Sir Billi: La despedida de Sean Connery

220px-SirBilli_PosterNadie hubiera podido imaginar que el trabajo final de Sean Connery en el cine se concretaría en una producción independiente de dibujos animados.

Su última labor para la pantalla grande había sido La Liga Extraordinaria, estrenada en el 2003, que fue una adaptación del cómic de Alan Moore.

En el 2012 Connery salió de su retiro para presentar este proyecto que representó la primera producción animada de Escocia.

El actor no sólo interpretó el rol protagónico, sino que además fue el productor ejecutivo.

Sir Billi consiguió algo que yo jamás creí que iba a ver en esta vida.

Una película de animación computada que superó en su mediocridad a Delgo.

Esta producción fue terrible y me da mucha lástima por Connery, quien se involucró de corazón en el proyecto para apoyar un film independiente de su país.

La película fue destruida a nivel internacional por toda la prensa y desearía defenderla y estar en contra de los críticos, pero es imposible.

Sir Billi es extremadamente mala y no pude encontrar elementos para sostener una defensa sólida y coherente.

El film fue creado por Sascha y Tessa Hartmann, un matrimonio sin antecedentes en el mundo de la animación, quienes hicieron un corto titulado Sir Billi the Vet en el  2006.

Sean-Connery-recording-e1272560176155La trama giraba en torno a un anciano veterinario que trabajaba en un pueblo rural de Escocia.

A los Hartmann les pareció que era una idea genial expandir la historia en una película y le enviaron el corto a Sean Connery, quien había sido la inspiración del personaje principal.

Como a los nietos de Connery les gustó el corto, el actor decidió salir de su retiro para una última interpretación. La principal motivación para volver a actuar era que se trataba de una producción independiente de Escocia, un país sin antecedentes en el género de la animación.

Como era de esperarse, el film  estaba plagado de referencias a James Bond.

La primera escena recreaba las clásicas aperturas de la saga de 007 con el tema Guardian of the Highlands, que Shirley Bassey, la ínterprete de Goldfinger, grabó especialmente para este proyecto por pedido de Connery.

Un inconveniente que tuvo esta canción es que era demasiado lenta y no ayudó a comenzar con fuerza una película que se supone estaba dirigida a los chicos.

Sir Billi tuvo además otros dos problemas graves.

sir billiEn primer lugar la trama era desastrosa y dejaba la sensación que los realizadores no habían tenido muy en claro el conflicto que querían narrar.

El protagonista era un veterinario aventurero que vivía con una cabra (interpretada por Alan Cumming) que se vestía como Bruce Lee y creía que era un perro.

Una idea bizarra que puedo comprar, hasta ahí vamos bien.

Sir Billi emprendía una aventura para rescatar a un castor y un conejo que eran perseguidos por un inspector municipal del Parlamento escocés.

Los realizadores introducían numerosos personajes secundarios que no le aportaban nada a la historia y a partir de ese momento la trama se convertía en un caos. En lugar de concentrarse en el veterinario, la dirección de la historia se perdía en otros temas y terminaba siendo confusa.

Tampoco quedaba bien claro a qué público estaba dirigida esta producción.

Por ejemplo, en un momento hay un par de montajes con referencias a Rocky y Reto al destino (Richard Gere) que son imposibles de entender para el público infantil que desconoce esos clásicos del cine.

Esto no hizo otra cosa que generar más confusión a una historia que ya era caótica.

Las referencias cinéfilas funcionaron mejor en Sir Billi cuando eran sutiles.

En un momento el personaje de Connery encontraba un submarino y decía: “Esto me recuerda a una vieja aventura”.

Un guiño sencillo y simpático a La caza del Octubre Rojo que era gracioso para el adulto y que el espectador infantil podía ignorar sin problemas.

Aunque a Sean Connery se lo escucha viejito y su voz suena más débil, su interpretación es el único elemento atractivo de este film.

La otra gran debilidad de la película fueron los aspectos técnicos que eran desastrosos.

La animación parecía salida de un video juego de principios de los años ´90.

Los movimientos de los personajes eran muy limitados y se veían extremadamente artificiales. No parece una película hecha en el siglo 21.

Más allá que esta fue una producción de muy bajo presupuesto, la calidad de la animación fue muy mala.

Con el mismo dinero invertido, Sudáfrica presentó en los últimos años propuestas mucho más decentes que se estrenaron en la cartelera argentina, como fue el caso de Zambezia.

Los productores recibieron una oferta de una productora de Hollywood para colaborar con el film, pero rechazaron la asistencia porque querían que Sir Billi fuera íntegramente realizada en Escocia.

El orgullo patriota les jugó en contra ya que el resultado final fue un mamarracho.

Pasaron tres años del estreno del film y hasta la fecha sigue teniendo un cero por ciento de aprobación en el sitio Rotten Tomatoes.

Es decir que hasta ahora no surgió ninguna reseña positiva que se anime a recomendar esta película.

De todos modos es rescatable la intención de Connery de haber salido de su retiro para impulsar un proyecto independiente de dibujos animados.

El actor lo hizo de buena fe y no tuvo la culpa que el resultado final del film fuera tan pobre.

En Inglaterra Sir Billi se estrenó en apenas tres cines y duró una semana en cartel.

En la última escena de la película el personaje de Connery dice una frase que retrata a la perfección su vinculación con este proyecto.

“Las cosas que hago por Escocia.”

El avance de Sir Billi. En el segundo video pueden escuchar el tema de Shirley Bassey.

Guardian of the Highlands.

La interpretación de Shirley es genial como siempre, pero el tema no es el más divertido para comenzar con fuerza una película infantil de aventuras.

 

 

 

8 Comentarios

  1. POr dios que malo la verdad que viendo eso los Peques quedan como una produccion de pixar.
    Me parece q es igual a un dvd que venden en los supermercados, canciones de la granja, q tiene una animacion muy parecida

  2. Si hacemos una comparación basados en el presupuesto nomas,es mas triste todavía:
    Sir billi costo 22 millones y medio de dolares
    Metegol,20 millones de dolares…que paso? me imagino que tendrá que ver con la gente involucrada

  3. Sí tal cual, Metegol fue realizada por distintos equipos internacionales que reunió gente de Argentina, Europa, Estados Unidos e India.
    Sir Billi la hicieron los escoceces solos sin ningún tipo de experiencia en el género. No es una detalle menor.

Comentarios cerrados.