Siege of the Saxons (1963)

: Episodio 9

1963 fue un año en que los personajes del mito artúrico estuvieron muy presentes en el cine.

Luego del estreno de Lancelot y Guinevere, que comenté la semana pasada, la producción inglesa brindó otra propuesta relacionada con este tema que fue muy particular por dos motivos especiales.

En primer lugar se trata de una curiosa historia de aventuras donde se fusionó la leyenda de Camelot con Robin Hood.

Una combinación muy extraña que no volvió a repetirse en años posteriores.

Siege of the Saxons presenta un contexto histórico muy similar a lo que se veía en estas películas de mediados de los años ´50.

Por alguna razón que desconozco, los estudios de cine de ese momento eligieron erradicar de los argumentos todos los elementos relacionados con la fantasía para darle un tratamiento más realista a los conflictos.

En todos estos filmes realizados hasta 1963, por lo general retrataban a Merlín como un consejero de la corte de Camelot, más que un hechicero. Otros personajes clásicos como Morgana y Mordred, el hijo incestuoso de Arturo directamente eran eliminados de los argumentos.

En esta primera etapa que tuvo el mito artúrico en el cine, la aventura se trabaja con un estilo más cercano a lo que eran las novelas de Walter Scott, como Ivanhoe.

Los elementos clásicos que encontramos en esta películas son las conspiraciones militares y los torneos de justa que nunca quedaban afuera.

Mark Dignam, quien había interpretado a Merlín en Lancelot y Guinevere, en Siege of the Saxons encarna a un anciano afectado por un frágil de salud.

Su mayor hombre de confianza, el caballero Edmund de Cornwall decide aprovechar esa situación y organiza el asesinato de Arturo para casarse con la princesa Katherine, la heredera real, y de esa manera gobernar Camelot.

Aunque el mítico rey es asesinado, Katherine logra escapar del castillo gracias a la ayuda de un ladrón rebelde llamado Robert Marshall, quién básicamente es Robin Hood.siege-of-the-saxons

La pareja entonces emprende la búsqueda de Merlín para que los ayude a evitar que Edmund usurpe el trono de Camelot.

Una película muy rara porque la historia se relaciona con la corte de Camelot pero el protagonista termina siendo el famoso héroe de Sheerwood.

Es claro que por entonces los guionistas no tenían idea cómo hacer interesante a Arturo y el héroe siempre terminaba siendo otro personaje.

Dentro del reparto es justo destacar el villano que compone Ronald Howard, quien por entonces era famoso por haber protagonizado la serie de televisión de Sherlock Holmes en los años ´50.

La otra particularidad especial de esta producción es que se realizó con los mismos decorados, utilería, escenarios naturales y vestuarios que se utilizaron en Lancelot y Guinevere y El caballero negro (1954).

La película no sólo utilizó esos elementos sino que además incorporó escenas de batallas que se habían visto en la película del ´54.

Hacia el final, Robin usa la misma armadura blanca que tenía Alan Ladd en El caballero negro.

Desde los aspectos técnicos el film no es muy bueno y en la edición se nota de manera burda las escenas que pertenecen a otras películas.

Sin embargo, con el paso de tiempo quedó en el recuerdo por esta curiosidad que el héroe principal resultó ser el bandido de los bosques de Sheerwood.

Aunque no pude encontrar el avance disponible en You Tube esta película se consigue con facilidad en internet.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*