Los clones de James Bond: Dr. Goldfoot and the Bikini Machine (1965)

Publicidad

Otro claro ejemplo que explica por qué la franquicia Bond es probablemente una de las más populares desde mediados del siglo 20.

La locura por 007 en su momento llegó a tal punto que no sólo surgían clones del protagonista, sino también de los villanos.

En 1965 American International Pictures, los reyes de las películas para adolescentes en esa década, estrenaron este delirio que parodiaba a Goldfinger y resultó un éxito popular.

Con el paso del tiempo adquirió estatus de culto y es recordada como una propuesta muy divertida dentro de los clones del espía inglés.

Son esos casos donde se alinearon los planetas para conseguir a los artistas adecuados en un producto que llegó a los cines en el momento perfecto.

Dr Goldfoot and the Bikini Machine es una bizarrada hermosa que tuvo como protagonista a Vicent Price en un rol cómico junto a la gran pareja juvenil de aquellos días: Frankie Avalon y Susan Hart. 

A mediados de los años ´60 cualquier película que los tuviera como protagonistas era un éxito asegurado en la taquilla porque arrastraban a las salas al público adolescente que los seguía.

Frankie y Susan fueron las figuras principales del género Beach Party que solía producir esta compañía.

Otra día me voy a dedicar a este tema que es interesante. Toda una camada de figuras salió de esas películas. Entre ellas Yvonne Craig, la Batichica de la de .

Estas propuestas ofrecían comedias de enredos juveniles ambientadas en la playa que estaban plagadas de canciones de pop y rock.

Avalon y Hart tenían una enorme química entre sí y cuando explotó la mania por Bond la productora AIP no dudó en hacer algo con ellos.

Sin encima se incluía a Price como protagonista en el rol de villano, el éxito estaba garantizado y en efecto fue lo que ocurrió.

El Gran Vince se mofa en esta oportunidad de Godfinger con la particularidad que su personaje se parece bastante al Pierre Nodotuna de Hanna-Barbera.

La diferencia es que en lugar de Patán tiene a un asistente humano llamado Igor, obviamente.

El doctor Goldfoot es desopilante.

Se trata de un científico loco que crea un ejercito de androides con apariencia femenina, que andan por la vida en bikini, con la intención de seducir y robarle plata a un grupo de empresarios millonarios.

Frankie Avalon encarna un estudiante universtario que se enamora de uno de estos robots, interpretado por Susan Hart, y termina involucrado en un caso de espionaje con las autoridades que persiguen a Goldfoot.

Avalon y Dwayne Hickman, su clásico compinche, interpretan los mismos personajes que previamente habían aparecido en la exitosa Ski Party, con Ivonne Craig.

Una comedia recordada por la participación musical de James Brown.

En Dr Goldfoot sobresalía este combo poderoso de actores que tenían una enorme llegada en el público adolescente y Vincent que manejaba la comedia aburda como los dioses.

La película se burla de Goldfinger, Dr. No y las producciones de basadas en obra de Edgar Allan Poe, con una trama delirante que tiene como escenario a la ciudad de San Francisco.

Price genera carcajadas constantes desde que aparece en la pantalla y Frankie Avalalon lleva adelante el rol protagónico con una personalidad carismática y su dominio de la comedia física.

Esta producción quedó en el recuerdo además por la secuencia de créditos iniciales realizada con stop motion a cargo de Art Clokey, el gran pionero del género.

El tema musical del film corrió por cuenta del grupo The Supremes y se convirtió en un hit radial cuando la película llegó a los cines en noviembre de 1965.

Dr Goldfoot contó con una recepción cariñosa de la prensa y su exito comercial generó que AIP hiciera una continuación al año siguiente.

La dirección del film estuvo a cargo Norman Taurog, quien hizo historia al convertirse en el director más joven en ganar un a las 32 años por Skippy (1931).

La primera película basada en un cómic en conseguir esa estatuilla.

Taurog mantuvo ese récord hasta que Damien Chazelle lo alcanzó a la misma edad con el premio que obtuvo por La La Land en el 2017.

Este director dirigió gran parte de las comedias que hizo en los años ´60 y la dupla que conformaron con Jerry Lewis.

Además llegó a trabajar con Fred Astaire, Gener Kelly, Mickey Rooney, Spenser Tracy, Jackie Cooper y Judy Garland.

Taurog era muy talentoso para construir comedias dinámicas que era entretenidas y aprovechaban muy bien a las estrellas escogidas.

Pueden consiguir con facilidad este film y si les gusta Vincent Price se las recomiendo.

Dato Loco: Albert Broccoli, el productor de la saga Bond odió particularmente la existencia de esta película y amenazó con demandar a los realizadores si no le cambiaban el título.

Por ese motivo en Europa se estrenó como Dr G. and the Bikini Machine.

 

 

 

 

Publicidad

4 comentarios

  1. En México también existió un clon de James Bond , su nombre Alex Dinamo, te invito a investigarlo tenía mucho humor involuntario

  2. Así que de esta película sacaron las FemBots de la primera película de Austin Powers… Y yo que pensé que esa idea delirante solo podía nacer de esa saga parodia de James Bond, pero desconocía que había otras parodias delirantes de 007

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.