Grandes rarezas de Marvel y DC: Millie, la modelo (1945-2011)

Publicidad

Resulta una ironía del destino que el personaje femenino más exitoso de la editorial a nivel comercial no haya sido una superheroína sino una modelo.

Ninguna justiciera de esta compañía, ya sea un miembro de los X-Men o los Vengadores jamás consiguió mantenerse en el mercado con una serie best-seller durante 28 años ininterrumpidos.

Millie, la modelo no sólo logró ese objetivo como el cómic humorístico más exitoso de la denominada Casa de las ideas, sino que además opacó a todos los personajes que surgieron dentro del mismo género en su momento.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial el mercado norteamericano de la historieta se concentró en capturar la atención del público femenino fuera de la temática de superhéroes.

Así fue que surgieron numerosos bodrios que presentaban estereotipos de la mujer de aquellos años.

A través de argumentos centrados en enredos sentimentales aparecieron en los kioskos Tessie, la mecanógrafa, Nellie, la enfermera, Hedy DeVine, una actriz de Hollywood, Patsy Walker y Sherry The Showgirl, que apenas duró ocho números sin atraer la atención del público.

Millie fue creada en el invierno de 1945 por Ruth Atkinson, una de las pocas mujeres guionistas de cómics que trabajaba por entonces en la industria.

Previamente había colaborado en la gestación de Patsy Walker, quien décadas después se convertiría en la heroína Hellcat, y esta labor fue su gran proyecto personal, luego desempeñarse en diversas historietas bélicas.

Esta es una de las pocas imágenes que se conocen de ella tomada por la legendaria artista Trina Robbins.

El primer número fue escrito e ilustrado por Ruth, algo que no solía ser frecuente en una industria dominada por hombres.

La trama tenía como protagonista a Millie,  una chica de Arkansas que viajaba a Nueva York para cumplir el sueño de convertirse en modelo.

La particularidad de esta propuesta es que los relatos estaban más centrados en los enredos humorísticos y eso enseguida llamó la atención del público adolescente.

Un detalle interesante de este cómic es que el arte fue cambiando drásticamente con el correr del tiempo.

En esta primera etapa las ilustraciones seguían la estética pin-up de los años ´40 que era popular en aquellos días.

Lamentablemente por esas actitudes sexistas de la época la editorial Timely (que luego se convertiría en Marvel) no permitió que Atkinson siguiera a cargo de la revista y el proyecto luego quedó en manos de otros guionistas.

Aunque durante ese período Millie se vendió bien recién explotó comercialmente a fines de los años ´50 cuando se incorporaron a la colección dos leyendas de este arte.

El ilustrador Dan De Carlo y .

DeCarlo le dio al personaje la imagen definitiva que un tiempo después influenciaría a los cómics de Archie.

Cuando uno lee estos cómics en la actualidad pueden entender los motivos de su suceso.

Stan Lee convirtió la revista en una propuesta humorística que no estaba pensada exclusivamente para las adolescentes sino que podía hacer reír a lectores de cualquier sexo y edad.

Una estrategia comercial muy acertada ya que cuando los varones se engancharon con esta publicación las ventas se dispararon y la modelo se convirtió en un best-seller de la compañía.

Un ejemplo para que vean la popularidad que llegó a tener Millie en su momento.

A mediados de los años ´60 Marvel sacó a la venta unos minilibros para decorar tortas que presentaban las imágenes de sus personajes más populares.

Miren quien fue parte de ese merchandising.

Esta primera etapa de Lee es genial y tiene momentos muy graciosos.

Durante este período también cobró popularidad la rival de la protagonista, Chilli Storm, una modelo pelirroja que competía permanentemente con Milllie.

Las chicanas humorísticas entre ellas luego encontrarían su espejo en la relación de Johnny Storm con Ben Grimm, La Cosa, en Los Cuatro Fantásticos.

Hay una historia estupenda de Lee  donde se puede percibir ese realismo cotidiano que le otorgaría más tarde a los dramas de los superhéroes.

La trama se titula «Un día en la vida de una modelo» donde el Generalísimo no hace otra cosa que arruinarle el sueño a las jóvenes lectoras que buscaban seguir ese oficio.

El argumento está dividido en dos partes.

Durante el primer segmento Millie narra la fantasía que la gente tiene sobre el mundo de las modelos.

Su jornada empieza temprano cuando la despierta una corte de asistentes para prepararla en su día de trabajo.

Un chofer la pasa a buscar en un lujoso auto descapotable y luego de sacarse un par de fotos le pagan una fortuna.

Durante el día intenta evadir a una horda de admiradores que le proponen casamiento y cuando llega a su casa la secretaria le da una pila con los teléfonos de actores de Hollywood que quieren invitarla a salir.

En la segunda parte Millie narra la verdadera vida de las modelos.

En esta versión se levanta a las seis de la mañana  y tiene que viajar en un colectivo lleno de gente porque no le alcanza la plata para mantener un auto.

Luego de pasar horas sin comer trabajando en una campaña gráfica interminable le pagan una miseria y cuando vuelve a su casa su compañera de cuarto no le entrega invitaciones de actores de Hollywood, sino el aviso que les cortaron el teléfono por falta de pago.

Al final del día se va a dormir con un sandwich de fiambre que le prepara su amiga.

Este período de Lee con DeCarlo fue fantástico y generó que la revista fuera tan popular.

A comienzos de los años´60 la modelo protagonizó otros cuatro títulos como fueron A date with Millie, Mad About Millie, Life with Millie y Modelling with Millie, algo que la consolidó como la principal competencia de Archie en el género.

Cuando Stan Lee dejó la revista para concentrarse en la gestación de los Cuatro Fantásticos y DeCarlo pasó a ilustrar las historias de los adolescentes de Riverdale, Millie atravesó cambios importantes en la serie principal.

Las historias se volvieron más serias y dramáticas e incorporaron elementos de la cultura popular del momento.

Desde la invasión británica de las bandas de rock inglesas en los Estados Unidos hasta el movimiento cultural del Swingin London en Europa.

Eventualmente la revista perdió una parte considerable del público y Marvel tomó cartas en el asunto.

¿La solución?

Volver a establecer a Millie como la competencia de Archie.

Con el mismo estilo de arte que usaba la compañía rival, la historieta tuvo su reboot en The New Millie The Model a fines de los años ´60, donde volvió a recuperar su estatus de best-seller.

Esta etapa recuperó el estilo de humor que le había otorgado Stan Lee y la protagonista también pasó a vestirse con un look más moderno como el que usaban las jóvenes de ese momento.

Una particularidad que tuvo además esta revista es que las lectoras diseñaban los vestuarios que presentaban el personaje, algo que alentaba la participación del público en el proyecto.

Después de 205 números ininterrumpidos, algo que reitero no consiguió ninguna superheroína de Marvel, la colección de Millie llegó a su fin en diciembre de 1973.

Aunque desde entonces no volvió a tener su propia revista en adelante se incorporó al mundo de los superhéroes, donde tuvo cameos y participaciones en especiales en Los Cuatro Fantásticos, The Defenders, Dazzler, She-Hulk y Spiderman.

En el 2008 regresó en una versión moderna para protagonizar la miniserie Models Inc, en la que participaron también Mary Jane Watson, Patsy Waller y su archirival Chilli Storm. 

En la trama Millie es acusada de un homicidio durante el desarrollo del Fashion Week de Nueva York.

Marvel volvió a darle un papel destacado en la miniserie 15 Love, del 2011, donde era la mentora de su sobrina tenista que representó una de sus últimas apariciones.

Una figura de la editorial que tranquilamente podría reaparecer en cualquier momento y tiene una bibliografía que pocos personajes femeninos de los cómics pudieron construir.

En estos días donde Mary Jane y Gwen Stacy cuentan con sus propias revistas están más que dadas las condiciones para una nueva colección de Millie que podría seguir la línea de los cómics actuales de Archie.

Después de todo lo retro vuelve.

 

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.