El cine de Michael Crichton: Runaway (1984)

La rebelión de las máquinas y la manipulación de la ciencia eran temas que le obsesionaban al escritor y a lo largo de su carrera trabajó estas cuestiones desde ópticas diferentes.

Luego de su debut como director de cine en Westworld (1973), Crichton retomó el concepto de los robots que se enfrentan a los humanos en Runaway (Fuera de control).

Una película de 1984 que fusionó en un mismo conflicto varios géneros como la ciencia ficción, el policial y el cine de acción.

La trama se desarrolla en un futuro cercano donde el uso de los robots en la sociedad se volvió algo cotidiano. Las máquinas pueden realizar todo tipo de tareas, desde la limpieza del hogar hasta el cuidado de niños.

Por este motivo la policía cuenta con una unidad especial de agentes entrenados en robótica, que se dedica a detener y neutralizar las máquinas que cada tanto presentan un mal funcionamiento.

No es un trabajo muy respetado en la fuerza policial, ya que los efectivos por lo general nunca tienen tareas complicadas más que buscar un robot que hizo cortocircuito  y se encuentra varado en alguna calle.

interpreta a Jack Ramsey, un agente veterano que se sumó a esa unidad luego de sufrir un hecho trágico en su carrera. Debido a su temor por las alturas, unos años atrás dejó que escapar a un delincuente que luego terminó por asesinar a un familiar.

El trabajo de Ramsey se complica cuando un robot doméstico asesina brutalmente a una familia, un hecho que no tenía antecedentes en la sociedad.

La investigación del caso lo llevará a descubrir que detrás del homicidio y otros atentados con robots se encuentra un científico psicópata que activó unos circuitos especiales para que las máquinas ataquen a los humanos.

Un detalle muy interesante de este film, escrito y dirigido por Crichton, es que la historia se desarrolla en un futuro extremadamente realista donde la tecnología no presenta inventos descabellados.

ruDe hecho, muchos de los avances tecnológicos que se ven en este film están disponibles en la actualidad. Un ejemplo podrían ser los aires acondicionados que se pueden programar solos para refrigerar una casa.

Crichton buscó brindar una historia futurista que no se enfocara en los elementos de fantasía. Por esa razón, las locaciones y las vestimentas de los personajes seguían los patrones de 1984.

La película representó el debut cinematográfico del músico de Kiss, Gene Simmons, quien sorprendió con un muy buen trabajo en el rol de villano.

El artista había aparecido previamente en la película Kiss Meets The Phantom of the Park, donde interpretaba al personaje que creó en el mundo de la música.

En este caso tuvo que componer un rol que le exigía ciertas dotes interpretativas y la verdad que se destacó en el papel del científico psicópata.

Otro actor conocido de Runaway es Joey Kramer, quien interpreta al hijo de Selleck y un año después protagonizó el clásico de Disney, El vuelo del navegante.

Runaway ofreció una muy buena fusión de géneros donde Crichton hizo un gran trabajo con el suspenso de la historia y la secuencias de acción.

Tom Selleck, quien por aquellos días era muy popular por la serie Magnum, acá se lució como el sargento Ramsey, que el actor luego destacó como uno de los personajes favoritos de su carrera.

A Selleck le gustó mucho esta película y siempre deseó volver a interpretar el personaje en una continuación que nunca se pudo concretar.

Una de las razones fue que el film de Crichton no funcionó muy bien en los cines a nivel comercial.

La película resultó opacada por Terminator, de James Cameron, que fue una de las grandes sorpresas de 1984 y capturó la atención de los medios y el público durante varios meses.

No obstante, Runaway encontró su público un tiempo después cuando el film se editó en video, donde tuvo una mejor recepción.

En lo personal me gusta mucho este trabajo de Crichton que desarrolló un concepto interesante que el director trabajó muy bien durante la mayor parte del film.

Lamentablemente hacia el tercer acto, la trama deja de lado el concepto de la ciencia ficción para convertirse en un thriller de acción más predecible, que pese a todo logra ser entretenido.

Este es el avance original de Runaway.

 

5 Comments on El cine de Michael Crichton: Runaway (1984)

  1. A veces prefiero si los efectos mecánicos (titeres, robots, etc) de los 80 con todas sus limitaciones antes que todo lo digital de hoy dia, al final terminas viendo un dibujito de computadora!!
    El otro dia vi un video donde mostraban como habian hecho la secuencia de la autopista de Deadpool y me quise morir, el 80% (incluyendo autopista, autos, motos, personas, toooodo) es digital.

  2. sí se perdió bastante la artesanía que tenía antes los efectos especiales. Tiene que ver también con un temas de costos, la herramienta digital ahorra mucha plata pero no siempre queda bien.

  3. el tema es que no se note alevosamente el CGI en conjuncion con lo que es real en la pantalla, recuerdo que en la primer pelicula de iron man me costo distinguir lo que era digital y lo que era real en la secuencia del escape de tony con la mark I.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: