Chuck Norris vs Communism

Un tremendo documental de visión obligatoria para todo amante del cine.

Chuck Norris vs. Communism narra la historia de cómo el cine de acción de los años ´80, que protagonizaron especialmente Norris, Sylvester Stallone, Jean Claude Van Damme y Arnold Schwarzenegger cimentó las semillas de libertad en el pueblo rumano que sufrió la dictadura comunista de Nicolae Ceausescu.

Por aquellos días el gobierno autoritario del Partido Comunista sólo tenía disponible dos canales de televisión, donde se pasaban programas y películas de propaganda.

A través de vhs clandestinos los jóvenes y las familias rumanas se reunían en las casas de aquellas personas que tenían videocasetera y disfrutaban a escondidas de las películas hollywoodenses que eran populares en ese momento.

Obviamente con el cuidado necesario de no ser descubiertos por la policía secreta, ya que si eran descubiertos podían terminar en prisión.

A través de estas películas la gente se revelaba contra un gobierno brutal que solía censurar con motivos ridículos las producciones extranjeras.

La excelente película de la directora Ilinca Calugareanu entrevista a numerosas personas que vivieron la época de los vhs clandestinos en Rumania, además de dos protagonistas importantes en esta historia.

El hombre que contrabandeaba las películas desde Alemania y la doblajista Irina Nistor, quien hasta el día de hoy sigue siendo la voz más famosa de ese país.

chuck-norris-vs-communism-sig

Irina era una traductora que trabajaba para el gobierno de Ceaucescu y en su tiempo libre, cuando terminaba su jornada laboral, se dedicaba a doblar de manera clandestina las películas hollywoodenses que estaban prohibidas en ese país.

Con un equipo muy precario Irina miraba las películas y las iba doblando en un micrófono para los vhs clandestinos.

¡Es decir que todos los personajes tenía la misma voz!

Para los rumanos que vivieron esa época Stallone, Vann Damme y Arnold sonaban con la voz de una misma mujer y ellos lo aceptaban sin problemas.

De hecho durante un breve período otro hombre reemplazó a Irina Nistor en los doblajes y la gente quedaba decepcionada con las películas porque para ellos los héroes de acción tenían la voz de esta mujer.

Sin ella no era lo mismo.

Estas películas que solían ser menospreciadas por la prensa occidental representaron un escape para un pueblo cuyas libertades individuales estaban completamente limitadas.

Un aspecto que me impactó de este documental son los testimonios que explican el modo en que los rumanos miraban estas películas.

Ellos no le prestaban tanta atención a las escenas de acción o los argumentos, sino a los escenarios, ya que a través del cine hollywoodense podían tomar contacto con un mundo que ellos desconocían por completo.

Por lo general los hombres enfocaban su atención en los autos, debido a que podían descubrir modelos que jamás habían visto en su país. Las mujeres, por otra parte, se enganchaban más con la vestimenta de los personajes femeninos que les permitían descubrir la moda de aquellos días.

Un ejemplo.

La escena inicial de Cobra (Stallone) que tiene lugar en un supermercado. Para nosotros la atención estaba puesta en la tensión de la situación y las escenas de acción.

Para los rumanos que miraban esta película en vhs clandestinos el foco se encontraba en el supermercado, ya que podían ver la diversidad de productos a los que ellos no tenían acceso.

Los testimonios que describen este tipo de situaciones son muy interesantes.

Otro punto que me impactó del documental fueron los ridículos motivos de censura que el comunismo ejercía sobre el cine.

Un ejemplo tremendo es el de Rocky.

El gobierno de Ceaucescu cortó todas las escenas que tenían lugar en el frigorífico de Paulie , ya que que eso demostraba que los países imperialistas eran ricos en materia de alimentos.

Caso como este abundaron en la Runania comunista de los años ´80  y otros ejemplos se retratan en el documental.

La verdad que desconocía esta historia y me pareció fascinante. Especialmente por la narración de la directora Calugareanu que es muy amena y desarrolla en profundidad esta temática.

El film presenta además muy buenas dramatizaciones donde se recrean anécdotas y hechos que vivieron los entrevistados.

Traten de conseguir este documental que no tiene desperdicio. 78 minutos que van a disfrutar a pleno con una historia que vale la pena.

Un avance de Chuck Norris vs. Communism (En Netflix está disponible).

4 Comments on Chuck Norris vs Communism

  1. mmmm, lo pongo en la lista, junto con otro que me llamo la atencion que pusieron en Netflix tambien, el de Foxcatcher…

    Otra cosa, ya viste Civil War Hugo!? No me gustan las reseñas de Lertora, pone la tuya!

    Saludos!

  2. Cha, cuando leí a la tarde no estaba, ahora justo entre de vuelta y la vi! Listo ni me respondas lo de Civil War…

  3. Me encanto el documental, hay un artículo en Jotdown sobre el Steua Bucarest (campeón de Europa) donde cuenta que Lo futbolistas contrabandeaban las videocaseteras y estas se cambiaban por un Dacia! El de Foxcatcher es una patada en el estómago, un viaje a la locura, recomendadisimo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: