ArtículosCine

Tornados

Twister sobresalió entre los títulos más populares que brindó el cine catástrofe durante el segundo apogeo del género en la década de 1990.

La producción de Steven Spielberg con guión de Michael Crichton (una colaboración que previamente había funcionado en Jurassic Park) recaudó 495 millones de dólares y se convirtió en la película más taquillera en la historia del estudio Warner Bros.

Un récord que luego fue superado por la primera entrega de Harry Potter.

La obra de Jan de Bont (Speed) también quedó en el recuerdo por la banda de sonido centrada en el rock alternativo y el Hard rock que incluyó temas de Van Halen, Tori Amos, Red Hot Chili Peppers y Soul Asylum entre otros.

Pese al enorme suceso comercial el proyecto de la segunda entrega se postergó durante más de veinte años debido a que la productora de Spielberg se concentró en otros filmes.

Salvo por una mínima mención al dispositivo Dorothy, que había desarrollado el personaje de Helen Hunt en la historia original, la nueva película no tiene conexión con la propuesta de 1996 y se concentra en una nueva generación de cazadores de tornados.

Si bien se repite a la heroína que lidia con traumas del pasado el argumento establece su propia identidad y ofrece un conflicto ameno con personajes que despiertan empatía.

En esta cuestión jugó un papel fundamental la labor de Joseph Kosinski quien volvió a encontrar el equilibrio perfecto entre el drama humano, el romance y la acción de un modo similar a lo que hizo en Maverick.

Los personajes están bien desarrollados y se ven beneficiados por un sólido casting donde sobresalen las interpretaciones de Daisy Edgar Jones (La guerra de los mundos), Anthony Ramos (Transformers: Rise of the Beast) y Glen Powell.

Durante el primer acto Powell amaga con presentar un clon moderno del cazador de tornados rockstar que encarnó Cary Elwes en la entrega original pero luego le aporta otros matices al rol y lo conduce por un camino diferente.

La banda de sonido vuelve a tener una presencia notable en la narración con la particularidad que esta vez la música se centra en el género country y reúne artistas consagrados, como Shania Twain, Miranda Lambert, Luke Combs, y figuras más recientes, como Tucker Wetmore, que viene de editar su primer disco.

La gran sorpresa de Tornados la brinda el director Lee Isaac Chung quien sale muy bien parado de esta inusual incursión hollywoodense.

Chung proviene del circuito independiente donde se lució con propuestas dramáticas más intimistas que resultaron elogiadas en numerosos festivales de cine.

En el 2007 llamó la atención en Cannes con Munyurangabo, una propuesta filmada en Ruanda con actores no profesionales que encontró en un orfanato (la gran Carlos Sorín) y desde entonces siempre consiguió los mimos de la crítica.

Cuando los estudios de Hollywood captan esta clase de realizadores para delegarles películas pochocleras a menudo el resultado no es bueno, debido a que los artistas tienen problemas para adaptarse a las presiones comerciales y el ritmo de trabajo que demandan las grandes compañías.

Hace unos años tuvimos un claro ejemplo con el desastre de Chloé Zhao en Eternals.

En Tornados Chung deja la impresión que toda su carrera se enfocó en el cine mainstream y entiende a la perfección lo que busca el público en esta clase de propuestas.

La labor del director sobresale en la puesta en escena de las escenas de acción y el dominio del suspenso que es impecable.

Muy especialmente en la secuencia inicial que abre con intensidad el relato y el clímax.

La nueva entrega de Twister tal vez no aporta nada nuevo pero ofrece un gran entretenimiento para distenderse unas horas con un exponente digno del género.

Calificación: B+

9 comentarios en «Tornados»

  • Twister es masomenos como Dia de la Independencia para los que cursamos la infancia durante los 90. No eran el nombre de una pelicula sino de un genero, era TWISTER con mayusculas. De ahi en mas la referencia obligada para todo lo que viniera despues en lo que fue el cine de catastrofe moderno o podriamos llamar tambien el cine catastrofe CGI hasta que a Marvel se le ocurrio sobresaturar de chistes sus productos y paso a ser cine catastrofe CGI payasesco.

    Que la pelicula sea un buen agregado y no un fiasco colosal es una muy buena noticia, en especial considerando lo que ocurrio con su compañero hace unos años.

  • La verdad que no le tenía mucha fe a Lee Isaac Chung porque viene de hacer Minari, una película correcta inflada a un nivel demencial por los festivales y las entregas de premios que no le hace ningún favor.

    Un poco siento que ya la vi a la película porque todas las veces que fui al cine este año me toco ver los avances de Twisters, TODAS. Una cosa extraña que nunca me pasó, me terminó hartando asi que la dejo para mas adelante.

  • Por ese motivo evité todos los clips promocionales de Deadpool/wolverine que se volvieron infumables.
    Prácticamente día por medio encuentro uno nuevo.
    Te vas a sorprender cuando la veas porque está buena.

  • Twisters era mi apuesta para volver al cine después de mucho tiempo y me encuentro que en Cordoba ningún cine la tiene subtitulada antes de las 23! (En la ciudad donde vivo directamente ni hay funciones que no estén dobladas). Un desastre! La tendré que esperar en plataformas porque ya soy una señora grande y no hay forma de volverme 40 km a la 1am post cine.

  • Lo mismo que cuenta Nico me paso con IF, hubo un momento en el año donde en cada salida al cine pasaban el trailer, el de Twisters solo me toco verlo antes de la del planeta de los simios, en fin, la dejo para el puerto ya que donde vivo todas las funciones son post 22hs para darle prioridad a las animadas (hace poco vi Mi villano favorito 4, desde la secuela de Mascotas que una de Illumination no me había disgustado tanto, casualmente tienen el mismo problema, parece una recopilación genérica de cortos en lugar de una película, evítenla si pueden).
    Por lo menos esta es una buena oportunidad para repasar la original.

  • Hola JimeBP. Lo de las funciones en castellando de Tornados no es un desastre, son vacaciones de invierno. Es el momento más fuerte del cine, y los chicos son muy inquietos.
    También, desde hace años el publico ocasional pide las películas en castellano en las boleterías. Es acostumbrarse a la demanda de la mayoría o quedarse en casa a ver las películas.

  • «Es acostumbrarse a la demanda de la mayoría o quedarse en casa a ver las películas»

    En algunos lugares del planeta, como este por ejemplo, se puede traducir como » la tiranía de gente cada vez menos educada resta opciones para quienes gustan de apreciar la actuación integral del elenco».

    Si se me permite ser políticamente incorrecto, añadiría que «el público ocasional» suele estar nucleado mayoritariamente en ciertas zona geográficas también. Por donde yo vivo, por ahora, salvo las películas netamente infantiles, los estrenos llegan en idioma original o al menos, la opción doblada está bastante equilibrada.

  • Tenés razón Pablo y es tal cual mencionás.
    Hace años que cierto público, que no representa a la mayoría, se queja en los cines que no quiere leer subtítulos.
    Empezó específicamente con las películas de Rápido y furioso ahora se desmadró.

  • Lamentablemente esas personas nos suelen quitar la opción de elegir a los que preferimos escuchar la interpretación original, en mi provincia, casi siempre las subtituladas son post 22hs o directamente solo llegan dobladas,a menos que:
    •Sea un mega tanque tipo Deadpool y Wolverine
    •Sea un anime
    •Este nominada al Oscar
    Si la película no cumple con uno de esos 3 requisitos es un milagro que tenga la subtitulada antes de las 22hs,sucede como 2 o 3 veces al año pero en la mayoría de películas si no se puede a ese horario,no hay otra opción que la doblada,horrible tener que perderse la interpretación original por aquellos que les da fiaca leer en el cine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.