Historia del Zorro

Publicidad

Capítulo 12: Son of Zorro (1947)

Hacia fines de los años ´40 la productora Republic tenía el dominio absoluto del género de los seriales y su notoriedad en la industria del entretenimiento era tan grande que competía con los grandes estudios conocidos.

La compañía había encontrado su nicho de espectadores en el público comiquero y los niños y adolescentes volvían a las salas todas las semanas para seguir las aventuras de una diversa variedad de personajes.

Eventualmente esto se convirtió en un problema para los productores, ya que debido a la demanda que tenían de la cadenas de cines empezaron a sacar productos como si fueran hamburguesas y eso afectó la calidad de los contenidos.

Una de las grandes víctimas de esta cuestión fue El quien hasta ese momento había sido un éxito popular con sus diferentes interpretaciones.

En 1947 Republic estrenó lo que se podría considerar el primer gran fiasco de esta franquicia.

Son of Zorro, una vez más, presentaba a otro descendiente de Don Diego Vega con la particularidad que en esta ocasión la trama se desarrollaba en un contexto histórico diferente.

La trama se ambientaba en los Estados Unidos, una semanas después del fin de la Guerra Civil.

Jeff Stewart, descendiente de los Vega, es un veterano que regresa a su pueblo natal luego de haber participado en el conflicto bélico.

Nunca se aclara en que bando combatió pero por su personalidad y sentido de la justicia se da a entender que esaba en contra de la esclavitud y probablemente peleó para el ejército del norte.

Tras su retorno descubre que el pueblo se encuentra controlado por un grupo de políticos corruptos, que a través de un grupo de pistoleros, mantienen amenazados a los vecinos.

Los granjeros perdieron sus tierras en manos de los criminales y ante ese contexto una vez más aparece el para ayudar a los oprimidos.

 

La historia mantiene la premisa original de la creación de Johnston McCulley con la diferencia que el justicieron es representado como la versión oscura del Llanero solitario.
En esta versión prácticamente no se distingue una diferencia entre los villanos y el supuesto héroe, quien se comporta como un pistolero desquiciado que masacra a los malos con una violencia notable.

Este tira a matar y no tiene reparos en cargarse gente a sangre fría.

Ell vestuario del personaje mantiene el diseño de las encarnaciones previas con el uniforme negro y el rostro completamente cubierto con una máscara.

El papel principal quedó a cargo de George Turner un actor que venía de trabajar como extra y encontró su gran oportunidad en este serial.

Sin embargo el públicó lo destestó y un año después se retiró de Hollywood.

El problema con esta producción fue que se alejaba demasiado de todo lo que hacía atractivo a este personaje.

El serial Rides Again que también había ofrecido una representación violenta al menos jugaba con la dualidad del héroe y su alter ego, además de contrar con las tremendas secuencias de acción del director  Walter Whitney.

Jeff Stewart por el contrario era el mismo tipo con o sin máscara y las secuencias de acción eran penosamente largas y redundantes, centradas en peleas interminables.

La dupla de directores Spenser Gordon Bennet y Fred Bannon le pusieron más dedicación al serial Daughter of Q que a este proyecto donde trabajaron claramente en piloto automático.

La verdad que demanda un esfuerzo terminar este serial y por eso no llama la atención que resultara un fiasco comercial.

De hecho, terminó superado en la taquilla por el re- de Jungle Girl, otra producción de Republic inspirada en una de Edgar Rice Burroughs.

Los últimos años de la década de 1940 fueron complicados para el y lo que estaba por venir era todavía peor.

 

Notas relacionadas

Publicidad

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.