Reseña extendida de Creed

¡Bienvenidos a una nueva temporada del blog!

Aprovecho para avisarles que durante el 2016 si se dan un vuelta por el blog los fines de semana también encontrarán notas nuevas como en los primeros años de este espacio.

Para serles honesto la idea era comenzar con una nueva crónica policial, pero no pude encontrar una historia que me cautivara lo suficiente como para trabajarla en este formato.

No puedo forzar esas notas porque sino no salen bien, pero voy  a seguir buscando. Necesito que el caso me entusiasme para elaborar bien la narración y no sienta que es más de lo mismo.

Por esa razón decidí comenzar este año con una crítica extendida de que brinda una entrega memorable de mi saga favorita del cine.

Preparate para llorar, reír y emocionarte con la interpretación más conmovedora en la carrera de .

Como fan de seguí el desarrollo de esta producción con cierta cautela.

En un principio cuando se anunció el proyecto no me pareció una gran idea, ya que entendía que la historia de la serie había tenido su conclusión perfecta en Rocky Balboa.

No le encontraba sentido a que la trama continuara ahora con el hijo de Creed.

Sin embargo, la vinculación de Stallone al proyecto me despertó cierta curiosidad, ya que sabía que él no iba a permitir que arruinaran lo que fue su obra más personal.

Ahora que vi Creed puedo afirmar que es una tremenda película que no decepcionará a ningún fanático hardcore de Rocky.

Los orígenes del proyecto

Creed-Stallone A

Esta es una propuesta especial, ya que se trata de la primera producción relacionada con este personaje que no fue concebida por Stallone.

Sly no tenía pensado volver a interpretar a Balboa debido a que la saga estaba terminada, pero cambió de opinión cuando leyó el guión que le acercaron los históricos productores de la saga, Robert Chartoff e Irvin Winkler.

Creed fue escrita por Aaron Convington y Ryan Coogler, quien además se encargó de la dirección.

Coogler es un cineasta independiente que hizo ruido en el mundo del cine norteamericano hace unos años con su ópera prima, Fruitvale Station, que ya reseñaré esta semana.

Juntos con Convington, quien tampoco tenía grandes antecedentes en el cine, desarrollaron esta historia que continúa la saga de Rocky desde una perspectiva diferente.

Creo que una de las claves del éxito de este film reside en que esta dupla de guionistas ante todo son fans de la saga y trabajaron el argumento con un extremo respeto y cuidado hacia la obra original.

No era una película sencilla de concebir porque un guión malo podría haber arruinado todo lo que había logrado Stallone en Rocky Balboa.

De todos modos, queda claro al ver la película que Sly metió mano en el guión, ya que los grandes momentos de “sabiduría Balboa” parecen escritos por él.

Uno de los elementos más atractivos de esta película es que explora la historia de la familia de Apollo Creed sobre la que nunca tuvimos información luego de Rocky 4.

Se había especulado mucho sobre el hecho si el protagonista sería el nieto o el hijo de Apollo, una cuestión que fue muy bien resuelta por los guionistas.

En la primera escena se establece que Adonis Creed fue un hijo que Apollo tuvo en una relación extramatrimonial y posteriormente fue adoptado por la esposa del pugilista.

El director Coogler logra que la historia de Adonis sea interesante desde su introducción en el relato, donde jugó un papel fundamental el trabajo de Michael B.Jordan.

Más allá de su llamativa transformación física para este papel, Jordan es un tipo carismático que logra que uno se interese por el conflicto personal que vive el joven Creed, quién en un comienzo es presentado en el argumento como una paria que busca su identidad.

Adonis se hace querer enseguida por la manera en que lo interpreta el protagonista y a partir del momento en que se encuentra con Rocky la película se vuelve sumamente emocionante.

Algo que me impactó mucho de este film, porque no me lo esperaba, es lo bien que trabajaron los guionistas el balance entre el humor y el drama.

Hay diálogos muy graciosos que funcionan a la perfección y contribuyen a descomprimir los momentos dramáticos que son intensos especialmente por la situación que atraviesa Rocky con su salud.

En esta oportunidad nos encontramos con un Balboa retirado que atraviesa sus días solo, tras la muerte de Paulie ocurrida en el 2012. La ausencia de su hijo también está explicada pero no lo voy a adelantar en esta nota.

Toda su actividad pasa por la administración de su restaurante y a partir del encuentro con Adonis encuentra una nueva motivación en su vida que se vuelve un  factor clave cuando el personaje descubre que tiene cáncer.

La visión de Ryan Coogler

Creed03090.dng

Lo que me encantó de Creed es que es una película que tiene su propia personalidad. Ryan Coogler nunca intentó brindar una copia barata de Rocky, sino que construyó un mundo diferente para la historia de Adonis que luego se fusiona con la de Balboa.

Creed Jr. pertenece a una nueva generación y esta cuestión también está planteada en el tratamiento cinematográfico que tuvo la película.

Algo que se puede percibir principalmente en la manera que se retrata la comunidad de Filadelfia de estos días y la banda de sonido que se centra más en el Rithm and Blues y el Hip-Hop, con mejores resultados que en Rocky 5.

Los fanáticos más hardcore de la saga además se van a encontrar con una historia plagada de sutiles referencias a los capítulos anteriores que incluyen fotos de Sage Stallone y Tommy Gunn y diálogos que remiten a hechos puntuales del pasado.

La subtrama romántica que tiene Adonis con la cantante interpretada por Tessa Thompson (Selma) estuvo muy bien desarrollada e introdujo otro nuevo personaje que tiene su propio conflicto personal.

Desde lo estrictamente cinematográfico Creed tiene una clara conexión con Rocky Balboa.

Una característica que está muy presente en el oponente principal de Adonis y el modo en que se filmó la pelea central.

A diferencia de las entregas clásicas de Rocky, que presentaban oponentes que cumplían roles de villano, en esta ocasión los realizadores siguieron el mismo estilo que había tenido el film previo con Mason Dixon.

Es decir, escogieron un pugilista real como fue en este caso el inglés Tony Bellew, quien representa un rival menos grotesco que los viejos oponentes de Balboa.

Para el rodaje de la pelea final el director Coogler sorprendió con un soberbio plano secuencia, de casi 10 minutos, que narra los primeros dos rounds del combate.

El comienzo del combate se filmó 13 veces y la toma que quedó en el corte final fue la número 11.

Una secuencia que por otra parte retoma el estilo de transmisión televisiva que había tenido Rocky Balboa, donde inclusive vuelven a aparecer los mismos periodistas deportivos que comentan la pelea, algo que mantuvo la tradición de la saga en este aspecto.

La sorpresa de Sylvester Stallone

Creed stallone

Ahora bien, más allá de estas virtudes que presenta el trabajo de Coogler, lo mejor de Creed pasa por la extraordinaria interpretación de Stallone que logra robarte algunas lágrimas y risas a lo largo del film.

Su nominación al Oscar no fue por casualidad. Nunca lo vimos a Sly de esta manera, si bien ya había incursionado en papeles más dramáticos como lo hizo en en 1997 en Cop Land.

En esta película su trabajo se concentró principalmente en un rol dramático donde sorprende a todos con la mejor actuación de su carrera.

En Creed nos encontramos con un Rocky que se convirtió en una versión más compasiva de Mickey.

Balboa le transmite su sabiduría al hijo de Apollo afuera y dentro del ring, pero sin el temperamento explosivo que tenía su entrenador.

Rocky es un viejo guerrero sabio que sabe contener y darle las palabras justas a su pupilo, quien a diferencia de Tommy Gunn, es más inteligente y sabe escuchar a su mentor.

Me encantó la relación que se construye a lo largo del film entre los dos personajes que brinda momentos muy emotivos.

Hubo varias escenas y diálogos de Stallone que me pegaron mal.

Muy especialmente toda la secuencia del entrenamiento en el hospital y el cierre con Rocky alentando a Creed desde una ventana.

Me hubiera gustado que apareciera Tony Burton que tuvo momentos fabulosos como el entrenador de Apollo pero no pudo ser.

No tengo la información oficial pero no me sorprendería que esto estuviera relacionado que con la salud del actor.

Actualmente Burton tiene 78 años y desde su aparición en Rocky Balboa tuvo un breve rol en el film de terror en Hack (2007) y desde entonces no volvió a trabajar más en el cine.

Hasta ese momento su carrera se había desarrollado de manera ininterrumpida desde 1974, cuando debutó en el clásico del Blaxploitation, The Black Godfather.

Todo indicaría que Burton estaría retirado.

Al margen de esta mínima objeción, si sos un fanático hardcore de la saga es imposible que no te emociones con varias escenas de esta película que me parece nos sorprendió a todos los que teníamos ciertas reservas con este proyecto.

La película deja varias puertas abiertas para continuar la historia del hijo de Apollo en una segunda entrega que ya fue confirmada por Stallone.

Un proyecto que espero se concrete por razones extremadamente personales. Ustedes saben a que me refiero. Quiero mi revancha con Creed.

Por mi parte pienso volver a verla en los próximos días en el cine y recomiendo a los fans que no quemen la primera visión con una copia bajada de internet.

Si amás la saga de Rocky disfrutala en una sala de cine que es una gran película.

14 Comentarios

  1. Hola Hugo disculpa la pregunta ¿las criticas estaran por aca desde ahora ? otra, viste la nueva Punto de quiebre ? viendola lo que digo que keenes es lo mas grande que hay.
    Sebastian

  2. Yo ya la compre por que no daba mas de la ansiedad, me encanto la peli y junto con ¨the revenant: el renacido¨ (un film que le patea el culo mil veces al nuevo bodrio de Tarantino)son mis favoritas de este 2016, emoción hasta las lagrimas!!!!
    Para tus nuevas crónicas policiales te recomiendo la historia de Tsutomu Miyazaki ¨el asesino otaku¨ y el movimiento inner circle que se origino en noruega con el black metal y se dedicaron a las quemas de iglesias, asesinatos y demas actividades recreativas.
    Saludos!!!

  3. No Sebastián, las críticas semanales seguirán saliendo en Cinesargentinos, pero ocasionalmente cuando me encuentre con una película que me gustó mucho también la voy a compartir la reseña por este espacio. Esta crítica de Creed es para fans de Rocky e incorporé datos que no voy a incluir en la de Cinesargentinos para que sea más concisa.

  4. Los bueno de Creed, es el toque nostalgico y esa actualizacion del Mito Rocky. Stallone, me compro, entiendo que tenga que hacer peliculas de pochoclo, pero no se porque no se dedica de tanto en tanto a peliculas mas orientadas a la actuacion dramatica…Solo no me gusto una cosa de esta pelicula…Esos carteles donde se ponian los detalles de los boxeadores, por lo demas me parecio buena, entretenida y nostalgica. Veremos como la siguen la saga…

  5. Hablando de las crónicas, este fin de semana conocí la historia de Aileen Wuornos, y no pude evitar pensar “que buena crónica podría hacer Hugo”, por todo el circo mediático, los intereses económicos y la incompetencia legal que envolvió todo el caso.
    ¡Ojala podamos leer otra de esas muy pronto!

  6. Cuando leí:

    “…una nueva motivación en su vida que se vuelve un factor clave cuando el personaje descubre que tiene cáncer”

    Me costó seguir…

    Bienvenido al 2016 Hugo, éxitos.

  7. Ah en la película, hay una “perlita”, así al pasar un comentario sin importancia…Cuenta como termina realmente Rocky 3 🙂

  8. Qué buena reseña, Hugo! Como había puesto en su momento, el primer trailer no me llamó mucho, el segundo sí me dejó expectante y me estoy aguantando las ganas (yo y mis compañeros del laburo) de verla, vamos a ir al estreno la semana que viene.

    Leyendo tu crítica, veo que la voy a disfrutar mucho. Ya tengo ganas de verla, aunque por otro lado si llega el día significa que casi se me terminan las vacaciones y no quiero, jajaja. Ya pasaré de nuevo a comentar después de haberla visto.

    Lo que sí, a Stallone lo banco siempre, es como que tiene la misma impunidad que Arnold y puede hacer lo que quiera, se lo ganó con mucha honra. Ya en el trailer de Creed me doy cuenta que esta entrega me va a pegar de lo lindo.

  9. Como dije en un post anterior es la primera vez que me olvido que hay un actor y veo simplemente una persona reconocible como el “personaje”. Por mas grandiosa que pueda ser la labor de un tipo siempre pienso” que extraordinario De Niro, increible Di Caprio o genial Tom Hardy), aca no. Supongo que es por una conjuncion entre las anteriores entregas de la saga y la propia actuacion pero lo que hay atras de la pantalla es Rocky, ni un pixel de Stallone.

  10. Acá paso de nuevo para dejar acá también la crítica que le hice:

    Recién llego del cine, me encantó. Hace poquito me puse a rever toda la saga en BR, así que tenía todo muy fresco. La manera en que arranca ya te sumerge completamente en la vida desafortunada de Adonis. Después ya lo vemos grande y agarramos empatía con él gracias a la interpretación de Jordan. Pero sin dudas, las palmas se las lleva Stallone, donde se luce como nunca. Se nota que a Rocky lo tiene muy adentro y le guarda un cariño sin igual. Acá lo vamos a ver peleando una dura batalla, preparense para emocionarse con él. Para resaltar la parte del entrenamiento, principalmente cuando Rocky lo mira desde la ventana mientras la cámara gira en Creed. Al que le guste la saga, vaya sin dudarlo.

    La verdad, una GRAN sorpresa. Coincido con vos, Hugo, la parte del entrenamiento de Creed con Rocky mirándolo desde la ventana es de lo mejor de la película, me emocionó mucho. Otro gran momento es el anteúltimo round de la pelea, el que disfruté con una sonrisa en el rostro. “Qué nube?” y mira al cielo, es un capo.

  11. Ja! Fue imposible no venir al blog después de verlo. Mientras veía el documental se me venían todas tus reseñas a la cabeza. Sacando lo de Marciano vs Ali (que vaya a saber uno si no mintió un poco Sly, ahí) todo lo había leído antes acá.
    Esperamos ansiosos la reseña de este documental.

    Saludos, Hugo.

1 Trackback / Pingback

  1. Tony Burton: Adiós al gran Duke – HUGO ZAPATA

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*