Historia de Wonder Woman

Capítulo 11: Wonder Woman en la Era de Plata

En algún pueblo de los Estados Unidos (The Wild One, 1953).

Mientras tanto, en otro lugar (Rebelde sin causa, 1955).

A mediados de los años ´50, por primera vez en la historia, los adolescentes empezaron a tener voz propia.

A diferencia de la generación de sus padres, que habían participado en la Segunda Guerra Mundial, los nuevos jóvenes presentaban una alienación mental por el sistema que los rodeaba y se rebelaban contra las tradiciones, sin objetivos muy claros, como lo representaron los protagonistas de los filmes destacados.

Con la irrupción de los primeros pioneros del Rock and Roll, los adolescentes por primera vez empezaron a tener sus propia cultura y la formación de pandillas inevitablemente derivó en un incremento de la violencia.

Ed McBain, uno de los maestros del género policial, vivió esta experiencia en carne propia cuando ejerció como docente en una escuela secundaria del Bronx, donde intentó ayudar a los jóvenes más descontrolados.

Sus experiencias luego se convirtieron en las bases de la novela La jungla del asfalto (1954), que en 1955 sería adaptada en la pantalla grande con Sidney Potier. La primera película en la historia del cine donde sonó un canción de rock, en este caso el clásico de Bill Haley,  Rock Around the Clock.

La literatura Pulp también empezó a enfocarse en esta temática a través de novelas que retrataban los problemas que tenían los jóvenes por aquellos días.

tomboy

rumble

Aunque la causas del incremento de la violencia juvenil en Estados Unidos estuvieron relacionadas con un aumento importante en los índices de población y la falta de compresión a los jóvenes que no tenían dirección, la culpa de este problema se relacionó directamente con los cómics.

Un psiquiatra trasnochado llamado Fredic Wertham desde fines de los años ´40 atacaba en los medios a la industria de la historieta, ya que entendía que esas revistas pervertían la mente de los jóvenes.

Sus críticas contra Wonder Woman eran constantes y se cree que se relacionaban con una cuestión de celos profesionales hacia William Marston, quien era mucho más reconocido y respetado en los medios de comunicación.

Wertham acusaba a la revista de la amazona de incentivar a las mujeres hacia el lesbianismo con la conducta independiente que manifestaba la protagonista.

Marston le contestó, como a todos sus detractores a través de su cómic, y por ese motivo Diana luego empezó a usar en sus aventuras una de sus frases emblemáticas, como fue Suffering Sapho.

Una referencia directa a la poetisa griega de la isla de Lesbos.

Lamentablemente con la muerte prematura de Marston en 1947 los disparates de Wertham empezaron a cobrar fuerza y tampoco surgió otro especialista de las psicología que debatiera sus argumentos.

En 1954 la campaña de Wertham contra los cómics se consolidó con su libro La seducción de los inocentes, un oda a la estupidez humana, donde aseguraba que Superman era un extranjero fascista, Batman y Robin una pareja de homosexuales pervertidos y Wonder Woman una lesbiana perjudicial para la niñas.

El psiquiatra estableció un vínculo directo entre las historietas y la violencia juvenil donde aseguraba que las acciones de los adolescentes estaban influenciadas por estas revistas.

Años más tarde se descubrió que Wertham ni siquiera se había tomado el trabajo de leer los cómics que criticaba y sus argumentos presentaban incongruencias que manifestaban una ignorancia sobre el tema.

Los índices presentados sobre jóvenes que leían cómic y cometían actos de violencia estaban relacionados con un par de casos aislados de chicos con trastornos mentales que no representaban a la gran mayoría de la juventud norteamericana.

Wertham manipuló esa información y le hizo creer al público que los cómics era elementos peligrosos.

Lamentablemente el Congreso de los Estados Unidos tomó en serio los disparates de Wertham y esto derivó en una regulación de los contenidos de las historietas.

Asi nació el Comics Code Authority, que sigue vigente en estos días aunque ya casi no tiene peso en los contenidos.

CCAheader

 

En 1954 esta censura a las historietas afectó principalmente al género de terror, donde los vampiros, zombis y hombres lobo fueron literalmente prohibidos, al igual que el contenido gore.

De esa manera, revistas clásicas como Los cuentos de la Cripta desaparecieron del mercado porque sus relatos censurados dejaron de interesar a los lectores.

En el género de los superhéroes estos cambios abrieron la puerta a una nueva etapa que hoy se conoce como la Era de Plata, que comprende el período entre 1956 y 1970.

Una franja temporal de profundas transformaciones para los cómics y un importante recambio generacional entre los artistas.

Durante esas décadas todos los grandes personajes de DC atravesaron transformaciones notables y en el mercado editorial tuvo su origen el universo Marvel.

Uno de los pocos aspectos positivos de estos tiempos de censura es que los clásicos héroes desaparecidos regresaron al mercado con nuevas interpretaciones.

De hecho, el origen de la Era de Plata nació oficialmente con el regreso de Flash en octubre de 1956, a través de la identidad de Barry Allen, que es el personaje histórico que conocemos en la actualidad.

flash

Dentro de este período sobresalieron artistas legendarios como Stan Lee, Jack Kirby, Gardner Fox, John Broome (Flash), Steve Ditko (Dr. Strange), Carmine Infantino, John Romita, John Buscema y Robert Kanigher, quien sería el responsable de Wonder Woman.

 

La tarea de Kanigher era mucho más difícil de la que tenían los equipos creativos del resto de los héroes que eran más tradicionales.

Las aventuras de Diana tenían una ideología diferente y de un día para otro en DC se dieron cuenta que la Wonder Woman de William Marston no se podía publicar más.

Si lo hacían violaban el Comics Code Authority y la revista desaparecía. Por otro lado, el autor tenía que mantener enganchados a los lectores que ya empezaban a manifestar sus quejas por la amazona ama de casa que brindaba el cómic a comienzos de los años ´50.

La única solución era el relanzamiento absoluto del personaje.

Kanigher derivó los aspectos estéticos de Wonder Woman a dos de los artistas más jóvenes que DC tenía en su momento, el ilustrador Ross Andru y el entintador Mike Esposito.

De esa manera nació el equipo más prolífico en la historia de los cómics, cuyos miembros trabajaron juntos hasta la década de 1990.

La nueva Wonder Woman debutó en el número 98 de la revista homónima publicada en mayo de 1958.

Wonder_Woman_v.1_98

Las ilustraciones de Andru eran mucho más estilizadas que las figuras grotescas de Harry Peter y presentaba a la protagonista más bella y atractiva.

Desde los aspectos visuales el nuevo cómic tuvo una clara evolución y labor de Andru y Esposito serían lo más destacado en la primera etapa de la Era Dorada.

Dentro de los argumentos, Kanigher retomó los conceptos de la mitología griega del personaje con la particularidad que el romance cobró mucho más peso en las historias.

El autor buscaba atraer al público femenino y por esa razón la relación entre Diana y Steve Trevor fue un tema que apareció en todos los argumentos.

Trevor se convirtió en el infumable sidekick de la amazona, quien le pedía casamiento en casi todos los números, mientras que Diana lo rechazaba con la misma excusa.

Hasta que el planeta Tierra se encontrara en Paz y los humanos no necesitaran la intervención de Wonder Woman, ella no podriá comprometerse en matrimonio.

¡Buena suerte Steve!

silver

Gran parte de los enredos románticos se relacionaban con el hecho que Trevor estaba loco por Wonder Woman pero no registraba a Diana Prince que trabajaba con él en la misma oficina del ejército.

Un conflicto muy similar al que vivía Superman con Lois Lane.

Las historias era más inocentes y tontas y presentaban una galería bizarra de villanos bizarros que por lo general eran razas alienígenas.

Todas los enemigos clásicos concebidos por Marston desaparecieron en esta etapa, al igual que Etta Candy las Holiday Girls, quienes volvieron a tener una breve participación en el número 117, de octubre de 1960.

Lamentablemente el infumable Trevor se convirtió en el principal compañero de la protagonista y en todos los números el muy idiota terminaba involucrado en algún peligro para que Diana tuviera que rescatarlo como a una damisela en apuros.

137

El problema con los argumentos de esta etapa es que Kanigher, como el resto de los guionistas de cómics, tenían las manos atadas por la censura y no podían jugarse demasiado con los conflictos porque de otro modo no se publicaban.

Una de las novedades que incluyó esta etapa es que Diana podía volar y no dependía tanto del avión invisible, un elemento que se convertiría en una de las características principales del personaje.

En el número 105, de abril de 1959, Kanigher redefinió el origen del personaje con la historia The Secret Origin of Wonder Woman.

Wonder_Woman_v.1_105

En la nueva versión Diana no nacía de una figura de cera sino que era la hija de padres naturales y los poderes que recibían de los dioses griegos era un mérito por sus valerosas acciones en su juventud.

wonder girl

De este modo se inició el caótico problema del origen de la amazona que fue tan manoseado por distintos autores que nunca terminó por quedar definido.

Es decir, la gran mayoría de la gente sabe como surgieron Superman, Batman o Linterna Verde, quienes más allá de haber sido renovados con el paso del tiempo, el núcleo del conflicto siempre fue el mismo.

Eso no ocurrió con Diana quien tuvo modificaciones más radicales.

De hecho en estos días el escritor Greg Rucka lleva a cabo la tarea de organizar las diferentes interpretaciones del personaje para darle un origen definido en la serie que se publica en la actualidad.

Lo cierto es que con el nuevo origen de Kanigher nació también uno de los personajes más importantes (y complicados) en la historia de DC Comics que tendría un enorme suceso en los lectores y terminaría por influir cambios importantes en las revistas de Batman y Superman.

Wonder Girl había tenido su presentación en sociedad y preparaba el terreno para la llegada de la Wonder Family.

Continuará.

 

 

 

 

 

 

 

 

7 Comments on Historia de Wonder Woman

  1. Steve Trevor es el primer caso de Friendzone en los comics?? jaja.

    La verdad q el origen de Diana es un verdadero rompecabezas pero el de Wonder Girl es directamente un laberinto sin terminar, igual me sigue gustando el original de Wonder Woman, creada de una figura de Barro/cera, y no como el del New52 al hacerla hija de un dios, para mi pierde originalidad y queda como otro heroe griego mas, Diana no es Hercules con falda , espero q no sea verdad los rumores que en la pelicula es hija de Ares,

  2. Si ja ja claramente fue el pionero. La versión original es la más aceptada y popular y la mejor de todas. El problema con ese rumor de la película es que la terminaría por convertir en la versión femenina de Thor y ahí ya es otro personaje. Habrá que ver que hicieron.

  3. Por no seguir los cómics siempre me quedo en la cabeza que su origen venía de ser las más fuerte y hábil de todas las amazonas y los poderes venían de su armadura (el traje, obvio).

    Así me lo mostraron Hanna y Barbera…

  4. Y por qué inicialmente no tuvo el mismo origen que cualquier amazona? En este caso sería hija de la Reina Hipólita y un donante anónimo jajaja

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: