Bernardo y Bianca

berUna de mis grandes películas favoritas de que en 1977 generó cambios muy importantes en la historia de este estudio,además de resucitar a la compañía dentro de la industria de la animación.

La década de 1970 fue muy complicada para Disney porque filmes como Los Aristogatos (1970) y Robin Hood (1973) no llegaron a generar en la taquilla la recaudación esperada.

Si bien con el paso del tiempo se convirtieron en clásicos, esas producciones además explotaron fórmulas argumentales que ya se había usado en otras películas donde el género musical tenía un fuerte peso en los argumentos.

Los ratones Bernardo y Bianca cambiaron esta historia y su presentación en el cine significó un importante cambio para el estudio.

Esta fue una película de transición que reunió a los viejos colaboradores de Walt Disney, que venían trabajando en la compañía desde Blancanieves (1937), con la nueva generación de artistas de la animación liderada por Don Bluth y Richard Rich.

Si bien los créditos de dirección en esta propuesta corresponden a los veteranos Wolfgang Reitherman, John Lounsbery y Art Steven el espíritu de Bernardo y Bianca se relaciona con el arte de Bluth y Rich.

Ellos fueron los responsables de cambiar el perfil de Disney en los años siguientes y con esta obra se inició una de mis etapas favoritas del estudio que no siempre contó con el éxito de la taquilla y el apoyo de la prensa.

Sin embargo brindaron películas memorables que amo y se encuentran entre mis grandes favoritas.

descargaDon Bluth y Richard Rich abandonaron las viejas fórmulas argumentales y los musicales felices para desarrollar películas mucho más oscuras que además tenían un mayor contenido dramático.

Bernado y Bianca establecieron además el género puro de aventuras donde la acción y los villanos macabros  cobraron importancia.

Hasta fines de los años ´80 este fue el perfil que tuvo Disney con la nueva generación de directores que brindaron joyas como El zorro y el sabueso (1982), mi gran favorita El caldero mágico (1985), El Gran Ratón Detective (1986) y Oliver y compañía (1988).

En esta película podemos encontrar la génesis de lo que serían más adelante las grandes películas de Don Bluth.

Desde esa ambientación oscura que se presenta en la primera escena donde aparece Penny, una niña secuestrada, el film le deja claro al espectador que esto no es otra comedia musical como Los Aristogatos.

El drama es mucho más pesado y los protagonistas deben atravesar varios peligros.

La historia fue una adaptación de la saga literaria Miss Bianca, de la autora inglesa Margery Sharp, quien escribió nueve libros entre 1959 y 1978, con el personaje de la ratoncita investigadora de alta sociedad que ayudaba a personas y animales en peligro.

The-Rescuers-disney-7886467-1200-869El film de Disney fusionó en un mismo argumento los primeros dos tomos de la serie, Los rescatadores y Miss Bianca.

Lamentablemente en la actualidad sólo se puede conseguir el primer libro, ya que el resto de los volúmenes se encuentran descatalogados y no volvieron a imprimirse.

En la versión cinematográfica los ratones emprendían una misión para recatar a una niña huérfana que había sido secuestrada por una vieja inescrupulosa que la hacía trabajar en una cueva de piratas abandonada.

Madame Medusa estaba obsesionada por obtener el Ojo del Diablo, uno de los diamantes más buscados del mundo.

Un personaje que tenía un gran parecido con Cruella Deville de La noche de las narices frías. La semejanza no fue casualidad ya que en la primera versión del guión Cruella regresaba en esta historia como la principal villana.

Sin embargo,  los productores luego desecharon esa opción y crearon otro enemigo para los ratones, si bien el aspecto de Madame Medusa conservaba un gran parecido con Cruella.

Lo genial de Bernardo y Bianca es que los realizadores ofrecieron un gran thriller de aventuras que era muy entretenido y presentaba elementos que hasta ese momento nadie habría asociado con Disney.

Las ambientaciones oscuras y el tratamiento de la acción son dos de las características más llamativas de esta película.

Esta es la única producción animada de Disney donde la villana principal intenta eliminar a un niño con armas de fuego.

Una idea subversiva para lo que era la filmografía del estudio hasta 1977 en donde queda claro que detrás de este proyecto estuvo presente un joven Don Bluth.

Bernardo y Bianca además eran dos personajes carismáticos que lograban despertar simpatía y se establecía un linda relación entre ellos dos a lo largo de la historia.

En materia de animación  esta fue la mejor película de Disney desde Las noches de las narices frías, de 1961, que había presentado también innovaciones importantes dentro de la animación.

Bernardo y Bianca fue un gran éxito de taquilla en 1977 y demostró que Disney podía seguir adelante con la nueva generación de realizadores.

La popularidad de este film generó que tuviera dos re-estrenos internacionales en 1983 y 1989, cuya recepción dio pie a la realización de una continuación en 1990 que se editó directamente en video.

Un film que comentaré más adelante en otra nota.

El avance original de esta gran película.

4 Comentarios

  1. Hola Hugo, es una buena peli pero me quedo con Bernardo y Bianca en Cangurolandia. La vi primero y me encanto. El VHS ahora lo tienen mis nenas. De vez en cuando las pasan por Disney Channel y me cuelgo mirandolas con ellas jaja.

  2. Bernardo y bianca en australia tambien es un hito tecnico para disney. Es la primera pelicula donde la tecnica rotoscopica logro igualar la calidad de dibujo de las producciones “artesanales” de disney. Si se fijan de 101 dalmatas en adelante van a notar una especie de efecto

  3. difuso en los bordes que el dibujo 100% a mano no tiene.

    Las tecnicas y maneras de economizar en animacion siempre son muy interesantes, si te los pones a ver terminan influyendo mucho el estilo de dibujo, el manejo de las escenas. Es muy loco como encarando el mismo problema (los costos!) con acercamientos diferentes cuando le sumas tiempo y desarrollo te termina generando estilos marcadisimos. El mejor ejemplo es la diferencia entre occidente con EEUU a la cabeza y asia con Japon. Mucho del estilo japones viene de que arrancaron haciendo series con 2 pesos, pero despues con millones el estilo se mantiene.

    Lo que contabas sobre Rocky y Bullwinkle con la mala (y baratisima) animacion es otro ejemplo.

    Perdon Hugo se me corto el mensaje y se mando en 2 partes 🙂

Comentarios cerrados.