Reseña de Big Shot

Publicidad

Calificación: B+

Luego deL tedioso bodrio que me generó la de Loki en sus primeros dos episodios enseguida la abandoné y empecé a ver por curiosidad Big Shot, un drama deportivo de que me enganchó más de lo esperado.

Se trata de un proyecto creado en conjunto entre Dean Lorey (productor de Arrested Development), el comediante Brad Garret (Everybody Loves Raymond) y David E.Kelley.

Para quienes no lo recuerdan Kelley fue fue uno de los reyes de la televisión norteamericana de fines de los ´90 y cobró notorierdad por el universo de ficción que creó sobres series de abogados.

Entre ellas se destacaron Ally McBeal, Los practicantes, Boston Legal y Harry´s Law que tuvieron su popularidad hasta primera década del 2000.

Kelley volvió a tener popularidad con Big Little Lies () y Mr.Mercedes, basada en la de .

Por lo general sus proyectos suelen ser obras de calidad y su primera incursión para Disney no es la excepción.

John Stamos, conocido por la sitcom Full , encarna a Marvyn Korn un temperamental entrenado de básquet universitario, que pese a todos los campeonatos que obtuvo es muy polémica por sus conductas en la cancha.

Tras agredir a un arbitro con una silla queda desterrado de la liga colegial.

El personaje y el hecho que dispara el conflicto principal está basado en el recordado caso de Bobby Knight, un entrenador calentón que en 1985 generó un escándalo cuando arrojó una silla al campo de juego para manifestar su descontento con el arbitraje.

Knight también terminó en cana por pegarle a un policía durante un partido en Puerto Rico y era brutal en el trato que tenía con los jugadores.

Su personalidad inspiró la interpretación de Gene Hackman en el clásico de 1986, Hossiers.

Una película que ya les recomendé y a la que se hace referencia en un episodio de Big Shot.

Tras el destierro de la liga universitaria el personaje de John Stamos queda marginado del mundo del básquet hasta que le ofrecen una oferta inusual que esta obligado a aceptar por una necesidad económica.

Dirigir el équipo femenino de básquet de una elitista escuela privada.

Mientras intenta reconstruir el vínculo con su hija adolescente a la que abandonó por su adicción al trabajo, el entrenador tiene que adaptarse a un ambiente muy diferente donde los logros del pasado no tienen ningún valor.

No sólo porque las alumnas no lo regristran sino que tampoco tiene un gran concepto en la comunidad educativa.

Uno de los ejes centrales de la trama reside en la gestación del vínculo que se forma entre Korn y las chicas para consolidar un equipo competitivo.

Obviamente al ser una serie de Disney la trama incluye el contenido de diversidad que exige el Hollywood de la actualidad.

No obstante, es justo destacar que Big Shot relega esta cuestión a un plano secundario y nunca pierde el foco de la serie.

A lo largo de los diez episodios aparecen figuras de los clásicos programas de Kelley como Adam Arkin (Chicago Hope), Camrym Manheim (Los practicantes) y Jessalyn Gisslig (Boston Legal), quien tiene un rol más destacado como la preparadora física que trabaja con Korn.

A diferencia de la serie de los Mighty Ducks que se enfocaba más en la comedia en Big Shot prima el drama y a lo largo de los diez episodios se desarrollan también las historias personales de las jugadoras.

No obstante,  Stamos es la gran figura del programa por el personaje que encarna y la interpretación que brinda, más alejada de sus roles cómicos.

Si tuviera que objetarle algo a esta producción se relacionaría con dos cuestiones.

Algunas subtramas románticas entre los adolescentes se sienten forzadas por Disney y son un embole. Problablemente las incluyeron para atraer al público juvenil y no debe ser casualidad que uno de los galanes sea un cantante de una banda pop, llamada, Forever in Your Mind, que aparentemente está de moda en el público teen.

La verdad que el pibe no molesta pero el arco argumental que protagoniza lo sacás de la serie y no se perdería nada relevante ya que lo importante pasa por otro lado.

Por otra parte, a diferencia de Mighty Ducks a Big Shot le faltó un poco más de escenas de partidos de básket.

La trama hace mucho hincapié en las preparación de las jugadoras y la estrategias pero casi no las vemos jugar a lo largo de la temporada.

Salvo por esas minucias en general es una serie muy amena que los va a entretener si les gustan las propuestas deportivas de Disney.

Con este programa pasó algó muy loco.

Cuando llegás al último capítulo te das cuenta que los productores tuvieron que cerrar todas las subtramas a las apuradas porque el estudio no tenía intención de seguir con la serie.

El episodio final, que es el más largo de la temporada, concluye la trama central.

Sin embargo, esta semana para sorpresa de todo elenco que daba por sentado que el proyecto quedaba ahí, Disney renovó la serie para una segunda temporada.

Stamos también salió a anunciarlo en un para You Tube.

En mi caso me gustó y la recomiendo.

Una sorpresa agradable de la plataforma Disney +.

Publicidad

7 comentarios

  1. Hugo hubiese jurado que era la remake de una película de martin lawrence en la que él es un entrenador de la nba que como castigo por su conducta lo mandaban a laburar a un secundario y arma un equipo con los pibes que eran cualquier cosa menos basquetbolistas porque la premisa me parecía calcada. Por casualidad la recordas?

  2. Brillante Dario! La verdad que la vi esa peli pero no la recordaba en absoluto al escribir esta nota.
    Sí, es medio robo la serie de Disney en ese sentido.
    Lo gracioso del tema es que esa peli a su vez robaba bastante de los Mighty Ducks con el equipo de jugadores rebeldes que eran horrendos.
    La diferncia en Big Shot es que las chicas son jugadoras más profesionales y tienen talento, pero sí hay un punto de contacto entre ambas.

  3. La pelicula de Martin Lawrence se llama «Rebound» y tiene una premisa muy parecida. Es de la Fox asi que podriamos decir que es un remake no oficial, ja ja.

  4. Hugo, te hago una pregunta. ¿Qué te parece la cantidad de contenido y calidad de la plataforma de Disney? A mi me parece que tiene un catalogo chico y no de tan buena calidad; en especial en la sección de NatGeo.

  5. Si Ricardo, coincido con vos, la versión para Latinomérica no es tan buena como la original, dond encima tenés ESPN y Hulu por el mismo precio.
    Acá lo dividieron y faltan un montón de cosas en la programación.

  6. Hablando de sorpresas agradables en Disney+, viste algo de Secrets of Sulphur Springs? Un día vi que mi hermana la estaba viendo y no le di mucha bola al principio, pero me terminó enganchando.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.