Line of Duty: Otro acierto de la BBC

line_of_dutyUna gran propuesta policial de la que no tiene la difusión que se merece.

Información sobre series de televisión abunda actualmente en internet, sin embargo, la cosas que realmente me interesan y disfruto no tienen demasiado espacio en los medios porque todos escriben sobre lo mismo.

Disfruté muchísimo de este gran drama policial que en Inglaterra se destacó entre la producciones más exitosas de los últimos años en materia de índices de audiencia.

Line of Duty es una miniserie que tiene la particularidad de mantener un alto grado tensión y suspenso durante las cinco entregas en las que se desarrolla historia.

Steve Arnott es un policía joven que lidera una unida de elite especial dedicada a investigar casos relacionados con el terrorismo.

Durante una operación comete un grave error en la ejecución de un allanamiento y esto deriva en la muerte de una persona inocente. A raíz de este hecho termina transferido a la división de Asuntos Internos. Debido a la soberbia con la que se manejó en el fallido operativo, sus nuevos compañeros lo terminan marginando en la oficina donde desempeña sus tareas.

Por otro lado, Tony Gates (interpretado por Lennie James, actor que pasó por The Walkind Dead) atraviesa un gran momento de su carrera y el gobierno lo galardona como el mejor oficial del año.

Gates tiene un récord envidiable de arrestos y casos de homicidios resueltos, algo que lo convierte en el mejor policía de Inglaterra.

Un día mientras se encuentra en un bar tomando un café con una mujer un ladrón decide robar el lugar. Gates entra en acción y detiene al criminal. La noticia sale en todos los medios ingleses y esto aumenta la popularidad del policía.

El desgraciado Steve Arnott es enviado al bar a desarrollar una investigación de rutina para constatar que Gate no se excedió con la violencia a la hora de arrestar al criminal.

line_of_duty 2La verdadera misión de Arnott en realidad es investigar a Gates, cuyo récord de casos resueltos despierta sospechas en la división de Asuntos Internos.

El joven policía finalmente encuentra que el testimonio del prestigioso oficial no coincide con las declaraciones de algunos clientes del bar y de esa manera se desata una peligrosa investigación que pondrá en jaque a la cúpula de la policía inglesa.

No voy a entrar en mas detalles de la trama para no arruinarles la visión del primer episodio.

Line of Duty no da respiro con los continuos giros inesperados que tiene el conflicto y hasta el clímax del quinto episodio la trama no decae en un ningún momento.

Si bien no tiene la adrenalina de Luther, la historia está tan bien narrada y actuada por los protagonistas que la serie se vuelve muy atrapante.

Debido a que el programa se enfoca en el tema de la corrupción policial y el vínculo de los oficiales con el crimen organizado, Line of Duty no contó con ningún tipo de apoyo de la policía inglesa.

Los productores tuvieron que contar con el asesoramiento de oficiales retirados, ya que las autoridades del gobierno inglés se negaron a colaborar con el programa debido al modo en que quedaba retratada la policía en la trama.

En esta primera entrega Lennie James se roba la serie con su interpretación del detective Tony Gates. Hasta el final nunca queda claro si el protagonista es un delicuente más o un buen policía que es victima de una conspiración.

Uno de los grandes ganchos que tiene esta historia.

Line of Duty se emitió originalmente en el 2012 en Europa y el año pasado se estrenó la segunda entrega de seis episodios.

Si no la vieron todavía recomiendo que la busquen porque dentro del género policial es brillante. Además son cinco capítulos nada más  y la pueden ver entera en un fin de semana.

Acá tienen un avance.

 

 

 

4 Comentarios

  1. Sin dudas los ingleses hacen excelentes policiales, me la anoto para verla. Pudiste ver “Life on Mars” en su momento? No encontré entradas al respecto en el blog.

Comentarios cerrados.