Escape de Los Ángeles (1996)

Publicidad

La popularidad que gozaba a mediados de los años ´90 y una buena racha de estrenos taquilleros jugaron un papel clave para que la continuación de Escape de Nueva York se pudiera concretar después de muchos años.

Años después el director reconocería que sin el impulso que le dio Russell al proyecto la película nunca se hubiera filmado.

Kurt siempre consideró a Snake Plissken uno de sus personajes favorito y se comprometió tanto con la segunda entrega que inclusive aportó diálogos e ideas para la trama en lo que sería su única experiencia hasta la fecha como guionista.

Un detalle de lo que representaba la imagen del actor en ese momento.

Cuando realizaron la primera entrega en 1981 Carpenter la filmó con un presupuesto de seis millones de dólares.

Para la continuación consiguieron 50 millones que se utilizaron en una puesta en escena mucho más ambiciosa.

Dentro del reparto se destacaban además las presencias de Peter Fonda, Valeria Golino, Pam Grier, Stacy Keach, Steve Buscemi y Cliff Robertson, como el presidente autoritario de los Estados Unidos que hoy parece un clon del primer mandatario brasileño, Jair Bolsonaro.

No solo por el parecido físico sino por su ideología conservadora.

Lamentablemente el karma desgraciado de la carrera de Carpenter se manifestó otra vez y esta película fue uno de los mayores fracasos comerciales de 1996.

Ni siquiera llegó a recuperar su presupuesto y tampoco consiguió buenas reseñas.

Un caso similar a lo que ocurrió con buena parte de la filmografía del cineasta cuya obras terminaron siendo más reconocidas con el paso del tiempo.

Recuerdo que cuando vi Escape de Los Ángeles con un grupo de amigos todos la detestaron porque les parecía malísima, mientras que yo la disfruté más por la interpretación de Russell, quien tenía momentos fabulosos como Snake.

De todos modos en general la recepción del público fue bastante negativa, pero tampoco era una producción  que mereciera tanta paliza en las críticas.

Por su parte Carpenter hasta el día de hoy sigue orgulloso de este film y la considera muy superior a Escape de Nueva York.

Lo que me gusta de la continuación es que presenta una mayor ambición tanto en su puesta en escena como en su contenido social y político.

En la trama la ciudad de Los Ángeles quedaba convertida en una isla separada de los Estados Unidos tras un terremoto, donde eran enviados todos las personas que no siguieran las normas morales y religiosas del presidente.

De ese modo el territorio quedaba poblado por criminales, prostitutas, apostadores, inmigrantes ilegales y hasta vegetarianos.

Snake tenía la misión de encontrar y ejecutar a la hija del presidente, quien había escapado a la isla con un dispositivo que podía acabar con toda la tecnología que existía en el planeta Tierra.

La joven se unía en la isla a las fuerzas de Cuervo Jones, un revolucionario latino que era una sátira del Che Guevara.

En esta película Carpenter y Russell criticaban todo un sistema moral y político que sigue arraigado en la cultura norteamericana, más el rol de la tecnología y sus efectos en la sociedad.

Desde los aspectos técnicos el diseño de producción de este film era fabuloso y la presentación del mundo post-apocalíptico y decadente en que se había convertido Los Ángeles tenía algunas postales fabulosas.

Las secuencias de acción en esta oportunidad también presentaron una elaboración más compleja y lograban que Russell se luciera otra vez en rol de Snake.

Kurt consolidó a Plissken como uno de los mejores anti-héroes del género que afortunadamente no era arruinado con ningún tipo de redención ni corrección política..

Snake no es precisamente un tipo simpático pero es su actitud cínica en torno al mundo que lo rodea y su perspectiva de la humanidad lo que genera que sea tan divertido.

La gran debilidad de esta película y el error que para mí cometieron Carpenter y Russell con el argumento fue que la premisa del conflicto era un calco de la primera entrega y Escape de Los Ángeles se percibía más como una remake de la obra de 1981.

Tal vez con guión diferente el film habría funcionado mejor con el público porque el personaje era atractivo y Kurt se destacaba como lo mejor de esta propuesta.

El argumento de los detractores que la continuación era más de lo mismo en ese sentido es bastante válida por la falta de identidad que tenía la segunda entrega.

Si bien contaba con un mayor presupuesto la película carecía de originalidad en lo referido al conflicto central.

Lamentablemente las malas reseñas, sumadas al fracaso en la taquilla frustraron la posibilidad de ver otra colaboración entre Carpenter y Russell.

La tercera entrega pensada para la saga de Snake a raíz de esta situación se reescribió con otros personajes y en el 2001 se estrenó con el título de Ghost of Mars.

Otro fracaso comercial enorme que ni siquiera pudo recuperar sus 28 millones de dólares de presupuesto y también tuvo pésimas críticas.

A raíz de esa experiencia Carpenter se alejó de Hollywood y no retomó su carrera cinematográfica hasta el año 2010 cuando estrenó el film de horror The Ward.

Una producción que tuvo reseñas negativas y apenas recaudó un poco más de un millón de dólares con un presupuesto invertido de 10 millones.

Cuando uno repasa la filmografía de Carpenter de las últimas décadas queda claro que el artista despierta interés en el nicho amante del cine clase B pero el público general no termina de engancharse con sus propuestas.

Algo que debe generar un frustración enorme en el cineasta y eso explica también su alejamiento como realizador.

En una carrera que abarca más de 40 años de trayectoria Carpenter sólo experimentó el suceso comercial y la aclamación de la crítica en apenas cinco ocasiones, con Halloween (1978), La niebla (1980), Escape de Nueva York (1981), Christine (1983) y Starman (1984).

Es decir que todos sus proyectos desde mediados de los años ´80 fueron vapuleados en los medios y tampoco convocaron gente en los cines.

Eso no significa por supuesto que su trabajos fueran malos, muchos filmes luego se convirtieron en fenómenos de culto, como Rescate en el barrio chino (1986), El príncipe de la tinieblas (1987) y Vampiros (1998), pero no se puede negar que ninguna de estas propuestas consiguieron atraer al publico general

Creo que la carrera de Kurt Russell merece una reunión más con John Carpenter en lo posible con una historia más de Snake, pero son fantasías que ignoran la realidad.

Hoy es muy difícil que los productores financien a Carpenter por los resultados que generaron las películas que hizo en las últimas décadas y en cambio se producen remake de sus clásicos o continuaciones como la última entrega de Halloween que no resultan obviamente lo mismo.

El original avance de esta película que tenía una narración muy particular.

 

Publicidad

6 Comentarios

  1. Esta pelicula tiene un tono parodia y menos serio que la primera parte,a mi personalmente me gusto mas la primera parte,aunque la segunda no me parece malisima,los personajes son bastante graciosos y al menos no aburre,por cierto Ghost of Mars no me parecio tan mala,me gusto mucho!!para cuando una reseña de esa pelicula Hugo?

  2. Gracias por la nota Hugo. A mi me gustaron todas. Lastima que no termino en triologia. Ojala que Kurt vuelva con Carpenter! los productores son de terror! son tipos que ya estan grandes, tanto Kurt como John. Y en esto no hay 2 chances, hay que jugarsela.

    Por otro lado vi que posteaste hace un tiempo, sobre un dvd sobre conan el barbaro edicion especial, eso lo tengo que conseguir! Gracias por el dato.

    Algo que no sabia y lo comparto: En Conan el destructor, Andre el gigante hacia del Dios que tenia el cuerno puesto! ni sabia! cosa loca… En cuanto a sus alturas, Arnold ante el y bombata que casualmente median igual era un enano!
    Hay fotos detras del set con ellos tres.

    De todas maneras la primera es un peliculon, y el autor escribio conan antes que tolkien el señor de los anillos, otro dato loco e interesante. Lei por ahi que alguien comento que es olvidable el soundtrack de la 1er peli. Error, la primer peli tiene toda la obra maestra de Basil Poledouris, que lamentablemente fallecio hace un tiempo joven dentro de todo. Y es considerado el mejor soundtrack jamas hecho (algo que comente hace poco!).. Bueno, hay temas que se repiten en conan el destructor, por ej: «The orgy» cuando ponen el cuerno al Dios, ese tema es de la primer peli, justamente cuando a la mitad/final de la peli hay una «orgia»… bueno obviamente es el mismo autor de todo el soundtrack..

    Que vuelva Snake y Arnold como king conan!

    Saludos

  3. creo que la primera nunca la vi y esta nunca la pude ver completa…pero de tantos intentos, lo único que siempre me acuerdo es la escena de snake jugando al basquet (las voy a buscar las dos así las veo de una vez por todas)

    che que loco y parte bajón lo del poco éxito de carpenter en sus estrenos (digo «parte» porque desde este lado, creo que no somos pocos los que quisiéramos algo minimamente parecido, aunque sea con 1 sola película)
    Sera que el tipo hace, sin querer, un tipo de cine que mejora, como los buenos vinos, con el correr de los años? lo digo porque, sus pelis me fueron gustando, justamente, con el tiempo y revisiones de las mismas.
    La de marte que tal esta? (no me acuerdo si habían dicho por ahí que esa tenia alguna relación con el juego «doom»…capaz estoy mezclando todo me parece)

  4. No me gusto el tono de comedia de algunas escenas de esta pelicula, recuerdo cuando el tipo surfea a la par de un auto por ejemplo. La primera tenia un tono mas serio.

  5. Honestamente no me la acuerdo demasiado la de Marte en este momento, eso dice algo de la película, tendría que verla de vuelta.
    Un Dato Loco: Los tiros de Snake al aro de básquet fueron todos reales y salieron bien porque Russell no dejó nunca de practicar entre tomas durante el rodaje.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.