Reseña de la miniserie de Chucky

Publicidad

Calificación: B

En el día de ayer concluyó la primera temporada de la de que adaptó a este clásico personaje del género de en un nuevo formato narrativo.

El balance general creo que fue  positivo y quedó claro que la saga puede funcionar perfectamente en el medio televisivo.

La nueva entrega tuvo a finalidad de acercar la franquicia a una nueva generación de espectadores, que tal vez no tienen la misma conección con el muñeco diábolico y en ese sentido el programa se siente moderno y abraza sin incovenientes los cambios de paradigmas sociales de la actualidad.

Esta característica contribuyó a expander los contenidos que tal vez por una cuestion de tiempo nunca se llegaron a tratar en las películas para el cine.

Más allá de tópico de horror la trama también exploró con madurez los conflictos del bullying y la homofobia que incluyeron un tinte autobiográfico del creador del personaje, Don Mancini.

Todo el conflicto que tiene Jake, el nuevo dueño de Chucky, con su padre por aspirar a tener una carrera artística y no estar interesado en tener relaciones con mujeres proviene de las experiencas personales que vivió en su juventud el productor.

A lo largo de los ocho capítulos la se desarrollan dos líneas argumentales paralelas que confluyen en el final.

Por un lado el conflicto que protagoniza Jake, interpretado por Zachary Arthur, que en lo personal me aburrió muchísimo con todo el rollo de la angustia adolescente y los traumas de la escuela.

De todos modos reconozco que es un tema mío que nunca fui amante del género del coming of age, por consiguiente cuando el argumento se enfoca en estas cuestiones la propuesta decae considerablemente.

No me interesó en absoluto la sufrida vida de Jake ni  la relación con su amigo y probablemente futuro novio Devon.

Afortunadamente Mancini no se olvida que esto se llama y no es la versión LGTB de Dawnson´s Creek y compensa también a esa parte del público que busca otra cosa.

En esta cuestión entra en juego la labor de Brad Dourif en el rol del villano y toda la subtrama que expande los orígenes del asesino Charless Lee Ray.

La historia no sólo desarrolla este personaje con un arco argumental interesante sino que además explica la habilidad de criminal para manifestarse en varios muñecos de Chucky.

Un aspecto del último film que no cerraba demasiado y acá quedó establecido de un modo más prolijo.

En lo referido al contenido de el programa ofrece sus buenos momentos dentro del súbgénero slaher y la inclusión de los personajes clásicos conecta con solidez los filmes previos con la historia del nuevo protagonista

Salvo por algún bache narrativo en los primeros episodios me pareció una adición amena a la saga.

Debido a la buena recepción que tuvo la serie, el año que viene se estrenará la segunda temporada.

Quiero destacar el siguiente spot promocional que dejó afuera a todos los millennials que no tienen cultura de de y sólo consumen las cosas que están de modo.

Este clip fue un homenaje cariñoso al recordado de la película Magic (1978), escrita por William Goldman, el autor de The Princess Bride.

 

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

6 comentarios

  1. Tiene conexiones fuertes con Seed of Chucky o mas alla de alguna referencia (que lei por ahi) o se olvidaron de que tenia hijos?
    Sinceramente algo que no me gusto de las ultimas secuelas es que hicieron CASI un borron y cuenta nueva respecto a Bride y Seed que sinceramente me habian encantado.

  2. Aparentemente Mancini no fue fan de esas películas porque está haciendo todo lo posible por borrarlas de la continuidad.
    Salvo por la inclusión del personaje de Jennifer Tilly prácticamente no hay referencias al hijo. De hecho no se sabe que pasó con ese personaje.

  3. La deje en el capitulo 3 o 4. La verdad me canso que todos los capitulos trate de la homosexualidad del pibe y de lo depresivo que es. Todo bien con la comunidad, de hecho tengo un amigo axesuado. Pero loco, bajen un cambio. Y el terror? bien gracias.. (al menos hasta el capitulo que vi)

    Esta bien que quieran hacer otra cosa para la tele. Pero chucky era terror del bueno, la 1, la 2 y la 3 y cult of chucky. Seed of chucky, etc, y la ultima son un sacrilegio a la triologia. Seran canon pero para mi no cuentan.

    Si me hago un tiempo termino de ver la temporada. Solo porque lei tu critica. Muy rara vez (salvo x files y breaking bad (esta ultima por recomendacion y no la pifiaron) que las habre visto 3 o 4 veces) miro una serie dos veces, pero aca creo que lo hare y hasta el final.

    Saludos

  4. Si Marcelo el momento donde la dejaste es el más complicado y tenés razón que se pone pesada con el conflicto depresivo del pibe.
    En la segunda mitad arreglan un poco esta cuestión.
    Igual tampoco te quedan tantos capítulos porque es corta.
    Saludos.

  5. Respecto a Seed of Chucky, lo menciona en un momento hablando con Jake, dice que tiene un hijo transgénero. Y concuerdo me aburrió esa trama del lado de los conflictos adolescentes, además el pibito es de madera para mí gusto, pero la voy viendo de a poco, por lo cual no se me hace pesado.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.