350 grandes series de animación (31)

Publicidad

195-191

195-GUN FRONTIER (2002)

Una obra muy especial de Leiji Matsumoto que tardó casi 30 años en tener su adaptación en el animé.

Sin embargo, la espera valió la pena ya que sobresalió luego entre las mejores series que surgieron a comienzos del siglo 21.

Gun Frontier fue una producción que trascendió por dos caracerísticas especiales.

La historia fue concebida a comienzos de los años ´70, cuando el spaguetti western tenía una gran popularidad en todo el mundo. Matsumoto a través de sus personajes más conocidos le rindió homenaje al cine italiano.

Siempre hubo una simbiosis especial entre las películas de samuráis y los cowboys europeos y en esta propuesta esa relación encuentra un fusión perfecta.

En este western Tochiro, el clasico compañero del Capitán Harlock, es el principal protagonista mientras que el famoso pirata en esta oportunidad ejerce el rol de sidekick.

La trama sigue a esta dupla en la búsqueda de los sobrevivientes de la masacre de Arollo Samurái, un pueblo habitado por inmigrantes japoneses en los Estados Unidos que fueron atacados por la misteriosa organización Darkmeister.

Durante la travesía Tochiro busca a su hermana junto a la ayuda de Harlock y una mujer extraña llamada Sinunora, que tiene el mismo diseño que Mimé, la recordada oficial de la nave Arcadia en la serie oirginal del pirata.

Matsumoto construye un relato muy entretenido que reúne todas las características del spaguetti western, que va desde el perfil que tienen los personajes al tratamiento de la violencia y la acción.

La otra particularidad que hizo especial a esta serie dentro de la obra del realizador es que tiene muchísimo contenido humorístico y no se toma todo tan en serio.

Algo inusual en los trabajos del artista donde el melodrama siempre tuvo un peso notable.

En Gun Frontier se relajó un poco más y ofrece algunos momentos desopilantes con la dupla que forman estas versiones de Harlock y Tochiro.

Mi única objeción con este anime es que el final cierra parcialmente la historia y deja la puerta abierta para una continuación que nunca se llegó a concretar.

 194-HELLSING (2001)

Otro de los últimos clásicos que brindó el animé a comienzos del siglo 21 antes que comenzara el período del Oscurantismo en la producción japonesa.

Esta serie fue muy popular en su momento en el canal Locomotion y el manga de Kota Hirano tuvo una nefasta edición argentina, editada por Ivrea, que incluía textos con palabras de lunfardo local.

Hellsing presentó una interesante mezcla entre el noir y el género de terror que giraba en torno a una organzación creada por Abraham Van Hellsing con el fin de combatir amenazas sobrenaturales.

Algo que siempre me gustó de esta producción y que también está presente en el cómic, es que el relato de Hirano se mueve permanentemente entre el subgénero de procedimientos policiales y el horror clásico, donde el contenido gore tiene una presencia importante.

La dupla que forman el nosferatu Alucard con la policía Seras Victoria es muy buena y funciona por el hecho que el creador de estos personajes no se toma todo tan en serio y también incluye contenido humorístico en los diálogos.

Si bien el animé tuvo su propia identidad y no siguió con rigurosidad el argumento del manga, el estudio Gonzo (que luego haría Full Metal Panic!) desarrolló una muy buena representación visual de la obra original.

Duró apenas 13 capítulos que ofrecieron un entretenimiento efectivo.

193-A.D.POLICE: TO SERVE AND PROTECT (1999)

En esta serie encontramos otra excelente fusion de géneros entre los procedimientos policiales y el ciberpunk.

La trama se desarrolla dentro del universo de Bublegum Crisis (otra gran obra de esta temática) y sigue a una unidad  de policías que persigue cyborgs defectuosos que terminan involucrados en actividades crimimales.

Esta propuesta inicialmente se originó en la miniserie de 1990, A.D. Police Files, una obra maestra del ciberpunk, que trabajaba el mismo concepto y años después la expandieron con nuevos personajes en una serie de 12 capítulos.

Un animé que toma muchos elementos de la programass policiales americanos con la particularidad que en este caso se abordan en un contexto futurista.

A diferencia de la primera entrega, que es mucho más brutal y violenta, To Serve and Protect se concentra en los vínculos personales entre los policías y al tener más capítulos le otorga también un mayor espacio al desarrollo de los personajes.

Si nunca la vieron recomiendo comenzar con la miniserie original (disponible en Tubi TV), que encima tiene una banda de sonido sublime, y luego seguir con esta producción.

192-MACRON 1 (1981)

Superclásico del mecha del estudio Ashi, más conocido por sus obras dentro del género de las magical girls.

Entre ellas la depresiva y macabra serie, Las aventuras de Gigi, que me niego a incluir en esta lista por más que sea popular.

Una pseudo Rainbow Brite que terminaba atropellada por un camión de juguetes. Una decisión que tomaron los guionistas cuando una empesa de muñecas que era el sponsor del programa les cortó los fondos.

Después la resucitaron con otra reencarnación pero para entonces el golpe bajo al público había sido efectuado.

Al margen que también fue la serie responsable de originar a esa generación de pajeros que fomentaría en Japón la nefasta cultura Lolicon, cuyos productos presenta personajes aniñados o pre-adolescentes con una estética erótica.

Antes de derrapar con ese proyecto Ashi ofreció  este gran mecha que me gusta muchísimo por el diseño del robot, el vínculo de camaredería entre los protagonista y el contenido humorístico.

Macrón 1 fue una de las primeras popuestas de este estilo en atenuar el melodramay hacer humor con las convenciones del género.

Este animé fue concebido por uno de los guionistas prinicipales de Pokemon, Takeshi Shudo y tenía como protagonista a una unidad especial de científicos y militares que manejaban al robot de batalla y combatían a un grupo terrorista que buscaba apoderarse de esa tecnología.

Ahora bien, en el continente americano se estrenó en 1985 una versión internacional producida por Saban que censuró muchas escenas de acción, por su contenido violento y algunas situaciones que se consideraban inapropiadas.

Actualmente en internet hay una versión con el doblaje latino que incluye todos las secuencias editadas.

Son fragmentos donde el doblaje se corta y cuando ves la escena te das cuenta por qué la eliminaron.

Por ejemplo, en un capítulo Kenta, el hijo pequeño del inventor del robot, siente una atracción por Remy, la piloto femenina de Macron, cuando la descubre con un traje de baño y ella se siente complacida al ver que despierta esos sentimientos en el pibito.

Un momento «raro» como el que se da con Bulma y Goku en la bañera, en uno de los primeros capítulos de Dragon Ball que también fue censurado.

Más allá de estos detalles Macron 1 fue un gran mecha que además sorprendió con un final anticlimático muy original.

En la batalla final las cosas no se resuelven como el espectador hubiera imaginado.

Un Dato Loco:

En la versión con el doblaje latino, el primer episodio presenta secuencias de accion musicalizadas con temas de Michael Jackson (Beat It) y Pat Benatar (Hit Me with Your Best Shot).

191-DEVILMAN (1972)

El demonio que lloró por la humanidad.

Un concepto fascinante creado por el padre de Mazinger Z, Go Nagai, que se convirtió en un clásico indiscutido del manga y el animé.

Esta propuesta siempre me pareció fascinante por la curiosa combinación que presentaba entre el género de superhéroes y el terror.

En el 2018, Devilman volvió a cobrar notoriedad con una segunda serie estrenada en Netflix que fue mucho más dramática y adaptó con una mayor fidelidad la obra del cómic.

No obstante, la que me gusta a mi es la primera producción de 1972, realizada por Toei.

La trama tenía como protagonista a Akira Fudo, un estudiante que absorbía los poderes de un demonio llamado Amon, con el fin de cruaturas sobrenaturales que estaban escondidas en la sociedad.

El animé de los ´70 se podría describir como una versión más digerible de una obra terriblemente brutal y trágica que lidiaba con temáticas densas.

De hecho, representa la creación más oscura de la bilbliografía de Nagai que siempre le aportó humor a sus personajes.

Aunque este primer animé desarrolle una versión más light lo recuerdo con cariño porque fue una propuesta diferente cuando la descubrí por primera vez.

Todo el concepto del demonio que tenía compasión por los humanos era muy loco y en ese momento hay que recordar que tampoco teníamos tantos ejemplos de antihéroes en los dibujos animados.

Un personaje fascinante que además tuvo una influencia importante décadas más tarde en la creación de Spawn que presentaría un perfil muy similar.

De esta versión además surgió la película clásica, Mazinger Vs Devilman, que se editó en vhs en los ´80 y me parece que también se exhibió en los cines cuando el robot cobró popularidad en la televisión.

 

 

Publicidad

19 comentarios

  1. Hugo te recomiendo las OVAS de Hellsing que adaptan todo el manga de forma prácticamente identica, incluso con los chistes de Hirano y todo
    No puedo ser imparcial con el manga que edito IVREA porque le tengo mucho cariño por traer además Rurouni Kenshin y Yuyu hakusho, pero el toque «argentino» no le quedo tan mal en mi parecer
    ¡¡Y donde este Alucard que se quite Edward de Crepúsculo!!

  2. Es cierto que hubiera sido peor que no se editara nada Joanna pero Alucard y Seras puteando con si fueran dos argentos a mi me saca del contexto de la historias.
    Para eso existe el lenguaje neutro.
    Fue raro, igual me parece que no volvieron a repetir.
    Me anoto los ova que me recomendás!
    No sabía que se acercaban más al manga.

  3. Hellsing últimate es muy buena. Está en Netflix completa. Comparto lo de Gigi. Si pensé que el Hada Chapi me trajo con su capitulo del diablo, la muerte de Gigi me dejó mal de niño.

  4. A lo que mencionas sobre que te parece que no volvieron a repetir, te respondo esto. ABSOLUTAMENTE TODOS LOS MANGAS DE IVREA CUENTAN CON TRADUCCIONES EN ARGENTINO. Es una política de ellos hacer las traducciones así.

    Saludos!

  5. Hellsing me encantó cuando la vi por Netflix, hermosa cantidad de hemoglobina desparramada. Lo mismo que Devilman, que lo descubrí en Crybaby y me pareció cruda pero brillante. El estilo de dibujo me parecía un toque desprolijo, pero concuerda bastante bien cuando empiezan a aparecer los monstruos. Hay que tener estómago para verla, no es para cualquiera, eso sí.

    Y Ivrea siempre fue así, desde las primeras Evangelion que le metían cosas en argento. Aunque también estaba copado el apartado que tenían en Rurouni Kenshin que te explicaba cosas de la historia de Japón que tenían que ver con el tomo. Mantengo cierto cariño con la editorial, en la Lazer 26 salgo en el correo, era la gloria en ese momento!

  6. Ese es justaememte el problema Arquero.
    Los personahes de Evangelion o cualquier título japonés no pueden hablar como si fueran los borrachos del tablón.
    Es pedorro, desprolijo, queda mal y abarata la cultura.
    Por eso siempre preferí comprar manga en inglés o por la española Glenat, que presentaba ediciones más cuidadas.
    Prefiero pagar más y conseguir algo de calidad.

  7. Igual, pero que Los Increíbles o Cars con doblaje argento NUNCA SE VIO EN LA VIDA

    AGARRA POR LIBERTADOR le decía el auto a Mr. Increíble, CUAL QUIE RA!!!!!

  8. Perdón Hugo, pero si considerás a Devilman lo más violento que hizo Go Nagai es porque no viste Violence Jack!! Son 3 OVA´s de casi una hora cada una y son bastante fuertes (no solo de violencia, sino de otras cosas más turbias como violaciones, asesinato de niños, etc).

    Se consiguen con facilidad en el puerto de Jack!!

  9. ¿Sabés que no la vi Violence Jack, Franco? Son esa cosas que me quedaron pendientes.
    Me estás deciendo que es más turbia que Devilman.
    Estoy trantando digerir el concepto.

  10. De Devilman siempre me acuerdo unos OVAs mas nuevos que vi en una rofca (donde también conocí a Helsing en idioma original y subtitulado muy bien por los chicos del fansub) hace muuuucho, donde la sangre estaba al 500% al punto que se limpiaba cientos de enemigos y quedaba con un laguito de sangre literalmente hasta los tobillos. También me cuenta pensar algo q supere eso jejeje

  11. Un par de cosas respecto a Hellsing.
    1- Ivrea siempre le puso localismos a sus traducciones como bien hacen todas las editoriales en otras partes del mundo y en un manga como este donde la forma de hablar de los personajes era de todo menos encorcetada tenia logica que utilizaran un lenguaje de barrio.

    2- Si la serie esta en el puesto 200 la serie de OVAs deberia estar en el puesto 1 masomenos. La supera en todos y cada uno de los sentidos.

    Por cierto la nueva version de Devilman (aun viniendo de un autor muy querido desde antes de que se vuelva popular) a mi me parecio una cagada y bastante poco fiel. De todas maneras el anime clasico de Devilman lo vi poco y hace tiempo, mi contacto fue mas bien con los mangas.

  12. Nada supera el doblaje argento de Chicken Little, con Juan Acosta haciendo la voz del papá y diciendole al hijo «vení chiquenlite hagamos tal cosa…»

  13. No Alquimista, lo de Ivrea es impresentable por donde se lo mire. Las editoriales españolas como Glenat lo demostraron con sus publicaciones. Después si te gusta consumir mierda de mala calidad, estás en todo tu derecho de hacerlo y también de defender ese gusto.
    Ahora, no busquen justificarlo con boludeces porque es una pérdida de tiempo.
    Alucard no puede hablar como si fuera un pibe de Paternal, así de sencillo.
    Hay otros recursos en el lenguaje para resolver eso.

    La serie nueva de Devilman es más fiel al manga con respecto a la serie de los años ´70, lo que no significa que sea mejor. En todo caso pasa por una cuestión de gustos. Al personaje lo tengo más presente por la original que la nueva.

  14. Solo tengo 3 mangas de Ivrea, así que no puedo decir que a todo le aplicaron localismo, por ejemplo en Ranma si lo hicieron y para mi no queda mal, pero en Evangelion y Rurouni Kenshin respetaron y lo hicieron más neutral o adecuado al lugar y época.

  15. Sí buen punto Mariano, porque se me escapó eso, es cierto que no lo hicieron en todos los casos.
    En Argentina Deux también hizo un gran trabajo con la edición de Astroboy.

    Queda como el culo que personajes asiáticos se expresen con el lunfardo argentino y el castellano es lo suficientemente rico para conseguir que la adaptación funcione.
    Ahora si después buscás hacer algo chapucero, bueno seguí la escuelita de Ivrea.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.