El último Martes 13: La muerte de Jason

JASONTrece años después de haber concebido el primer film de Martes 13, el productor Sean S. Cunningham volvió a tomar el control de la saga para matar de manera definitiva a Jason Voorhees.

Para 1993 se cumplían cuatro años de la ausencia de este ícono del terror en los cines y la franquicia había quedado en manos de la compañía New Line, responsable de la saga Pesadilla.

En ese momento yo era adolescente y ya era un fan consumado de esta historia que me parecía muy divertida. En consecuencia, El último Martes 13: La muerte de Jason se convirtió en el primer film de la saga que pude ver en  la pantalla grande.

Recuerdo que mis amigos no querían saber nada con esto y preferían sacar la entrada para otras películas. Finalmente  logré convencerlos y entramos a verla.

15 minutos después de iniciada la función quería que me tragara la tierra. Yo había insistido en ver esto y la película resultó malísima. Una enorme decepción.

El gran problema que tenía El último Martes 13 es que era una película de Jason sin Jason.

Sean S. Cunningham intentó hacer algo diferente pero le salió el tiro por la culata, porque el film resultó tan decepcionante como Pesadilla 6: La muerte de Freddy.

El comienzo con la matanza de Jason estaba muy bueno y era sorpresivo porque no te la veías venir en los primeros minutos, pero después la trama derrapaba mal y el conflicto terminaba siendo cualquier cosa.

El médico a cargo de la autopsia de Voorhees, interpretado por Richard Gant (el recordado promotor de boxeo, George Duke, de Rocky 5) era poseído por el espíritu de Jason y al comerse su corazón se covertía en un asesino.

Luego el espíritu cambiaba de cuerpo y una joven que pertenecía a la familia Voorhees era la encargada de eliminar para siempre al famoso asesino de Crystal Lake.

jason-goes-to-hell-altEl film por momentos parecía una remake trucha de La invasión de los usurpadores de cuerpo, más que un capítulo de Martes 13.

De todos modos, pese a no ser lo que esperaba El último Martes 13 presentó algunos elementos llamativos.

En primer lugar, se trató de uno de los capítulos más sangrientos de toda la serie.

Los asesinatos y los efectos especiales relacionados con elementos sobrenaturales estuvieron muy bien logrados. Una tarea que estuvo a cargo de la dupla ganadora del Oscar, Greg Nicotero y Howard Berger, quienes fueron colaboradores de Sam Raimi en Evil Dead 2.

Por cierto, en una escena del film se podía ver claramente el famoso libro Necromicón de la trilogía de Raimi.

Otro detalle interesante es que esta producción fue la única entrega de la saga que incluyó actores conocidos en su reparto.

Además de Duke de Rocky 5, aparecían Billy Bush, recordado por el film de Martin Scorsese, Alicia ya no vive aquí y The Hitcher, con Rutger HauerErin Gray, la bella actriz de la serie Buck Rogers en el siglo 25; Steven Williams, el jefe de Johnny Depp en la serie Comando Especial; y Ryan Dallion, el protagonista de la serie Martes 13.

Originalmente la dirección iba estar a cargo de John McTiernan (Duro de matar), loca elección, pero el realizador abandonó el proyecto a último momento para hacer El último gran héroe.

freddyEl debutante Adam Marcus quedó a cargo del film, un muchacho que no tenían antecedentes en el cine hasta que Sean Cunningham lo puso a cargo de este proyecto.

Marcus hace poco fue el guionista de la última película que se hizo de La masacre de Texas.

Lo mejor de esta propuesta fue la memorable última escena donde los productores lograron generar el mismo impacto que el film original de 1980, con una sorpresa totalmente inesperada.

Me quedó grabado el recuerdo de la reacción del público en el cine.

La película se había terminado. Jason finalmente estaba muerto y no había chances que reviviera. Una música tranquila nos daba a entender que la historia había llegado a su fin.

La máscara de Jason estaba tirada en el piso y la cámara la enfocaba en un primer plano.

De repente aparecía la garra de Freddy Krueger y se la llevaba al Infierno con una risa diabólica. En ese momento el cine se vino abajo de aplausos y gritos. Fue una locura porque no había manera que pudieras imaginar una intervención de Freddy.

Hoy esto se hubiera quemado enseguida en internet, pero en aquellos días no tenías manera de enterarte de algo así al menos que fueras al cine.

Aunque la película no fue buena esa última escena le robó al público una sonrisa y por lo menos salías contento de la función.

El terreno para el esperado encuentro entre Jason y Freddy ya estaba listo.

Sin embargo habría que esperar una década para que ese proyecto finalmente pudiera ser concretado.

El avance de El último Martes 13.

 

9 Comments on El último Martes 13: La muerte de Jason

  1. Me acuerdo que la vi en el cine también. Me pase toda la película esperando que vuelva Jason. Mas allá del final, es de las peores de la saga. El otro día vi de nuevo Jason X, que bizarra que es. La considero una linea alternativa, como si hicieran un Jason en el Oeste, o Jason en la epoca medieval.
    Saludos!

  2. que horrible esta secuela! incoherente y mal ensamblada, parece un antecedente de “poseidos” con denzel washington!
    entre esta y “jason X” no haces una!
    saludos!

  3. Recuerdo haber alquilado con mi primo la copia en vhs, nos llamó la atención q sea la muerte de Jason y x eso la alquilamos. Q decepción, incluso sin esperar nada era mala. Aunque la escena de Freddy le puso onda al final.

  4. Por lo que tengo entendido, tenias Hobo with a Shotgun al lado de Martes 13, asi que era tu proxima peli a reseñar, no volvamos esto un Hot Fuzz 😛

    Saludos Hugo!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: