In a Valley of Violence: El western de Ti West

Publicidad

Hace rato que tenía en lista de espera esta rareza de la productora Blumhoouse, una compañía asociada con el género de que en el 2016 incursionó en el terreno del western con este proyecto.

Actualmente se encuentra disponible en y es una buena opción para disfrutar una obra distinta del director Ti West.

Un realizador que me gusta mucho por ese espíritu retro que suelen contener sus trabajos dentro del cine de horror.

West se hizo conocido con The Roost, The Inkeepers y The od the Devil a la que particularmente aprecio por el modo en que evocó el cine de los años ´80.

Un tipo que sabe manejar momentos de tensión y suspenso y cuenta con una gran sentido de la estética.

En esta propuesta cambió de género para rendirle un homenaje al italiano de la década de 1970.

La historia no es otra cosa que John Wick en el Viejo Oeste y si bien eso le juega un poco en contra en materia de creatividad argumental, la película brinda un muy buen espectáculo gracias al trabajo del elenco y su calidad de realización.

Ethan Hawke interpreta a un cowboy que viaja a México junto a una perra que es la única compañía que mantiene en su vida. Más adelante descubrimos que fue un soldado de la Guerra de civil norteamericana que peleó por los estados del norte y a raíz de la experiencias que atravesó se mantiene alejado de la violencia.

Durante su travesía encuentra un pueblo deprimente y solitario donde hace una parada para conseguir agua y provisiones.

En el lugar es acosado por el hijo matón del sheriff, quien lo desafía a una pelea y termina humillado frente a su novia y sus secuaces.

Ofenido por la derrota el bully una noche organiza a una emboscada para asesinar al forastero y su mascota.

Sin embargo, el ancestro de John Wick sobrevive y se propone a dejar el pueblo con menos habitantes de los que ya tenía.

Como pueden notar la premisa es prácticamente igual a la del film con con la diferencia que acá se desarrolla en el contexto de un western.

encarna al hijo al padre del matón que inicia el conflicto y el personaje resulta más interesante de lo inesperado ya que no se perfila en el clásico rold e villano.

Por el contario, es un tipo que termina en una posición complicada ya que busca la manera de evitar la inevitable carnicería que se avecina y muestra permanentemente actitudes de cobardía.

Desde los créditos originales con el homenaje a la trología del dólar de Sergio Leone, evoca el tipo de cine que hacían los italianos, más que el western tradicional americano.

Gracias a un gran trabajo del elenco, donde sobresale especialmente Ethan Hawke, su narración presenta  buenos momentos de tensión y suspenso e inclusive juega con algunos elementos del slasher.

La película no decepciona en matería de entretenimiento pese a que la historia es demasiado familiar.

Cuando se estrenó en el 2016 fue un deastre en la taquilla para Blumhouse y parte de su mal desempeño se relaciona con el hecho que el público juvenil no le da bolilla al western.

A diferencia del que es el nicho comercial que mejor supo explotar la productora.

Los centennials no siguen este tipo de propuestas y menos una que plantea homenaje el cine europeo de los ´70.

No se les puede culpar ya que mucho de nosotros tuvimos la misma actitud cuando éramos chicos.

La películas de cowboys eran propuestas que miraban tu viejo o tu abuelo y vos te colgabas con otros géneros como la fantásia, el terror, la ciencia ficción o la acción.

Young Guns, con Emilio Estévez,  cambió eso a fines de los ´80 y partir de ese film hubo gente que empezó a prestarles más atención a estas propuestas.

Sobre todo con los títulos populares que vinieron después, como Danza con lobos, Los impersonables, The Quick and the Dead y Bad Girls que convocaron en su momento un público más joven a los cines.

Probablemente había pibes que apreciaban los clásicos de , John Wayne, y Terence Hill, por herencia familiar, pero eran una excepción que no representaban a la gran mayoría.

Al menos entre los adolescentes de los ´90.

La verdad que disfruté In a Valley of Violence y la recomiendo si buscan un buen pasatiempo de este estilo para pasar el rato.

Notas relacionadas

Publicidad

11 comentarios

  1. Pinta interesante, la sumamos a la lista.

    Venimos bien con el western ya que el otro día ví «The harder they fall» y me encantó. Gran recomendación Hugo, gracias!!!

  2. Hugo, tomo de tu comentario el tema de los centenialls dándole la espalda a este tipo de propuestas y lo enlazo con lo que dijo Ridley Scott por lo que fue el fracaso comercial de El Ultimo Duelo: “Disney hizo un fantástico trabajo de promoción. Los jefes amaron la película porque a mí me preocupaba que fueran a hacerlo. Creo que se reduce a lo que tenemos ahora, que son audiencias que fueron criadas con sus malditos celulares. Los millennials que no quieren aprender nada a menos que se los enseñes en el teléfono”

  3. Como Millenial Tardio, mi relación con el Western, la puerta de entrada, digamos, fue Silverado. Después fui para atrás, pero no enganché con los tanos, salvo los súper clásicos de la Trilogía del Dólar, pero mucho western made in USA… Y para adelante, medio que me moví de la mano de Kevin Costner, con Danza con Lobos, Wyatt Earp y Open Range. Los Imperdonables también me gusta. Creo que tiene la mejor escena de entrada en un bar del cine.
    Ahora ando con el Neo Western de Yellowstone, que estrenó (o está por estrenar) un spin-off en el Oeste con el inicio de la familia Dutton. Se llama 1883, y tiene un lindo elenco, donde pican en punta Sam Elliot y Billy Bob Thorton. Ese por ahí te interesa Hugo.

    Saludos

  4. Está buena Yellowstone, por lo menos hasta mediados de la temporada 3, que es donde estoy ahora. En la temporada 3 Sheridan delegó un poco, y se nota que la serie se pone un poquito más light, porque las primeras 2 temporadas son bastante crudas y violentas.
    Hay un par de actores de Wind River, la víctima y su padre en la película. Y toca varios temas que también se ven en la película, sobre las reservaciones, que son medio tierra de nadie.
    Es básicamente, la versión mafiosa de Bonanza… Aunque casi ninguno de los personajes es necesariamente un villano o un héroe, al menos ninguno de los protagonistas, lo que creo que es lo mejor de la serie. Eso, y Costner que la descose.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.