El Disney (recontra) olvidado: Episodio 6

Bon_Voyage_-_1963_-_PosterHoy: Bon Voyage! (1962).

Si sos seguidor de Disney tenés que buscar esta gema perdida que quedó enterrada en el olvido.

Una propuesta muy especial, ya que se trató de uno de los filmes live action con los que Walt Disney más se comprometió en la producción, debido a que fue un proyecto personal que él se encargó de gestar.

Bon Voyage! sobresalió por ser un tributo al arte de Frank Capra, un cineasta que el creador del ratón Mickey admiraba.

Disney era muy fan de filmes como Sucedió una noche (1934), Caballero sin espada (1939) y ¡Qué bellos es vivir! (1946).

A comienzos de los años ´60 este tipo de producciones optimistas habían desaparecido en Hollywood y Walt decidió desarrollar un proyecto que evocara las comedias de la década del ´40.

La historia estuvo basada en el libro Bon Voyage! de Joseph y Merrijane Hayes que ya había llamado la atención de varios estudios de cine.

Universal estuvo cerca de adaptar esta historia con Esther Williams y James Cagney como protagonistas, pero el proyecto luego se cayó y Disney compró los derechos de la novela.

0b678536f35d0cedbb9a73eb38c7f3b5663354f2La trama se centraba en una familia norteamericana que viajaba en un crucero a París para pasar unas semanas de vacaciones en Europa.

A lo largo del viaje los protagonistas vivían una serie de enredos muy divertidos.

La familia Wilbur estaba intregrada por Fred MacMurray, recordado actor del policial de Billy Wilder, Pacto de sangre (1944), Jane Wyman, ganadora del Oscar en 1948 por Johnny Belinda, y sus tres hijos interpretados por Kevin Corcoran, Deborah Walley y Tommy Kirk, una de las estrellas juveniles de Disney más populares de los años ´60.

Kirk era muy buen actor cuya carrera empezó a decaer cuando Walt lo despidió de su compañía por tener relaciones con un chico de 15 años.

La historia es así.

Tommy Kirk tuvo clara su identidad sexual desde muy chico y en Hollywood todo el mundo sabía que era gay. El tema es que en ese momento ningún actor hablaba de estas cuestiones abiertamente porque eso significaba no trabajar más en el mundo del espectáculo.

Así funcionaba el mundo en esos días.

Entre  1959 y 1965, Kirk fue protagonista de 13 películas para los estudios Disney. Junto con Kurt Russell se destacó como una de las grandes figuras juveniles de la compañía.

Cuando tenía 24 años empezó a salir con un chico de 15 años que había conocido en una pileta pública. La madre del joven descubrió la relación y presentó una queja en la oficinas de Disney.

El tema no salió a luz pero Walt tuvo que despedirlo porque no podía tener un escándalo de ese tipo en la compañía.

Sin embargo, Disney decidió darle una segunda oportunidad cuando su último trabajo para el estudio The Misadventures of Merlin Jones (1964) resultó un gran éxito taquillero.

El actor para entonces ya tenía serios problemas de adicción a las drogas y su irresponsabilidad en los sets de filmación generó que Walt lo despidiera por segunda vez. A partir de ese momento Kirk sólo pudo trabajar en filmes bizarros clase Z y ningún estudio volvió a convocarlo.

En el 2006 la compañía que lo había echado en 1965 lo reconoció con el galardón Disney Legends que se entregan a los artistas que contribuyeron de manera ejemplar con el estudio de cine.

Bon Voyage! fue una de las pocas producciones live action del estudio cuya filmación fue supervisada personalmente por Walt Disney.

vLa película resultó un inesperado éxito comercial y se destacó entre los estrenos más taquilleros de 1962.  Para Disney esto fue una gran sorpresa, ya que el film era una propuesta completamente diferente a lo que había brindado su empresa hasta ese momento.

La dirección corrió por cuenta de James Neilson, quien previamente había hecho para este estudio la comedia Moon Pilot (1961).

Una característica especial que tuvo este film es que el director logró integrar al espectador dentro del viaje que emprenden los protagonistas.

Durante el desarrollo de la historia uno tienen la sensación que es un invitado más de los Wilbur y los acompaña durante toda la travesía.

Desde la llegada al puerto para tomar el crucero hasta las excursiones por las calles de París.

El film sobresalió además por trabajar un humor diferente que se alejaba de las comedias inocentes de Disney.

Por ejemplo, en un momento hay una escena donde el personaje de Fred MacMurray se encuentra con una prostituta francesa que intenta seducirlo, una situación que era difícil de imaginar en una propuesta de esta compañía. El protagonista luego encuentra a la misma mujer tratando de seducir a su hijo mayor.

Walt Disney se la jugó con un proyecto distinto y no le fue mal en su momento. La película funcionó muy bien en los cines y recibió dos nominaciones al Oscar por Mejor Vestuario y Mejor Sonido.

Hoy Bon Boyage! es una excelente propuesta para descubrir cómo era la ciudad de Paris y su cultura en 1962.

En materia de realización el trabajo de Neilson es impecable y logró convertir a la capital francesa en un personaje más de las historia.

Con el paso del tiempo esta producción quedó completamente en el olvido y es una lástima porque fue una comedia diferente de Disney que brindó un ameno entretenimiento.

 

2 Comments on El Disney (recontra) olvidado: Episodio 6

  1. Me parece a mi o tiene un alarmante parecido a Vacaciones en Europa (ya se que no es el nombre original) con Chevy Chase?

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: