Reseña de Bill & Ted: Face The Music

Publicidad

Calificación: B

En uno año de mierda como el 2020, donde hay pocos motivos para reír o estar contentos con todo este contexto horrendo de la pandemia, el hecho que la nueva entrega de Bill y Ted logren sacarte una sonrisa tiene un mérito enorme.

El reencuentro con estos personajes después de tantos años es tan raro como entretenido y aunque en términos generales el visionado del film es ameno, tampoco puedo ignorar el hecho que representa el capítulo más flojo de la serie.

No llegaría calificarlo de decepcionante, tal vez haya fans que lo vean de esa manera, pero queda la impresión que no se explotó el potencial que permitía un relato con Bill y Ted a sus 55 años.

Esa es una de las razones por la que me gusta tanto la segunda película, Bogus Journey, ya que en lugar de limitarse a refritar la obra previa encaminaba la trama por un terreno completamente diferente y no tenía miedo de ser más bizarra.

La nueva producción se siente muy improvizada como si no le hubieran dado importancia al guión porque contaban que el film estaba hecho con la simple presencia de los protagonistas.

El mensaje de unidad y paz a través de la música que predica el argumento tiene las mejores intenciones, pero deja el sabor amargo por no explorar mejor a Bill y Ted en esta etapa de sus vidas.

Face The Music tiene dos grandes debilidades que le juegan en contra y contribuyen a que se convierta en la entrega más olvidable de la franquicia.

En primer lugar se trata de una película que hace un esfuerzo sobrehumano y desmesurado por intentar eregirse como un aliado de la era Me Too y conectar con la cultura Millennial.

En esta intención termina por cometer los mismos errores que Terminator: Dark Fate y la idea tonta de creer que por incluir más personajes femeninos en consecuencia la producción apoya la causa feminista en Hollywood.

El tema es que si después los personajes resultan insulsos y burdas imitaciones de sus contrapartes masculinas esta adición es intrascendente y se siente forzada.

Es decir, son cambios que hicieron para quedar bien con la prensa hipster liberal y nada más.

Tomemos el ejemplo de las hijas de Bill y Ted.

Había un montón de cosas que se podía haber hecho con esos personajes.

Desde explorar la brecha generacional y cultural entre padres e hijas hasta trabajarlas como un disparador de un conflicto más interesante.

En cambio nos encontramos con dos chicas de 24 años que tienen las mismas personalidades que Bill y Ted y no aportan absolutamente nada, más que aburrir con una subtrama que refrita la primera película.

Por consiguiente, el reparto incluye a una muy buena actriz como Samara Weaving (sobrina de Hugo Weaving, el agente Smith de Matrix) que viene de romperla en The Babysitter y Ready or Not (Boda sangrienta) y acá termina limitada a imitar las expresiones de Alex Winter.

Lo mismo ocurre con Brigette Lundy-Paine, quien saca muy bien los modismos de y temina estancada en esa función.

Rufus, interpretado por George Carlin, quien falleció en el 2008, ahora fue reemplazado por otro personaje femenino a cargo de Kristen Schaal, quien tampoco le aporta una identidad especial a su rol y termina siendo olvidable.

Cada vez que el relato se concentra en la historia de las hijas de Bill y Ted la película decae bastante por la simple razón que preferimos pasar más tiempo con los personajes originales que son más divertidos.

Por otra parte, el hecho que los protagonistas no cambiaran en absoluto desde 1991 nos impidio ver como repercutió en ellos el paso del tiempo y la responsabilidad de la paternidad.

Si bien hay que destacar que el film no abusa tampoco de la nostalgia y el fan service, Face The Music se encuentra a años luz de las entregas previas y la serie animada que era mucho más divertida.

Esta es una película a la que le falta más rebeldía y se contiene demasiado a la hora de explotar el concepto absurdo de sus personajes.

Entre las nuevas incoporaciones la peor la representa un cyborg estúpido llamado Dennis Caleb McCoy que detesté con pasión.

Parece el típico personaje pusilánime que suele concebir Taika Waititi en sus trabajos y se esfuerza por ser desopilante sin éxito.

De todos modos hay momentos graciosos durante el desarrollo de la trama, aunque son menos de lo esperado.

Me gustó mucho la escena de la terapia de pareja que es muy divertida y todos las participaciones de la Muerte, interpretado nuevamente por William Sadler.

El motivo por el que dejó de tocar en los escenarios con Bill y Ted me sacó una carcajada y sino es el mejor chiste de la película pega en el palo.

(No lo mencionen en los comentarios así no se arruina el momento para quienes no la vieron todavía.)

Desde los aspectos técnicos hay algunos problemas con el CGI donde se nota el presupuesto limitado pero la verdad que tampoco me parece un gran problema.

A Alex Winter se lo nota un poco más oxidado en la actuación, en parte a que en los últimos 30 años se desempeñó como realizador de documentales y películas familiares.

En el caso de Keanu es rarísimo verlo como Ted después de John Wick, pero con el trasncurso del film te acostumbrás y la química entre ellos sigue intacta.

Las esposas medivales de los protagonistas también cuentan con una subtrama que tiene una pésima resolución abrupta como el final de la historia.

Después redimen esta cuestión con la escena post-crédito que es graciosa.

En el terreno de la música no hay buenas noticias.

Si en la entrega previa tenías temazos de Kiss, Megadeth, Faith No More y Steve Vai, acá nos tenemos que conformar con canciones olvidables de Weezer, Big Black Delta y el rapero Kid Cudi.

Curiosamente Dave  Ghrol tiene un breve cameo en la historia pero los Foo figthers no aportaron nada a la banda de sonido.

Hubiera estado bueno que el argumento explorara con más ingenio a estos personajes en la cultura de la actualidad y la industria de la música pero esa no es la propuesta que brinda la nueva producción.

Vuelvo a reiterar, consigue brindar un pasatiempo ameno y el reencuentro es simpático, pero como capítulo de la franquicia dudo mucho que sea recordada con el mismo afecto que las anteriores.

Publicidad

20 comentarios

  1. Para mí fue un buen homenaje a las primeras 2, y solo aquel que las vio podría disfrutar algo de esta. Al que no las vio seguro le parecerá una chotada. Mi favorita sigue siendo la 2 sin duda.

    Saludos!

  2. Coincido prácticamente con todo. Es algo irregular, hay chistes que son muy buenos. Por ejemplo la canción que interpretan en la boda, es hilarante porque refleja la nube de pedos en la que termina un artista o banda cuando los ciega el ego y empiezan a experimentar con cualquier boludez. Pero después te salen con un robot sicario bobo que termina cansando (si hasta los demás personajes se lo quieren sacar de encima jaja).

    Teniendo en cuenta el bajo presupuesto, el rubro técnico lo vi bastante bien, hay películas con 3 veces el presupuesto de Bill y Ted que hacen agua en ese sentido. La única escena donde noté de manera burda el fondo verde es cuando ambos protagonistas viajan al futuro y los aprietan para que inventen la canción que salva a la humanidad.

    En cuanto al elenco Winter está bien, Brigette Lundy-Paine imita de manera simpática a Keanu, Samara en piloto automático (y se entiende porque). Keanu está bastante raro en la pelicula, es una extraña amalgama entre el sad Keanu de sus últimas películas y el Keanu jodón de los primeros años. Fíjate la cara que tiene en el póster, esa cara lo dice todo.

    Hubiera preferido que William Sadler apreciera antes en la historia, su personaje fue la más grande adhesión en la segunda parte, en ese sentido el tráiler de esta tercera es un poco engañoso porque te hacía creer que iba a tener una mayor participación pero recién aparece en el tercer acto.

    Lo que más me molestó de la película es que dedican una porción grande de la historia para pasarle la posta a las hijas y continuar la saga (en ese sentido el giro de final es poco feliz pero lo resuelven bien) y dudo mucho que a alguien le interese una secuela protagonizada por ellas.

    En fin, lo que pusiste en el primer párrafo es exactamente lo mismo que pensaba mientras veía la película, tiene sus fallas pero se le permite la indulgencia por alegrar un poco este año impasse para la humanidad. Disfruté que Keanu y Winter se burlen de ellos mismos por retomar la saga con varios años más encima.

    Mi ranking de la saga queda asi :
    1 – Bill & Ted’s Bogus Journey
    2 – Bill & Ted’s Excellent Adventure

    3 – Bill & Ted Face the Music (ese espacio en el medio es a propósito).

  3. Anoche estuve a punto de verla pero cuando al inicio ya mostraron a las hijas pensé que iba a ser algo progre y feminista. No me equivoque pero si vos le diste una oportunidad yo se lo voy a dar.

    Pd: Vas hacer alguna comentario del teaser de «Dune» o lo harás cuando salga el trailer el 9 de septiembre? Leíste alguna ves «Dune»? Te gustó?

  4. Mirala Ricardo que es divertida, tiene un problema con esa subtrama de las hijas pero no pasa de ahí.
    Nunca leí la saga Dune es un cuenta pendiente que tengo de la literatura y la película no me la acuerdo, la vi hace muchos años.
    Cuando salga el avance lo comento.

  5. Y ya que mencionas The Babysitter en la reseña, no sé si sabías que ahora dentro de poco Netflix va a estrenar la secuela innecesaria. La primera fue una película entretenida totalmente elevada por la actuación de Samara Weaving y en esta secuela no va a estar, pésima idea. Aprovecho para recomendarte otra vez Guns Akimbo.

  6. uh no sabia que ya estaba! voy a tratar de conseguirla… a mi Weezer me encanta! el resto no las conozco… Amo la segunda película de Bill and Ted! la mejor de las películas sobre un par de idiotas salvando a la humanidad!

  7. Al final del trailer de The Babysitter sale una mujer de un lago y le habla al protagonista, para mi dan a entender que vuelve el personaje de Samara.

  8. Me pasó parecido! Se festeja que vuelva todo el elenco creativo de las originales, sobretodo en estos momentos de mierda que pasamos, y en buena parte hacen justicia pero le faltaba más para dejar a todos contentos!

    Un par de reseñas resaltaban que parte de la genialidad de Bogus Journey es que en seguida supieron ver que esta no era una franquicia sobre viajes en el tiempo… lo importante eran los personajes. Va por un lado tan diferente pero funciona muy bien. Por eso da un poco de pena que pudiendo flashearla mucho más ahora, se limiten en parte a refritar la primera película.

    Comparto con Nico más arriba que el que me resultó más raro acá fue Keanu. Maneja una energía muy diferente a como era antes y se lo ve caído incluso cuando se supone que está más contento. No sé si eso será porque la historia pide que sea así pero me da la impresión que es como él hace sus papeles ahora, mientras que Alex está más en personaje. Eso sí, la química todavía está y eso en parte es que ellos siguen siendo buenos amigos después de tantos años =)

    IDEM a lo de la música, un bajón! Si no fuera por William Sadler la tendría más abajo, pero no quiero que sea todo un bajón. La peli entretiene y merece su visionado!

  9. De las dos primeras de Bill y Ted a mi tambien me gusta mas la segunda Bogus Journey.
    recien vi anoche Bill and Ted Face the music y si me gusto e incluso la podria volver a ver pero si es cierto que es muy mejorable.
    Me gusto la interaccion entre Keanu Reeves y Alex Winter y es bueno ver que todavia conservan la quimica , aunque al principio vi un poco frio a Keanu como que se solto mas despues y Alex Winter aunque no actua tan seguido lo hizo bien.
    de las hijas Samara Weaving y Brigette Lundy-Paine me gustaron aunque siento que no aportaron gran cosa y salvo que son las hijas de Bill y Ted y parece que heredaron sus personalidades apenas sabemos de ellas , yo me quede con las ganas de verlas interactuar mas con sus padres.
    La recomiendo aunque sea para un visionado por que entretenida si es.
    por cierto me gustaron el regreso de William Sadler y del capitan Logan (Papa de Ted) y de Missy la rubia que en cada entrega esta casada con un papa de los protagonistas , no dire con quien se caso en esta entrega pero me hizo soltar la carcajada.

  10. Se supone que al final de la segunda se habían convertido en buenos músicos y compositores y ahora no pueden componer ni una canción Punk siquiera. A mi eso me hizo mucho ruido en la trama, eso nomas quería decir.
    Saludos!

  11. Keanu pasó por un montón de tragedias personales desde 1991 a la fecha, tal vez eso generó que no le fuera tan fácil conectarse con la misma energía de Ted porque a diferencia del personaje, que nunca crecío, él es otra persona.
    Igual lo saca adelante a Ted gracias a la química con Winter.

  12. Honestamente me gustó mucho, y no sentí a las hijas como la cuota progre del momento, para mi actuaron bien y su subtrama me pareció muy dvertida. Keanu y Winter siguen con la quimica intacta, los efectos son buenos (algunas veces la pantalla verde se re notaba). Si creo que el final es muy abrupto y el robot arranca medio bien y despues con el tema de sus propias inseguridades termina siendo choto. De las 3, me quedo con la primera, y si bien reconozco que Bogus Journey es más creativa, ésta se me hizo más llevadera.
    PD: Entiendo tu ensañamiento con Taika, pero nunca me jodió a mi, me re gustó Thor Ragnarok (pasa que no termine de engancharme como vos con las dos primeras). Jojo Rabbit estuvo bien, pero tiene cosas q no me terminan de convencer.
    Pregunta: Vas a hacer reseña del nuevo film de Charlie Kaufman?

  13. Sí, flojita… Parece hecha a las apuradas. En imdb decia q winter tuvo q hacer clases de actuación q hacía bocha q no actuaba, asi y todo se le nota mas onda q keanu q no puede sacarse de encima la cara de piedra de sus papeles de tipo sufrido y duro. El laburo de él no me gustó a diferencia cuando era pibe en las otras pelis.
    En fin, una pelicula más q no es para cine.

  14. Si te re gustó Thor: Ragnarok (la no película de Thor) entiendo que te pareciera divertida la subtrama de las hijas, que fue un refrito desapasionado de la primera película.
    Está más que bien y son cuestiones de gustos, ahora la presencia de los personajes Tomás sí tiene que ver con la idea de abrazar la agenda progresista.
    Una pena que no utlizaran esa intención con una idea más interesante entre ellas y los padres.
    Lo quedo quedó son dos personajes vacíos sin personalidad que no aportan nada.
    Por ahi va mi objeción.

  15. Era lo que decia, de seguro le pasan la posta a las hijas. No se si haran una cuarta con las hijas, pero dio esa sensacion. Y no da si lo hacen!

    Coincido tenia un potencial mayor pero bueno. Las pibas no me compraron. Bill y Ted tienen la misma quimica, coincido tambien y el ciborg no me termino de convencer. Me quedo con la 2, la 1 y la 3!

  16. Todavia hay gente le gusta «Thor Ragnarok». Si supieran la base que habia para desarrollar jaja. No solo uno…arruinaron dos obras perfectas!! Porque encima «adaptaron» pot asi llamarlo «Planeta Hulk». Por eso cansa el cine de superheroes. No porque no haya nada para contar sino porque hay un publico que «elige» estas historias. Valido ppr supuesto….pero si supieran que no conocen en realidad a sus personajes. Es como mi viejp que pensaba que Batman era solo Adam West…en fin

  17. Hola Hugo buen día, vas a ver y reseñar Mulan? Vi que la estaban matando en algunos sitios, quería saber tu opinión.

    Saludos!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.