Retrospectiva Sherwood: Robin Hood (2010)

Publicidad

Como suele ocurrir con el mito artúrico o Tarzán y el Zorro, cada diez años Hollywood vuelve a revivir estos clásicos con una superproducción importante.

El desafío de los realizadores pasa por encontrar alguna perspectiva fresca en la historia para entrentener al público sin caer en el mismo refrito de siempre.

Algo que no es tan sencillo de conseguir si tenemos en cuenta la extensa filmografía que tienen estos personajes.

Hacia el 2007 ya había quedado lejos el recuerdo de la producción de Kevin Reynolds y en el estudio entendieron que era el momento para traer de regreso a Robin Hood.

El proyecto lo desarrollaron junto a Brian Grazer, el clásico socio de Ron Howard, quien presentó una propuesta que no tenía antecedentes en esta temática.

La nueva versión le otorgaría el rol de héroe al Sheriff de Nottingham y Robin sería el villano.

Grazer venía de trabajar con y en American y les ofreció a ellos el proyecto.

Crowe aceptó por la oportunidad de regresar al género de aventuras con Scott y el cineasta porque detestó todas las películas que se hicieron sobre el justiciero inglés.

A su entender la única decente fue la parodia del Mel Brooks y el resto (inlcuida la de Errol Flynn) eran películas que «no terminaban de entender al personaje».

De ese modo nació el film que se iba a titular Nottingham y que enseguida encontró su primer contratiempo.

La idea del Robin villano no les gustaba a Crowe y Scott y el guión les parecía mediocre.

Por ese motivo contrataron a Brian Helgeland (director de Corazón de caballero y guionista de Los Ángeles al desnudo) para que rescribiera toda la trama.

Con la incorporación del Hegeland el tono del film cambió radicalmente y la trama se convirtió en una historia de origen de Hood.

Cuando se estrenó en el 2010 fue la película más cara que se hizo con el personaje con un presupuesto de 237 millones de dólares.

Scott hizo el esfuerzo de ofrecer una propuesya que no tuviera nunguna relación con las encarnaciones previas de Robin y eso generó que las críticas, tanto del público como la prensa estuvieran muy divididas.

El film consiguió una recaudación de 321 millones de dólares que el estudio consideró una decepción y probablemente le cerró la puerta a la continuacion que planeaba el director.

Las mayorías de las criticas negativas objetaron la frialdad del personaje que encarnaba Crowe y el hecho que se alejaba demasiado de las características tradicionales de las producciones de Hood.

Esa fueron justamente algunas de las razones por la que me encantó de entrada esta versión de Scott.

Los filmes clasicos establecieron determinados patrones argumentales que acá se dieron vuelta para ofrecer un espectáculo diferente.

Tenemos un Sheriff de Notthingham que prácticamente está pintado, ya que el antagonismo principal recae en el rol de Mark Strong, una adición original que no forma parte de la leyenda.

Por otra parte, Isaac, con una muy buena interpretación, evadió los lugares comunes del Príncipe Juan para darle una psicología más compleja.

A medida que se desarrolla la historia se empieza a construir el perfil del villano clásico que conocemos en un contexto diferente.

El conflicto central no pasa por la resistencia al régimen del monarca sino por los esfuerzos  de unir a lo singleses para impedir una invasión francesa.

Por otra parte, Cate Blanchett sobresalió como Lady Marian, como no lo pudo hacer ninguna de las actrices que interpretaron el rol desde la versión de Uma Thurman.

Lejos de estar limitada al papel de la damisela en apuros, el guión de Helgeland le otorgó un rol más activo e inclusive terminaba incluida en la acción.

Tal vez el contenido del mito de Peter Pan y los niños perdidos de Sheewood era un poco bizarro, pero esos detalles también contribuyeron a que el film se alejara de los lugares comunes que suele ser parte de esta leyenda.

Con esta versión de lo que me ocurrió es que la fui queriendo más con el paso de los años, a tal punto que hoy la ubico en el podio de mis favoritas junto con la de Kevin Reynolds y la clásica de Flynn.

Me gusta mucho el vínculo entre Robin y Marian y esa mirada lúgubre, despojada de todo romanticismo, que tiene Scott sobre el período medieval.

Cada tanto la vuelva a repasar en su versión extendida, que expande las secuencia de acción y las subrtramas, y la disfrutó más que cuando llegó a los cines en el 2010.

Creo que es una obra de Scott terriblemente subestimada que no supo ser apreciada en el momento de su estreno.

Reitero, conseguir hacer algo diferente con un personaje que tiene tantos antecedentes desde los comienzos del no es sencillo y mucho menos con este nivel de calidad artística en la realización.

Sin embargo se la críticó por ese motivo y el acento de Crowe que no podía ser más intrascendente.

La realidad es que pasó un poco más de una década desde que Scott hizo este film y ninguna de las propuestas que vinieron después lograron superarla.

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

7 comentarios

  1. A mi me gustó mucho esta versión de Robin Hood, aunque a Russell lo encuentro un poquito apagado en su interpretación. La Edad Media fue un periodo histórico durísimo para las personas que no pertenecían a la nobleza o la iglesia Cristiana. Y este largometraje lo muestra aunque no lo suficiente para mi gusto. Me hubiera gustado que el guión estuviera basado en la saga de novelas de Angus Donald, en donde Robin es un Antiheroe capaz de hacer cualquier cosa para lograr sus objetivos personales. La interpretación de Cate me encanta, lo único que no puedo dejar pasar como aficionado a la Historia Militar es su participación en la última batalla . Para una mujer usar cota de malla y armadura habría sido imposible por el peso, además no era común que se les enseñara a usar armas, a diferencias de los hombres que empezaban a entrenarse a edades tempranas. Espero con ansías lo nuevo de Ridley Scott. Saludos.

  2. A mí me pasa con esta que nunca me cerró lo de los pibitos en el bosque, por ejemplo, y que la veo como varias películas en una.
    Particularmente lo del pibitos, me parece que resta durante toda la película, y la termina de embarrar con la carga en la playa. No había necesidad.
    En su momento, no me voló la cabeza. Marc Strong estaba en una racha de hacer siempre de villano, y medio que me cansó. Creo que la de Sherlock es del mismo año, incluso.
    Y tiene como una dualidad que no me termina de cerrar. Es cruda en la acción, y en el villano principal, pero el Príncipe Juan se parece más al tigre de Disney que a un futuro tirano despiadado en varias escenas, cayendo en el ridículo, lo mismo que el Sheriff de Nottingham, que desaprovecha al actor de Orgullo y Prejuicio, que podría haber dado otra cosa. Y otra cosa que no me cerró fueron los «lanchones de desembarco» de los franceses… Me parecieron más acordes para Rescatando al Soldado Ryan que para la edad media. Por ahí son los que van, pero siempre me pegaron en el ojo…
    Aparte, es como que no termina de definir el tono, cosa que en Gladiador y Kingdom of Heaven no pasa. Esas van por la épica, y listo. Y me parecen muy superiores.
    También está el tema de mí fidelidad incondicional a Kevin Costner y su versión, hacen que cualquier versión distinta me parezca un poco peor desde el vamos. No soy muy objetivo en ese punto.

    Nota al pie. Siempre me pareció que hay un guiño a Gladiador, en la escena que retoman el pueblo, y Crowe, peleando sobre su cabello, pierde su espada, y llega galopando hasta donde están sus hombres y les grita «sword», y le lanzan la espada… Igual que a Máximo, en la primer batalla dentro del Coliseo, mismo grito, mismo caballo blanco, espada en el aire… No sé si alguno reparó en ese detalle.

  3. Es un buen detalle el que mencionás Monsa.
    Yo lo veo por otro lado.
    Lo que me queda de la película es que en casi 100 años de historia en el cine, esta es una de las mejores versiones de Marian que se registraron en el cine.
    Tiene todo un arco argumental muy buen desarrollado y la dejan participar de la acción.
    Después si no es realista o se exceden con los niños perdidos de Sherwood, la verdad que se lo dejo pasar por el entretenimiento que brinda.

  4. No sabia que habia sido tan cara esta pelicula, pero sin duda creo que es una obra subestimada que merece mejor reconocimiento, no hace mucho la vi de nuevo (la version del director que se extiende mas), y me gusto hasta incluso mas que la primera vez que pude verla.

    Creo que hay un buen equilibrio entre el tipo de historia con el que se esta trabajando y la manera en que se quiere representar, (osea, me refiero a trabajar sobre la leyenda de Robin Hood en un ambiente mas «realista» , con el toque epico que destacan a las producciones de Ridley Scott, pero sin perder total identidad, y que por momentos tire a ser algo mas similar a BraveHeart o The Patriot).

    Es una lastima que no haya sido financieramente mas exitosa, aunque si bien es una historia de origen y deja las puertas a una posible secuela, siento que no es necesaria, ya que su final te deja a las puertas de la historia del Robin Hood que ya todo el mundo conoce en otras obras.

  5. En el contexto situacional de ese momento, La Marian de Cate es totalmente plausible. Debido a la avanzada edad de Sir Loxley y al no estar su primogénito, una mujer debe tener el carácter e inteligencia para manejar las cuestiones diarias de un feudo con pocos recursos. También hay que resaltar que las mujeres de la nobleza eran las únicas que podían obtener entrenamiento marcial de buena calidad con ciertas armas adecuadas a su peso y contextura física por maestros especializados en la materia. Obviamente con permiso previo de su padre suegro/señor feudal. Aunque también el aprendizaje del uso de las armas se extendió también a los que pudieran pagar la cuota debido a la proliferación de maestros de armas de mejor o peor nivel.
    Los niños «huérfanos» provocados por las sucesivas guerras de Ricardo son un buen aditamento para la trama pero están mal ejecutada por el guion a mi parecer.
    No soy un fanático de Robin Hood como vos Hugo pero esta versión y la del grande de Kevin Costner están entre mis películas favoritas del cine.

  6. Esperaba con ansias la aparición de esta cinta en la retrospectiva, Hugo. Más aún, porque para mí fue la primera posibilidad de ver a Robin Hood en la gran pantalla.
    Porque me había sentado en la butaca esperando que me sorprendieran con algo original y no la historieta repetida de siempre, y lo lograron con creces.
    El tándem Crowe/Scott/Helgeland ya de por sí daba para esperar algo interesante.
    Y como vos, admiro el talento de Scott para alejarse del eterno lugar común de todas las producciones previas.
    Celebro también como incluso hacen intrascendentes los roles que ya se conocen de memoria en la mitología del personaje, para darle valor, e incluso diría que retribución a aquellos que por lo general quedan en segundo plano.
    Lady Marian, por ejemplo, su subtrama me encanta, marcando la gran seña Scott de mujeres fuertes en situaciones difíciles. Incluso la subtrama de los niños del bosque me gusta, porque aunque sea un poco fumada en la trama inicial, no está exenta de lógica en tiempos donde las cruzadas y constantes guerras dejaban poblaciones sin hombres que iban a campañas por años, y a mujeres solas a quienes les sería difícil dominar a pibes rebeldes (si al día de hoy la adolescencia es jodida, me imagino por entonces).
    Realmente disfruto mucho de la trama, de como logra darle momentos destacados a cada uno de sus personajes e intervenciones que pueden ser brutales, e incluso algunas con sus pequeñas dosis de humor sin caer en el ridículo ni olvidar que estamos ante una nueva y épica visión del mito.
    Peliculón que disfruto y reveo cada vez que puedo.

  7. Peliculón, la batalla final en la playa es buenisima. Verlo a Robin con un martillo medieval rompiendo cabezas es tremendo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.