Fruitvale Station: El debut de Ryan Coogler

Fruitvale Station es la película con la que debutó en el 2013 el director de Creed, Ryan Coogler.

Una producción del actor Forest Whitaker con la que el joven realizador de 27 años sorprendió a los medios norteamericanos en el Festival de Cine de Sundance.

El film está basado en hechos reales y recrea las últimas horas de Oscar Grant, un muchacho negro de 22 años que fue ejecutado por la policía de California el 1 de enero de 2009.

El momento de su muerte fue registrado por numerosos testigos que grabaron el hecho en sus celulares, algo que generó un escándalo en las redes sociales y además de disturbios y protestas en las calles por el accionar brutal de la policía.

Una muerte absurda y estúpida que volvió a demostrar que los casos de gatillo fácil contra la comunidad negra en ese país es un  asunto que no terminaron por resolver.

La película está protagonizada por Michael B. Jordan, la gran figura de Creed, quien interpreta a Grant durante sus últimas horas con vida.

El trabajo de Coogler se enfocó en retratar la vida personal del joven y las circunstancias que generaron su trágico asesinato.

El director abre la historia con las imágenes reales del homicidio captadas por los testigos del hecho y luego describe lo que fue el último día del protagonista.

Oscar Grant había pasado un tiempo en la cárcel e intentaba reconstruir su vida, alejado de la venta de drogas, para darle un mejor futuro a su hija de cinco años.

Poco después de celebrar el año nuevo con su familia encontró una muerte violenta, cuando la policía lo detuvo junto a sus amigos por una confusa pelea ocurrida en un vagón del subterráneo.

El director Coogler hizo un gran trabajo a la hora de reconstruir las horas finales de Oscar, algo que le llevó un importante trabajo de investigación en la pre-producción.

En esta película Michael B. Jordan presenta una fantástica interpretación dramática donde retrata a Oscar Grant con sus virtudes y defectos.

Al igual que Creed, Fruitvale Station es un película que llega al corazón del espectador por la manera en que está narrada la historia y la interpretación del protagonista.

En el 2013 la ópera prima de Coogler fue la producción independiente más elogiada de ese país en los medios y contó con todo el apoyo de la prensa.

Lamentablemente no consiguió distribución internacional y mucha gente seguramente la descubrirá ahora a partir de Creed.

Coogler es un cineasta muy interesante para seguir por los guiones que escribe y la manera en que consigue tocar las emociones del público.

Ahora Marvel lo escogió para realizar la próxima película de Black Panther. Esperemos que el sistema de Hollywood no se lo devore y continúe haciendo estos filmes de autor, ya que es un joven talentoso que está para mucho más que contar historias de superhéroes.

Traten de conseguir Fruitvale Station que es una gran película.

Acá tienen el trailer.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*