Escape de Nueva York (1981)

No deja de ser una paradoja que luego de construir su carrera en los grandes estudios de Hollywood, desde los seis años, encontró el proyecto que lo haría mundialmente famoso en el cine independiente.

Luego del fracaso comercial de Autos usados, el actor retomó su estrategia de buscar nuevos desafíos fuera de las ofertas que le llegaban de las grandes compañías.

Si bien para comienzos de los años ´80 se había despegado por completo de la imagen familiar de Disney, todavía no había encontrado un proyecto que le permitiera ser tenido en cuenta entre las grandes producciones del cine norteamericano.

Mientras tanto, el director que había trabajado con Kurt en la película para televisión de Elvis de 1979, disfrutaba de un gran momento profesional.

El cineasta venía de estrenar Halloween (1978) y La niebla (1980), que habían sido dos sucesos comerciales, y por primera vez en su carrera podía acceder con facilidad a inversores que impulsaran sus proyectos.

Escape de Nueva York fue una propuesta que Carpenter concibió junto a Nick Castle, el actor que había interpretado a Michael Myers en Halloween.

La historia del film llamó la atención de Avco Embassy Pictures, una productora independiente que en ese momento había cobrado fuerza en Hollywood.

La compañía había tenido grandes éxitos comerciales dentro del género de terror como The Manitou (1978) y Phantasm (1979) y tras los buenos resultados en la taquilla de La niebla no dudaron en financiar esta historia de Carpenter que abordaba un género diferente.

El director pudo acceder a un presupuesto de seis millones de dólares que era una cifra épica comparada con lo que que habían costado sus trabajos previos.

Sin embargo Avco puso una condición para darle luz verde al proyecto.

Snake Plissken, el personaje principal de la historia, tenía que ser interpretado por Charles Bronson.

escape

Carpenter manifestó que Bronson, quien  en ese momento tenía 60 años, era demasiado viejo para el papel, y se esforzó en convencer a los productores que Kurt Russell era el actor indicado.

Pese a que Kurt se había esmerado en interpretar roles dramáticos, para muchos estudios de cine todavía era un artista asociado con el género de la comedia.

Nadie lo veía como una figura de acción y mucho menos como un anti-héroe cínico como el que representaba Snake Plissken.

Sin embargo, Carpenter logró convencer a los directivos de Avco que Russell era el actor correcto y de esa manera resolvió el problema que significaba trabajar con Bronson.

Si bien era cierto que el veterano actor estaba grande para el rol de Snake, la verdadera causa de la oposición de Carpenter era que no quería perder el control artístico de su proyecto.

Bronson era una estrella internacional consagrada y tenía la fama de pasar por arriba a los directores, especialmente a los más jóvenes, para controlar la dirección de los filmes a su antojo.

Una vez que Russell fue seleccionado para el papel principal, Carpenter logró constituir un reparto de lujo integrado por grandes figuras de Hollywood como Lee Van Cleef, Ernest Borgnine y Donald Pleasence.

Al analizar la filmografía de Kurt Russell en detalle es muy fuerte ver esta película porque acá presentó una interpretación diferente, sostenida además por una notable transformación física.

Kurt se sometió a un intensivo programa de entrenamiento para aparecer más musculoso y construyó un anti-héroe cínico que se alejaba por completo de los roles que había interpretado hasta ese momento.

La historia que proponía Carpenter era alucinante e imaginaba una futurista ciudad de Nueva York convertida en una prisión de máxima seguridad, en la que habitaban los más peligrosos psicópatas.

Snake Plissken, un ex militar que cumplía una condena por robo, tenía la misión de rescatar al presidente de los Estados Unidos, cuyo avión se había estrellado en la isla de Manhattan.

Lo que seguía a continuación era una experiencia visual alucinante que fusionaba a la perfección los géneros de la ciencia ficción y el cine clásico de acción, que además se nutría del western.

Algo extraordinario de Escape de Nueva York, y uno de los motivos por los cuales trascendió en el cine con el paso del tiempo, es que Carpenter desarrolló un film de acción que planteaba ideas interesantes.

El relato retrataba el disgusto y rechazo por la corrupción que había en la clase política norteamericana. Un tema que había surgido con el escándalo de Watergate que puso fin a la presidencia de Richard Nixon en 1974.

Es decir, no se trataba de un historia superficial de tiros y explosiones.

Algo que me encanta de esta película es la transición que presenta el personaje del presidente interpretado por un excelente Donald Pleasence.

Un político que pasaba de ser una víctima inocente a una escoria corrupta que era peor que los delincuentes condenados en prisión.

Desde los aspectos técnicos la película presentó además una puesta en escena soberbia que impactaba al público por todos esos escenarios extravagantes que recorría Snake en su misión.

Junto con Un muchacho y su perro (1975), clásico con Don Johnson, y las primeras dos entregas de Mad Max, Escape de Nueva York se convirtió en uno de los pilares fundamentales del cine post-apocalíptico de los años ´80.

La gran mayoría de esas películas que se hicieron en Italia tomaron numerosos elementos de esta obra de Carpenter.

Escape de Nueva York resultó uno de los sucesos comerciales más importantes en la carrera del director y catapultó a Kurt Russell en las grande ligas de Hollywood.

El avance de este clásico.


 

14 Comentarios

  1. Me hubiese gustado que el gran Charles Bronson hiciera ese papel, con todo y lo viejo que estaba, lo digo por que me mata la curiosidad, si lo hubiese hecho, el maestro Carpenter siempre admiro a Bronson sobre todo por su rureza,creo que debío hacer mas esfuerzo para que por lo menos Bronson hubiese hecho un cameo.

  2. Y no te olvides de Isaac Hayes! Pre cientologia y southpark.

    Un peliculon por donde se lo mire. Una lástima la secuela, pero ninguna continuacion mala borra la genialidad de las originales (como ejemplo: jurassic park).

  3. Peliculon…Este personajes tiene su mas grande tributo en la serie de juegos MEtal Gear …de hecho el personaje se llama, descaradamente, Snake.

  4. Excelente Hugo! Siempre me fascino el personaje de snake. Una de mis pelis favoritas. Si bien la secuela decae mucho siempre es bueno ver a Snake. Me encataria una tercera con un snake viejo, al estilo Rambo.
    Si bien es posible que en algún momento revivan el personaje, seguramente nadie lo va a hacer como el señor Russell.
    Te dejo esta joyita.
    Saludos.

  5. Gracias Hugo por reseñar esta película del maestro y asombrosamente injustamente repudiado por los grandes estudios Jhon Carpenter. La característica de las películas del maestro es que tienen 30 o 40 años, y a pesar de no contar con fx digitales ni grandes producciones las ves ahora y sentis terror o disfrutas como en este caso la atmosfera como si el tiempo no las afectara. Cine clase b…de culto. A mi entender cine puro. Ahora espero con ansias entonces “The thing” para mi la obra maestra con Kurt. Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*