Historia de Wonder Woman

Publicidad

Capítulo 2: La peculiar vida del doctor Marston

Para entender los motivos que generaron que Wonder Woman se destacara de un modo especial entre los superhéroes del cómic es esencial conocer las inusuales circunstancias de su origen y la particular vida de sus creadores.

William Moulton Marston, el psicólogo, abogado e inventor que impulsó la creación del personaje, fue un hombre cuya apertura mental estuvo completamente adelantada a su tiempo.

Nacido el 9 de mayo de 1893, en una familia de clase media alta de Massachussets, desde muy joven se destacó por ser una persona apasionada por el estudio de la conducta humana.

Debido a que provenía de un ámbito familiar donde no había carencias económicas, William pudo estudiar en la Universidad de Harvard donde obtuvo un doctorado de psicología en 1921.

Marston consiguió el título sin asistir a muchas de las clases, ya que durante la Primera Guerra Mundial, en 1918, trabajó en la división de psicología del ejército donde obtuvo el rango de teniente.

Durante este período conoció a Elizabeth Holloway, quien se convertiría en su principal asistente y esposa.

Una mujer con una vida tan particular como la de Marston. En una época en que las mujeres eran criadas para desempeñarse únicamente como ama de casas, Elizabeth desafió a sus familiares y la convenciones sociales de principios del siglo 20 para cursar las carreras de abogacía y psicología.

En 1918 fue una de las tres mujeres que se recibieron de abogadas en los Estados Unidos.

Junto a Marston por aquellos año empezaron a estudiar en la Universidad de Harvard los efectos que tenía la presión sanguínea en la conducta humana.

Esas pruebas que realizaron terminarían por jugar un papel fundamental en la creación del polígrafo, más conocido popularmente como “el detector de mentiras”.

Según los estudios de Marston y Holloway, las variaciones de la presión arterial, la frecuencia respiratoria y el ritmo cardíaco podían determinar si una persona mentía al ser sometida en un interrogatorio.

Si bien el aparato del polígrafo fue inventado por John Augustus Larson, sería William Moulton Marston quien quedaría asociado con el polémico instrumento.

La realidad es que el detector de mentiras jamás contó con una validación científica y los estudios de Marston eran considerados un disparate.

Sin embargo, el psicólogo era una persona excéntrica que todo el tiempo desafiaba con sus ideas a la comunidad científica y sus colegas de la psicología y durante años combatió los argumentos de sus detractores.

En 1925 se produjo otro hecho importante en la vida de Marston cuando conoció a Olive Byrne, quien enseguida se convirtió en su nueva asistente y posteriormente en su amante.

Por aquellos días Marston se había enfocado en estudiar las relaciones de poder entre las personas que tenían una conducta dominante y aquellas que manifestaban comportamientos más pasivos.

Para llevar a cabo uno de estos estudios, Olive introdujo a Marston en el desquiciado mundo de las fraternidades universitarias para mujeres.

Una famosa tradición entre las estudiantes eran someter a las novatas a una serie de actividades en el marco de un evento llamado Babies Party.

En esta especie de ritual social, las chicas que buscaban ingresar a la fraternidad eran obligadas a vestirse como bebés para ser azotadas en el trasero y las piernas por el resto de las integrantes del grupo.

Un evento que tenía un claro componente erótico y años después inspiraría una de las historias más polémicas del cómic de Wonder Woman. Aunque ese es un tema que analizaremos en detalle más adelante.

Lo cierto es que a partir de esta experiencia Marston empezó a manifestar un gran interés en el estudio de los fetiches sexuales, que tendrían un papel fundamental en la obra que crearía un tiempo después.

En este punto de la historia surge una curiosidad con la que el psicólogo sería muy recordado.

La relación con Olive Byrne enseguida se transformó en un romance apasionado que William no le pudo ocultar a su esposa y su matrimonio se terminó por convertir en una relación polígama.

Un concepto extremadamente innovador en una sociedad conservadora donde ni siquiera se podía concebir esta idea.

Elizabeth aceptó perfectamente a Olive y la joven se mudó a la casa de los Marston, donde juntos construyeron una familia inusual en los años posteriores.

Las mujeres se llevaban perfectamente entre sí y solían colaborar con los trabajos de Marston. De hecho, jugaron un papel fundamental en la creación de Wonder Woman.

William tuvo tres hijos con Elizabeth y dos con Olive, quienes se criaron juntos al resto de los chicos. Como podemos ver en la siguiente imagen en los retratos familiares Olive y Elizabeth aparecían juntas sin problemas.

marston-family

La experiencia en las Babies Parties universitarias llevan a Marston a publicar en 1928 su ensayo, Emotional of Normal People, que se enfocaría en las relaciones entre personas dominantes y sumisas.

Por entonces, aunque el detector de mentiras fue desacreditado oficialmente por una corte de los Estados Unidos, al ser considerado una herramienta insuficiente para condenar a una persona en un juicio, Marston de todos modos logró adquirir un perfil más público con sus teorías.

Dispuesto a contraatacar a sus detractores, el psicólogo emprendió experimentos sociales con el detector de mentiras y su aparición en numerosos medios de prensa se volvió regular.

Marston utilizó el polígrafo para determinar si los sentimientos de las parejas comprometidas eran verdaderos y inclusive para revelar qué hoja de afeitar brindaba los mejores resultados.

1938gillettewmm

Durante este período William continuó con sus estudios sobre las personalidades dominantes que lo llevaron a realizar experimentos con actrices de Broadway a las que analizó según el color de sus cabellos.

marston

Marston determinó que en general las mujeres rubias tienen una mayor predisposición a los comportamientos sumisos, mientras que la morochas tienden a ser más dominantes.

Los resultados del estudio llamaron la atención de la compañía de cine Universal y en 1929 lo contrataron como consultor de contenidos.

Su experiencia en esta empresa derivó en la publicación de su segundo libro, The Art of Sound Pictures (1930), donde Marston aseguró que el futuro del cine radicaba en la implementación del sonido estéreo y las películas en colores.

Un tema que muchos productores de ese momento consideraron un disparate sin sentido, aunque el tiempo luego le dio la razón al psicólogo.

Durante este período en el que manifestó un perfil más mediático, Marston se sumó también al apoyo de diversas causas femeninas, donde las mujeres abogaban por acceder a campos profesionales que les estaban restringidos.

Marston creía que la evolución de la humanidad residía en la implementación de una sociedad matriarcal donde las mujeres pudieran desenvolverse con más poder y libertad.

En 1937 declaró en el diario New York Times que “en el siglo 21 Estados Unidos sería gobernado por una nación de amazonas que tomarían control de la política y la cultura del país“.

Marston creían firmemente en un mundo algo utópico donde todas las mujeres eran nobles y perfectas. La hipótesis del psicólogo si bien era bastante progresista también resultaba algo naif, ya que daba por descontado que las mujeres pudieran ser corruptas, víctimas del abuso de poder.

Un tema que sería muy bien trabajado décadas después en el cómic de Wonder Woman.

Lo cierto es que estas expresiones generaron que Marston fuera contratado por la revista femenina The Family Circle, donde brindó numerosos artículos a favor del empoderamiento femenino.

Mientras el fenómeno de los cómics se expandía en el mercado editorial, en la cabeza de Marston comenzó a tomar forma la idea de crear un proyecto donde pudiera comunicar de un modo popular sus ideas feministas y al mismo tiempo condenar el machismo reinante de la época.

Marston desarrolló una estrategia brillante con la que obtuvo los resultados deseados.

El 25 de octubre de 1940 su amante, Olive Byrne, lo entrevistó para la revista The Family Circle en el famoso artículo titulado Don Laugh at the Comics (No se rían de los cómics).

ww-article005

Mientras la comunidad intelectual, especialmente los escritores de ficción, despreciaban las historietas como una expresión artística, apareció Marston en una nota donde desarrollaba una épica alabanza a los personajes y los artistas que eran parte de ese medio.

El psicólogo condenó la violencia desmedida del Dick Tracy de Chester Gould para elogiar a Superman y Batman como íconos culturales positivos.

En sus declaraciones destacó el talento de Jerry Siegel y Joe Shuster (creadores del Hombre de Acero), las historias de Bob Kane (autor del hombre murciélago) y a las editoriales que apostaban a las publicaciones de calidad con contenidos positivos.

¿Qué podía haber ocurrido una vez que salió The Family Circle en los kioskos?

En menos de una semana, William Marston recibió una llamada telefónica del editor Max Gaines con una oferta de trabajo.

Marston enseguida fue contratado como “consultor educativo” de las editoriales All American Publications y National Periodical, que luego se fusionaron en la empresa que hoy conocemos como DC Comics.

Sin embargo, a Marston no le interesaba en absoluto supervisar los contenidos de las historias de Superman o Linterna Verde.

Había conseguido atraer la atención de los editores y era la hora de poner en marcha su plan.

De esa manera comenzó a gestarse el origen de Suprema, The Wonder Woman.

Continuará.

El Dato Loco: Por estos días se encuentra en filmación la película, Professor Marston & the Wonder Women, que narrará la historia que acabás de leer sobre Marston y sus dos mujeres.

El film será protagonizado por Luke Evans en el rol de Marston, Rebecca Hall como Elizabeth Holloway y Bella Heathcote (Dark Shadows) en el rol de Olive Byrne.

 

 

Publicidad

9 Comentarios

  1. Muy bueno!!!
    Que cosas locas!!! No sabia nada de todo esto. Super interesante…te sigo leyendo Hugo.
    Saludos y felicitacionez una vez mas.

  2. Muy interesante historia, seguí así!

    Otra cosa, la película que nombrás como dato loco se llama Professor Marston & the Wonder Women, según IMDB.

  3. Como fan de los comics la historia de Masterson la conocia, igual una pelicula sobre su vida va a ser interesante, en una epoca tan “cerrada” el tipo y sus esposas ivan en contra de todo.
    En uno de los documentales de DC comics, dan el dato una o sino las dos esposas de Masterson usaban brasaletes como los q despues tuvo WonderWoman.
    Y si ves un comic de esa epoca de WW te das cuenta del contenido casi bondage que tenian, cosa q compartia con el Capitan Marvel, Billy siempre salia atado y amordazado

  4. Sí, igual son dos ejemplos radicalmente distintos Emanuel. Capital Marvel al igual que otros personajes como Dick Tracy también eran atados con frecuencia en aquellos años.
    El tema es que con Wonder Woman había un subtexto mucho más zarpado que venía por otro lado. Es un tema para otros episodios.

  5. muy interesante
    y yo que creia que WW era la serie de TV con esa morocha que estaba muy buena
    nos demás con la intriga y a la espera de lo que viene

  6. Muy buena la nota. Sabia lo del detector de mentiras pero el resto explica bastante lo que fueron los comics de Wonder Woman al principio.

Comentarios cerrados.