El Disney olvidado: Trenchcoat (1983)

Publicidad

La figurita difícil del álbum de .

De todas las notas que hice para esta sección, que ya tiene un par de años, Trenchcoat fue la película más difícil de rastrear.

Nos encontramos ante la gran oveja negra de la historia de Disney.

La única producción que hasta la fecha la compañía se niega a reconocer (no la  incluyeron en el catalogo de la plataforma Disney+) como si se tratara del hijo ilegítimo de un millonario. De hecho,  desde el 2011 quitaron el logo del estudio de los afiches para que nadie pueda relacionar este proyecto con ellos.

Esta propuesta de 1983 no sólo es uno de los filmes más olvidados de la compañía sino que además representa una de las grandes rarezas artísticas concebidas obviamente por el maestro Ron Miller, quien amaba desconcertar al público y la prensa con esta clase de espectáculos.

Presten atención a la primera imagen que ilustra esta nota y pertenece al afiche de Trenchcoat.

Margot Kidder con un arma de fuego posando como si fuera una típica chica Bond.

Un concepto difícil de relacionar con la casa del ratón Mickey.

Si a esto le sumamos que el personaje principal consumía alcohol y mostraba sus piernas de un modo sugerente podrán hacerse una idea por qué los ejecutivos de la corporación se horrorizaron cuando vieron lo que había gestado Miller.

Trenchcoat fue un enorme fracaso comercial, un motivo que dispararía su olvido, además de resultar aniquilada por la prensa.

En mi opinión el ensañamiento hacia la película fue completamente exagerado y dentro de la filmografía live action de Disney se pueden encontrar bodrios peores.

El problema fue que presentaba una comedia de acción y espionaje que era imposible de asociar con los valores familiares que solían tener las obras tradicionales de la compañía.

Motivo por el cual luego tuvieron que crear el sello Touchstone para separar los proyectos con contenidos maduros de las películas dirigidas al público infantil.

El argumento tenía una marcada reminiscencia con el clásico Charada, de 1963, con Audrey Hepburn y Cary Grant donde la comedia romántica se combinaba con los misterios de espionaje.

Margot Kidder interpreta a una escritora de novelas policiales que viaja a Malta para encontrar alguna inspiración que la ayude a escribir su próxima novela.

Sin emabargo, el viaje que comienza como unas simples vacaciones se convierte en una pesadilla cuando conoce a un estafador, encarnado por Robert Hays (¿Y donde está el piloto?) que la termina por involucrar en una intriga internacional de espionaje.

Si bien el guión no era muy inspirado la excelente química entre los protagonistas el enorme talento de Kidder para la comedia física generan que el film se disfrute como un ameno entretenimiento.

La actriz está genial en este rol y brinda una versión más divertida de lo había sido su encarnación de Lois Lane en los filmes de Superman.

Trenchcoat es rara porque tiene asesinatos, tiroteos y persecuciones que son imposibles de asociar con el cine tradicional de este sello, que era justamente lo que buscaba el productor Ron Miller con este tipo de producciones.

Su meta era expandir los horizontes artísticos del estudio tomando esta clase de riesgos comerciales para explorar temáticas diferentes en lugar de estancarse en las formulas comerciales de siempre.

La película fue dirigida por el cineasta británico Michael Tuchner, responsable de la recordada adaptación de Hallmark sobre El jorobado de Notre Damme, que protagonizó Anthony Hopkins en 1982.

Lamentablemente en la actualidad esta propuesta sólo se puede ver a través de Amazon que tiene los derechos de exhibición.

El alquiler no es caro y si les genera casualidad es una opción entretenida para descubrir la oveja negra del cine live action de Disney.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.