Blood Father: Gran regreso de Mel Gibson

John Link.

El personaje más cabrón en la filmografía de .

En el pasado interpretó tipos rudos que dejaron su huella en el género de acción, como Mad Max, Martin Riggs (Arma Mortal) y Porter (Revancha), entre otros, pero Link los dejó a todos atrás.

Una bomba de tiempo humana de la que no vas a querer estar cerca cuando estalla.

Blood Father es la mejor película de acción que vi este año, hasta la fecha, y representa la segunda incursión al género de acción de la productora Wild Bunch, que suele estar asociada con el cine autor francés.

En los últimos años se encargaron de producir todas las películas del inglés Ken Loach y Xavier Beauvois (Don’t Forget You’re Going to Die) y en este caso sorprendieron con un gran drama de acción dirigido por el francés Jean-Francois Richet.

Un realizador que hace unos años había hecho un gran trabajo con la remake de Masacre en el precinto 13, con Ethan Hawke, que terminó siendo elogiada por el propio John Carpenter.

Luego de incursionar en otros géneros con Vincent Cassel, el director desarrolló este nuevo film que toma al spaguetti western como una de sus principales influencias.

Una de las cualidades principales de Blood Father es que el foco principal de la historia está puesto en los aspectos dramáticos de la historia y no es una película pasatista de acción.

Uno como espectador logra conectarse con la relación de los personajes y ese es un elemento importante que potencia aún más las secuencias de acción y el suspenso de la trama.

Mel Gibson interpreta a John Link, un ex convicto que perteneció a una banda criminal de motoqueros, quien en la actualidad se gana la vida haciendo tatuajes en el desierto.

Mientras sigue un tratamiento por su alcoholismo intenta buscar información de su hija, quien desapareció 10 años atrás.

Lydia Link, interpretada por Erin Moriarty (True Detective) luego de escaparse de su casa terminó involucrada con una serie de criminales hasta que se convirtió en la novia de un narco mexicano (Diego Luna).

Un día mientras el grupo intenta matar a una familia que supuestamente le había robado dinero a la banda, Lydia se rebela y hiere mortalmente a su novio.

A partir de ese momento se convierte en un blanco de los narcos y su única protección resulta ser su padre, a quien no ve desde que era niña.

Blood Father es un combinación perfecta de drama y acción que logra atraparte por completo en la historia por la excelente narración del director francés que maneja muy bien los momentos de suspenso.

mel-gibson_exyt

La historia tiene una premisa muy sencilla y si bien hemos visto en el pasado argumentos similares, son las interpretaciones de Mel Gibson y Erin Moriarty, la que consiguieron que esta película se destaque frente a otra propuestas.

El argumento fue escrito por Peter Craig, quien en los últimos años cobró notoriedad como guionista en Hollywood por su trabajo en The Town (Ben Affleck) y los primeros filmes de la serie Los juegos del hambre.

Obviamente el principal atractivo pasa por la intensa interpretación de Mel Gibson que tiene momentos inolvidables en esta película.

La escenas que tiene con Erin Moriarty son estupendas y luego cuando entra en acción te das cuenta que sigue siendo uno de lo grosos del género.

Lo que diferencia a John Linc de otros personajes que encarnó el actor es que el ex convicto llega a dar miedo y cuando explota las situaciones que genera son realmente intensas.

Como a mucha gente que ya vio esta película se me hizo imposible no asociar algunas de la secuencias de acción con Mad Max, especialmente la fabulosa persecución en moto.

Es en ese momento donde nos impacta la tristeza que Gibson no fuera parte de Fury Road porque hubiera sido una película completamente superior.

La misma historia con un Mad Max viejo era un espectáculo èpico inolvidable.

Durante el visionado Blood Father también te das cuenta que Tom Hardy es un gran actor y sacó adelante con dignidad su rol en Fury Road pero nunca fue ni será Mad Max.

Otro detalle sorprendente de este film es que Gibson a los 60 años aparece mucho más musculoso que de costumbre y esto llama la atención porque se impone físicamente ante sus personajes más conocidos.

Para este rol se sometió a una transformación física notable y su desempeño en la secuencias de acción es alucinante.

Como mencioné al principio, Blood Father se nutre muchísimo del spaguetti western, algo que se puede percibir en la fotografía (que rememora los trabajos de Sergió Leone), el tratamiento de los primeros planos y la ejecución de las secuencias de acción.

No puedo olvidarme de resaltar también la participación de Michael Parks, quien logra robarse las breves escenas en las que aparece.

Blood Father es un tremendo peliculón que no decepcionará a ningún amante del género y trae de regreso a una de las grandes figuras del cine.

Simplemente imperdible.

Acá está el avance.

8 Comments on Blood Father: Gran regreso de Mel Gibson

  1. Hugo, por una de esas casualidades…¿se va a estrenar en cines esta película? Me encantaría poder verla en pantalla grande

  2. A mi también pero no lo veo factible porque Lionsgate ni siquiera se encargó de darle una buena distribución en los Estados Unidos. A lo mejor la compra alguna distribuidora independiente pero ya tendríamos que haber tenido novedades.

  3. Es muy buena… Y si, con mi Sra, le veíamos el brazo y nos impresiono lo groso qu esta, un grande Mel. Y una cagada cuando se afeita, ahí ya parece un tipo normal, con la barba imponía muchísimo mas.

  4. Mel Gibson es lo mejor que hay en el mundo!.
    Yo siempre lo sigo bancando, para mi siempre sera un gran actor y excelente director, sobre todo.
    Pena que por sus dichos, halla sido castigado casi por 10 años en la industria de Hollywood, sin poder actuar y dirigir.
    Blood Father, la vi justamente este fin de semana, y me ha gustado, aunque esperaba mas accion de parte de la pelicula.
    Es increible, ver lo grosso que esta fisicamente el chavon,no parece de 60 pirulos…ojala yo pueda llegar asi,je.
    Y como dijo Rodrigo mas arriba, con la barba,le quedaba mejor como tipo malo.
    Dato loco, hace muchos años, antes de elegir a hugh jackman como wolverine, estaba Mel Gibson, como uno de los principales candidatos para hacerse con el personajes, especialmente, de old logan.
    Oh casualidad, ambos son Australianos.
    y tambien opino igual que tu, Hugo,Mad Max es Mel Gibson, con el la pelicula seria otra cosa, pero debido a la situacion que ocurrio con el actor sobre sus dichos antisemita, Warner no lo eligio…Pena.
    A fin de año,veremos a mel, otra vez, pero detras de camaras con una pelicula belica titulada Hacksaw Ridge.
    Por lo que vi en el trailer,me gusto y mucho.
    Seguro sera una buena pelicula.
    Y esperemos que a partir de ahora tengamos mas MEL GIBSON, para ratos.

  5. Bueno, con los dichos Mel se fue al demonio y merecían ser censurados pero también fue una exageración estúpida la manera en que lo crucificaron. Woody Allen se encamó con la hijastra y no pasó nada y sigue siendo “el Maestro”.
    La moralidad en los medios y la sociedad no suele ser muy justa.

  6. Al igual que Oscar Gómez, yo pensé lo mismo,está igualito a Old-Man Logan!

    Hugo, ya viste lo nuevo de Ti West, “In a Valley of Violence”?? Dicen que está muy buena. Saludos!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: