el terreno del slasher y el gore que deriva en un espectáculo tonto.

La película me perdió por completo con la representación de los villanos.

La idea que una pareja de ancianos de casi 90 años puedan desenvolverse como Jason y no la pude comprar.

Pearl, la vieja psicópata, no es creíble y más allá que sus notivaciones son ridículas, todas sus intervenciones resultan demasiado inverósimiles.

Cuando el film se concentra en el slasher los personajes de repente se comportan como idiotas y mueren a raíz de situaciones ridículas que causan más risa que miedo.

La estúpidez toma dominio del trabajo del director y por consiguiente el relato deja de ser atractivo.

Si la historia se hubiera concebido  de entrada como una sátira del clásico de Hooper, como lo hizo alguna vez la divertida Motel Hell (1980). la recepción de la ridculez sería diferente porque de entrada sabés que el tono del film se centra en la comedia.

Sin embargo en este caso el director espera que uno se tome en serio una premisa argumental que no tiene sentido.

Aunque logra ser un poco  más decente que La masacre de Texas de Netflix, en comparación con los trabajos previos de West me pareció una propuesta olvidable.

En breve se estrenará la precuela titulada Pearl que narrará los origenes de las villana y se filmó de manera simultánea junto con X.

Al desarrollar el personaje en su juventud tal vez el contenido de la trama sea menos bobo.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

7 comentarios

  1. Coincido totalmente Hugo.
    Era una peli que venia super manijeada de afuera… y no esta nada mal, pero no me parece la mejor peli de terror de los últimos años como la vendían.

    La primer hora me mantuvo bastante intrigado porque no sabía bien para donde iba a ir y después se vuelve un slasher tradicional.

    Quizás pegó bastante por esa onda bien turbia (¨disturbing¨ como dirían los yankees) que agarra en el última media hora… se me ocurre.

    Si me sorprendió, cuando después de haberla visto, me enteré que la protagonista hizo 2 personajes… la verdad que no me di cuenta en el visionado original.

  2. En mi caso no me la tome tan en serio. Ya que sentí que la estupidez de los jóvenes fue subestimar a los viejitos, hacerlos de menos y sentirlos como estorbos a sus objetivos. Como que cada personaje cae por su propia estupidez e idea que los más viejos son seres indefensos, seres incapaces de hacerles daño. Predecible, si. Cada muerte me pareció eso. Pero la disfruté.

  3. Ok, desde los aspectos técnicos y las actuaciones es superior a la ultima de masacre de texas, pero en el argumento y su tratamiento es igual y hasta peor que la ultima de Leatherface. Los viejos son mas ridículos que los de «Sudor frío» inclusive.
    Saludos!

  4. Bueno esperaba mas de la reseña mi estimado Hugo, tenia gran expectativa para ver este film, que por lo que veo ya ha decepcionado a mas de uno, de todos modo lo vere,que mas puedo hacer.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.