La espada en la piedra (1963)

: Episodio 10

1963 fue sin duda el año más importante que tuvieron los personajes de Camelot en el cine hasta ese momento.

En un período de 12 meses se estrenaron tres producciones relacionadas con esta temática que trabajaron esta leyenda desde diferentes ópticas.

Luego de Lancelot y Guinevere y Sage of the Saxon el estudio sorprendió con la primera película relacionada con el Rey Arturo.

Una propuesta que se basó  en la novela El actual y futuro rey, de T.H.White, quien re-interpretó con más humor la obra de Thomas Malory, La muerte de Arturo.

White escribió cinco novelas dentro de esta serie, entre 1938 y 1940 y la primera entrega de la saga titulada , La espada en la piedra, fue la historia que los estudios Disney adaptaron en 1963.

Una de la producciones más subestimadas en la historia de esta compañía que jamás tuvo una continuación o serie de televisión, como ocurrió con otros clásicos.

Algo que en lo personal nunca pude entender, ya que hicieron continuaciones hasta de Atlantis.

Esta particular versión del mito artúrico es reconocida por trabajar con más humor los dramas clásicos del mundo de Camelot. La primera parte es la más light y se la considera una propuesta infantil, pero a medida que el protagonista crece los conflictos luego se vuelven más serios.

La espada en la piedra es un film muy interesante porque los artistas de Disney lograron sacar adelante la adaptación de un libro que era bastante complicado de trasladar en el cine.

La trama se centraba en la educación de un niño llamado Arturo que estaba destinado a convertirse en Rey de Inglaterra y era educado por el mago Merlín.

El problema con este argumento es que prácticamente no tenía un conflicto concreto porque la historia presentaba una serie de episodios que describían distintas lecciones de vida que recibía el protagonista.

Arturo no se enfrentaba a ningún villano o reto que pusiera en peligro su vida.

Por esa razón, la trama tuvo que ser un poco modificada para que pudiera funcionar mejor en el cine.

sword-in-the-stone

Bill Peet, quien más tarde se convertiría en un famoso ilustrador de libros infantiles, estuvo a cargo del guión y trasladó con bastante fidelidad el espíritu de la obra de T.H.White.

Al igual que ocurre en la novela, la película se centraba principalmente en la educación del protagonista y no hay tanta acción como se hubiera esperado en una propuesta de este tipo.

Esto generó que esta producción resultara una propuesta distinta dentro de la filmografía de la compañía.

La espada en la piedra fue dirigida por Wolfgang Reitherman, uno de los míticos Nueve Ancianos de Disney, que es el nombre con el que se conoce a los grandes pioneros de la animación de este estudio, quienes realizaron los clásicos más importantes entre 1937 y 1967.

Este film fue la única vez que uno de los Ancianos trabajó solo, ya que por lo general solían abordar la dirección de los largometrajes en equipo.

La película retomó el estilo de diseño de personajes que previamente había sido implementado en 101 Dálmatas.

Las expresiones realistas de los roles humanos que presentó Walt Disney en sus primeros trabajos, en la década del ´60 habían quedado en el pasado y los personajes tenían rasgos que estaban más cercano a la caricatura.

En la actualidad esta producción suele ser muy valorada por los artistas que trabajan en este campo debido a la famosa escena en que Merlín se enfrenta con Madam Mim. Ese segmento es considerado una obra maestra del género porque en un breve fragmento de tiempo la bruja y el mago cambian varias veces de apariencia sin perder sus características personales.

En 1963 fue algo completamente novedoso y se trató de una escena que demandó muchísimo trabajo.

Algo loquísimo con el personaje de la bruja Mim es que con el paso del tiempo terminó siendo mucho más trascendente que los protagonistas de esta historia.

Mim fue creada especialmente para esta película con el objetivo de incluir un poco más de acción y peligro a la trama, que en la literatura, como mencioné antes, se centraba específicamente en la educación de Arturo.

En su momento la bruja fue muy bien recibida por el público y terminó siendo un personaje más del parque temático de Disneyland, en California, además de aparecer en cómics y series animadas.

Otra particularidad de La espada en la piedra es que Disney hizo la gran Filmation (He-Man) en esta película y recicló varias escenas que a lo largo del film se repiten con distintos diálogos. Una técnica que se utiliza para abaratar costos y que el estudio usó más tarde al extremo en Robin Hood, de 1973.

No puedo dejar de destacar que las canciones del film estuvieron a cargo de los famosos hermanos Sherman, quien luego fueron responsables de los inolvidables temas de Mary Poppins y El libro de la selva.

En lo personal con esta película siempre tuve sentimientos encontrados.

Me encanta muchísimo La espada en la piedra y como fan del mito artúrico obviamente la disfruté de chico.

Sin embargo,  siempre sentí una enorme decepción con el final extremadamente abrupto que tenía la película. La trama terminaba a las apuradas cuando se ponía interesante el conflicto y te dejaba con las ganas de saber que pasó con Arturo.

Se convirtió en Rey y punto. The End.

Cada vez que la vuelvo a ver me hace ruido esta cuestión y creo que le faltó una vuelta más al final.

Más allá de esta objeción creo que es un gran clásico de los estudios Disney que en 1963 fue un enorme suceso de taquilla. Sin embargo eso no ayudó a que esta historia tuviera una continuación, que en este caso me parece hubiera sido interesante de ver.

En estos días donde a la compañía no se le cae una idea interesante, hace poco se confirmó que La espada en la piedra tendrá una remake live action que será escrita por uno de los guionistas de la serie Games of Thrones.

Este es el avance que se hizo para el re-estreno de 1983.

6 Comments on La espada en la piedra (1963)

  1. Es de lo mejor que ví de Disney hasta los nuevos clàsicos de los 90. Me regalaron “Camelot” de T.H. White que tiene las cinco novelas acerca de Arturo. Esta bueno como para leerlo?

  2. Que buena reseña y tengo los mismos sentimientos con esta peli, por una parte la amo y de hecho la conseguí en DVD y por el otro lado me cuesta encontrarle un sentido a la trama, el final es terriblemente abrupto y te deja como deseando ver mas.

  3. Lo que me desternillo de risa hasta el día de hoy con Merlín es grandioso. También es una de mis pelis favoritas de Disney y aún la tengo en VHS (Original de caja roja ;)). Coincido en que el final es muy a las apuradas, pero en vista de que la mayoría de las veces las continuaciones de Disney no son tan buenas prefiero que quede ahí.
    Honestamente me tienen harta con las versiones live action, las remake y la nueva moda: las series basadas en películas. En serio no hay algo original? Bueno, me calmo, jaja. Saludos!

  4. Tenés razón! Todas las semanas anuncian una nueva! A la del Rey León ahora se sumó la de Aladdin. Es triste cuando ves las películas originales live action que hicieron en el pasado.Saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: