ArtículosCine

Los que se quedan: Gran regreso de Alexander Payne

Los que se quedan es una gran película que reúne al director Alexander Payne con Paul Giamatti, quien sobresale con la mejor interpretación que brindó en los últimos 20 años.

Pese a la recepción positiva que tuvo Entre copas en el 2004, la colaboración previa de la dupla, al actor luego le costó encontrar roles protagónicos memorables en el y desde entonces se desempeñó en papeles secundarios en la gran mayoría de sus filmes.

En la televisión pudo destacarse un poco más gracias a la Billions que llegó a durar siete temporadas.

El profesor cascarrabias que encarna en esta producción está destinado a quedar entre los grandes personajes de su filmografía junto a Havey Pekar (American Splendor), Miles Raymond (Entre copas) y el entrenador Joe Gould de El luchador ( Man).

El director toma elementos tradicionales del coming of age y el género navideño para elaborar una dramática que sin inventar nada consigue explotar el talento de Giamatti en un relato que hacia el final resulta más emotivo de lo esperado.

Payne es un especialista a la hora de encontrar el perfecto equilibrio entre el drama y la comedia y en esta película lo consigue nuevamente dentro de un relato que apela a la sutileza en el tratamiento del comentario que deja la trama y el desarrollo de los personajes.

Algo que parecía haberse extinguido en el cine hollywoodense donde la corrección política tiende a tratar al público como niños de un jardín de infantes.

El conflicto se centra en un profesor detestado por la comunidad de un colegio privado de New England que se ve obligado a pasar las vacaciones navideñas junto a un estudiante problemático y la jefa de cocina del instituto, a cargo de una gran Da´Vine Joy Randolph (la policía de Only Murders in the Building).

Durante esa estadía el trío conforma una especie de familia disfuncional que nos permite descubrir a los personajes más allá de las apariencias que brindan sus personalidades.

Una curiosidad técnica de Los que se quedan es que la trama se desarrolla en 1970 y Payne abordó la realización como si se tratara de una obra de ese período.

El tráiler promocional jugaba con esa premisa y los créditos iniciales sorprenden con una estética retro que está muy bien lograda.

No hay que dejarla pasar.

Por lejos una de las mejores producciones que presentó el cine americano en el último tiempo y cuyos laureles en la temporada de premios los tiene bien ganados.

Calificación: A

 

Notas relacionadas

11 comentarios en «Los que se quedan: Gran regreso de Alexander Payne»

  • Cada tanto en los Oscar pasa que entre las nominadas a mejor película (que muchas veces son plomos pretenciosos de festival) se cuela una comedia dramatica muy especial que se destaca, me viene al recuerdo Little Miss Sunshine por ejemplo. Eso se repite con The Holdovers.

    Es un desquicio lo que hizo Payne con el estilo setentero de la película, parece un film perdido de ese periodo. Hasta el sonido es igual a una pelicula de esa epoca!

    Quiero destacar tambien la actuacion del pibe Dominic Sessa, que sin tener ninguna experiencia en cine o tv es mejor que Chalamet y sus derivados. Si no te genera nada esa conversacion final que tiene con Paul Giamatti, sos mas gelido que los paisajes donde transcurra la historia.

    Y hablando de Giamatti, honestamente me encantaria que ganara el Oscar. Todo bien con Cillian, pero en Oppenheimer se angustia y hace calculos durante 3 horas. En cambio lo de Giamatti me gusta mucho mas porque su personaje pasa por una amplia gama de emociones a lo largo del relato, es admirable.

  • Me estas obligando a verla.

  • Una película que se mantiene con pocos personajes pero grandes conversaciones, hace bastante no veía una así, una belleza. Paul merece Oscar, eso lo sabemos todos, las pequeñas metamorfosis que le va metiendo al personaje son deliciosas.

    Y si, cuando empezó la película le dije a mi señora «Mirá que parece vieja pero es de ahora, eh?» porque hasta arranca con el logo viejo de Universal, una delicia

  • Otra que vi en los últimos días del año pasado y me pareció excelente, desde que empieza hasta que termina no tiene baches y el final es brillante, por eso la incluí en el top 10 del año.

    Coincido que está bien equilibrado el drama sin llegar al golpe bajo y que el tratamiento social tiene una sutileza que hoy escasea. Paul Giamatti debería ser serio candidato a ganar el Oscar y a mi entender lo merece.

  • Muy linda peli,te olvidas enseguida del hecho de que estás viendo una película navideña en febrero jaja
    Alexander Payne se redime luego del mamarracho de Downsizing
    Me gustó mucho como trata el tema de aquellos a los que la vida les pasa por encima con tanta sencillez que resulta muy agradable y emocionante.
    Todas las actuaciones están muy bien pero el que destaca es Paul Giamatti como ese profesor hdp que parece odiar a todo el curso que todos tuvimos alguna vez(a mí me hizo acordar a algunos)y hasta te encariñas con el personaje.
    Para volver a verla en las fiestas de fin de año

  • hola Hugo, la vi anoche y sentí que le falto más. Más emoción. el final es un final abierto, y bastante frio para mi gusto….Algo muy meh…

    la película LOS DESCENDIENTES (2011) con George Clooney, es mi película favorita de este director. un drama espectacular, La amo!!

  • Los descendientes es la que menos me gusta mi de Payne ja ja!
    Me pareció que el final estuvo acorde al tono del relato, creo que se buscó no exagerar con el aspectp emocional.

  • wtf Hugo? por lejos la peor de A.P… es DOWNSIZING (2018) con Matt Damon….una cosa rara de gente en miniatura….jajaja!

  • Si Fede, tenés razón ja ja!
    Me había olvidado.
    The Descendant no me pareció mala pero no me enamoró como a la mayoría de la gente.
    La tenía borrada de la mente la de Matt Damon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.