Voltron: La producción de Dreamworks

A quienes no les tocó vivir su infancia en los años ´80 le puede resultar difícil comprender lo que representó en la televisión.

En ese momento no había más de 100 canales de cable disponibles (de hecho no existía la tv por cable) y mucho menos internet.

La animación japonesa que llegaba todavía era algo limitada, comparada con el acceso a ese arte que tenemos en la actualidad, y estas propuesta marcaban la diferencia en la tele.

En Occidente Voltron fue una serie que tuvo que ser censurada, debido a que era una producción destinada a un público más maduro y las secuencias de acción no se podían emitir sin cortes en el horario de protección al menor.

El robot gigante tuvo un impacto enorme en esa generación de niños y con el tiempo se convirtió en uno de los grandes clásicos de los años ´80.

Por consiguiente, desarrollar una remake para una nueva generación de espectadores no es una tarea sencilla debido al impacto y trascendencia que dejó la serie original en la cultura popular.

La nueva producción de Dreamworks que se desarrolló para Netflix, si bien no me enamoró ni enganchó como las recientes remakes de Señor Peabody y Sherman y Danger Mouse (que son brillantes), creo que es un relanzamiento más que digno.

Dentro de las propuestas pensadas para el público infantil dentro de este genero, Voltron debe ser de lo mejor que hay hoy en la televisión.

Las tramas no son tontas, los personajes y los conflictos están bien desarrollados y más allá de las diferencias argumentales con la serie original, en general es un producto bien realizado de Dreamworks.

Voltron-Legendary-001

La desventaja de este Voltron es que carece de la magia y oscuridad que tenía la serie original, para conectar mejor con la generación actual de espectadores que necesitan tener un chiste cada dos minutos.

De todos modos, es justo destacar que la serie nunca llega al nivel de imbecilidad de Ultimate Spiderman.

La nueva serie fue desarrollada por dos de los mejores colaboradores de Bruce Timm, como son Lauren Montgomery (Wonder Woman) y Jaoquin Dos Santos (Justice League Unlimited).

Cuando uno mira esta producción es inevitable asociarla con esa joya que fue Avatar: The Last Airbender, del canal Nickelodeon.

Esto se debe a que Voltron fue realizada por la misma compañía de animación coreana, Studio Mir, y el productor Dos Santos fue uno de los principales directores de aquella historia de artes marciales.

El tono que le dieron a la trama, las interacción entre los personajes y el estilo de animación de esta serie claramente sigue el mismo estilo de Avatar, con la diferencia que la propuesta se centra más en el sub género Mecha, relacionado con robots gigantes.

Algo divertido de la nueva serie de Voltron es que en sus primeros capítulos los productores brindan varios guiños a Robotech.

De hecho, en una escena del piloto se puede distinguir claramente un cameo de Roy Focker.

En términos generales, Voltron es una buena propuesta infantil que presenta un trabajo superior a los fallidos relanzamientos que se hicieron en años previos.

Si bien no está al mismo nivel de otras remakes mucho más interesantes como las series de He-Man (2003) o Thundercats (2011), Dreamworks brindó un producto digno que abordó con respeto el concepto de la obra original.

Un avance de la serie.

4 Comentarios

  1. Yo soy un poquito mas viejo, no soy de la era Voltron soy de la era Mazinger. Pero supongo habran sido fenomenos parecidos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*