Grandes rarezas de Marvel y DC: Una historia violenta (1997)

Imagina esto: Un hombre ataca salvajemente con un rifle automático a una multitud en la calle. La gente cae gritando, tirada sobre su propia sangre, muerta o moribunda.   Un policía llega corriendo a la escena y es abatido por una lluvia de balas.

Cae cerca de un portal donde tú te has refugiado, su pistola desprendiéndose de su mano muerta, apenas a un palmo de ti. El pistolero grita de forma incoherente, diparando al azar contra la muchedumbre. Se detiene para recargar. Te da la espalda, te ofrece un blanco fácil. Ni siquiera tú podrías fallar a esa distancia. Y sabes, lo sabes con toda certeza, que si no detienes a ese chiflado más gente morirá

¿Qué haces?  Corre, el tiempo se acaba. Esta metiendo un cargador nuevo se da la vuelta, te ha visto…

Demasiado tarde.

Así arranca la introducción que hace el escritor John Wagner en  Una Historia Violenta, una de las mejores novelas gráficas que leí en estos últimos tiempos y que sirvió de inspiración para el film que hizo el director David Cronenberg en el 2005.

En realidad el film que protagonizó Viggo Mortensen tiene poco que ver con el cómic salvo por la premisa de la historia.

Tom Mackenna, que en el cine se llamó Tom Stall, es un hombre común que atiende una cafetería en un pueblo perdido en la mitad de los Estados Unidos.

Su vida cambia cuando se convierte en el héroe del lugar donde vive al impedir un asalto, que termina con un delincuente muerto.

Su fama en los diarios atrae la atención de un grupo de mafiosos que lo buscaban desde hace mucho tiempo y partir del momento en que lo encuentran su vida y la de su familia se convierte en una odisea aterradora.

Cronenberg, que cuando leyó el guión, ni siquiera tenía idea de la existencia del cómic, narró este film desde una óptica más emocional que hizo hincapié en los aspectos psicológicos de los protagonistas.

La novela gráfica no tiene nada que ver con la película.  La propuesta ofrece un thriller de gángsters que te atrapa como lector desde las primeras páginas con un gran trabajo en lo que se refiere al suspenso.

El libro sin duda le hace justicia al título y con el transcurso de la lectura asistimos a escenas tremendas de violencia gráfica que no dejan de retratar con acierto la subcultura del mundo de la Mafia.

La historia fue escrita por el escritor inglés John Wagner, creador de Judge Dredd y la legendaria serie 2000 AD.

Wagner forma parte de esa camada de autores ingleses junto a Alan Moore, Neil Gaiman y Grant Morrison que en los ´80 revolucionaron el cómic norteamericano con conceptos argumentales novedosos.

En este caso el autor planteó una historia realista sobre una familia común y corriente que de un día para el otro se ve involucrada en una guerra contra un clan mafioso.

Al comparar la novela gráfica con la película se pueden encontrar pros y contras en ambos trabajos.

A favor del libro sobresale la historia personal de Tom Mckenna que es mucho más interesante y creíble que la que planteó Cronenberg.  El protagonista no actúa de la nada como si fuera el Punisher como ocurre con el rol de Viggo Mortensen en las escenas de acción y todo su pasado vinculado con la Mafia está mejor desarrollado.

Mackenna es un ser mucho más vulnerable y la relación con el personaje que representa su mejor amigo es bastante intensa y dramática. Una subtrama importante que quedó eliminada del film.

Buena parte de la trama en la fuente original se ambienta en los años ´70 y describe en detalle el modo en que se manejaban los mafiosos en su ambiente.

Por otra parte, las secuencias de acción son muy intensas y en este aspecto la película resulta algo liviana frente a las cosas que se ven en la historieta.

En contra se destaca la relación del protagonista con su esposa que tiene un tratamiento superficial. En este punto Cronenberg hizo un trabajo brillante en el cine.

La tensión sexual que hay entre los personajes y el conflicto que atraviesa la pareja cuando  se descubre que Tom en realidad se llamaba Joey y tenía cuentas pendientes con la Mafia se desarrolló  con mucho más detalle en el film.

En la historieta la esposa se comporta muy diferente y apoya incondicionalmente a su marido pese a las cosas terribles que se revelan de su pasado.

Al igual que el escritor Garth Ennis (Punisher), Wagner es conocido por escribir cómics ultraviolentos cargados de humor negro y el título de este trabajo en particular es contundente.

Las ilustraciones estuvieron a cargo del Vince Locke, conocido por sus labor en The Sandman, Batman, Withchcraft y la serie de zombis Deadworld, de la editorial Image,  quien brinda un dibujo que no tiene escrúpulos a la hora de detallar las cosas terribles que ocurren en la trama.

Una Historia Violenta fue publicada originalmente en 1997 por cómics a través del sello Paradox y recientemente se editó en castellano a través de la editorial española Astiberri.

Si les gustan las historias de gángsters y quieren disfrutar de un thriller intenso este cómic es una gran recomendación.

2 Comentarios

  1. Faaaa! no sabía que era un comic… lo voy a buscar (estará para Kindle? o Kobo en mi caso?).
    La película recuerdo que me gusto mucho, sobre todo lo que escribís acerca de la tension sexual que habia entre los personajes de “marido y mujer”… Todavía me acuerdo de Maria Bello vestida de cheerleader

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.