El Disney olvidado: Wild Hearts Can´t Be Broken (1991)

Publicidad

Una de las «figuritas difíciles» de conseguir del album live action de Disney que este mes Netflix incorporó a su programación.

Por esa razón vuelvo a publicar esta nota que nos recuerda las obras de calidad que el estudio solía hacer en el pasado.

Este film representa una de las grandes producciones de Disney de los años ´90 que quedó sepultada en el olvido.

Wild Hearts Can´t Be Broken es una propuesta interesante ya que narra una historia real sobre una temática que no fue muy trabajada en el cine.

Me refiero a uno de los grandes espectáculos nefastos que brindó la estupidez humana en los Estados Unidos a mediados del siglo 19.

William Frank «Doc» Carver fue un hombre que se hizo famoso en ese país por sus hazañas con las armas de fuego. Era un profesional que con un rifle o un revólver podía acertar a los targets más insólitos.

Su talento generó que se convirtiera en una figura muy famosa en Europa a través de espectáculos de exhibición. En 1881 Carver cruzaba un puente con su caballo cuando la estructura se desmoronó. El hombre cayó al vacío con el animal, pero el caballo resultó ileso y nadó sin problemas hasta la orilla del río.

A raíz de esa experiencia Carver decidió crear un espectáculo donde los caballos entrenados por él se tiraban desde una plataforma de 60 metros para sumergirse en el  agua de una enorme pileta.

Estos shows fueron muy populares en los Estados Unidos y convocaron a miles de personales en numerosos estados.

Horses1-001

Una de las estrellas del equipo de Carver fue una chica adolescente llamada Sonora Webster.

La joven se unió a los espectáculos en 1924 y enseguida se volvió famosa por los saltos con los caballos.

En 1931 Sonora perdió el control de uno de los animales y la caída le generó un desprendimiento de retina que la dejó ciega.

Sin embargo, eso no impidió que la chica siguiera con estas actividades hasta 1942. Lo loco de esta situación es que el público de aquellos días nunca se enteró que la joven estaba ciega.

La película de Disney retrata la historia personal de Sonora Webster y se centra especialmente en su coraje para superar su ceguera y continuar con la actividad que la apasionaba.

En estos días donde tanto se habla del empoderamiento femenino en el cine acá tenemos el caso de una gran película que transmite un mensaje positivo y no está contaminada por los panfletos ideológicos.

Wild Hearts Can´t Be Broken tuvo como protagonista a Gabrielle Anwar, hermosa y excelente actriz recordada por su trabajo en Perfume de mujer, con Al Pacino.

En esta película brinda una fantástica interpretación dramática en la que logra que el espectador se conecte con su personaje desde las primeras escenas.

Dentro del reparto se destacan también Cliff Robertson, el tío Ben del Spiderman de  Sam Raimi en el rol de Doc Carver.

La dirección corrió por cuenta de Steve Miner, más conocido por su asociación con el género de terror, donde fue responsable de clásicos como Martes 13 Parte 2 y 3, Night of the Creeps y House.

En esta producción Miner hizo una gran labor con la reconstrucción del período histórico y la manera en que equilibró el humor con el drama sin convertir al film en un melodrama aburrido.

La historia se centra principalmente en el valor y la determinación de la protagonista por superar su discapacidad física, con el objetivo de poder continuar con la actividad que la apasionaba.

Al enfocarse en este aspecto de la trama, el film lamentablemente no retrata el lado oscuro de estos espectáculos que eventualmente fueron prohibidos por el maltrato al que se sometían los caballos con estos saltos ridículos.

Si bien los shows no llegaban al nivel de infamia que representan actualmente las corridas de toros (que siguen vigentes en España y México), los caballos terminaban muy lastimados porque en las piscinas se le daban descargas eléctricas para que pudieran nadar.

 Wild Hearts Can´t Be Broken tuvo excelentes reseñas del público y la prensa en el momento de su estreno pero nunca llegó a ser un éxito taquillero en los cines.

No obstante es una gran película live action de Disney que recomiendo descubrir.

Desde este mes está disponible en Netflix, no se la pierdan.

El avance original.

 

 

Publicidad

2 Comentarios

  1. Esta es una pelicula que vi en mi adolecencia y la habia estado buscando y por fin la encontre, tengo muchas ganas de volver a verla es una peli muy buena a mi pareser las de ahora no tienen eso, que te hacen querer volvee a verlas .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.