Retrospectiva Bond: Episodio 12

Mike Mahle - James Bond_12 - For Your Eyes OnlyHoy: Sólo para tus ojos (1981).

El inicio de la década de 1980 representó un período de cambios importantes para la saga de 007 que se desarrollarían en los años siguientes.

Luego de esa desquiciada extravagancia que fue Moonraker, Cubby Broccoli (a esta altura de la retrospectiva ya somos amigos) decidió en común acuerdo con Roger Moore volver a las fuentes originales del personaje.

El actor sentía que habían ido demasiado lejos con el humor y la aventura en el espació y encaró esta producción como su despedida de la serie.

Cuando la producción de Sólo para tus ojos (que en todos los países de habla hispana, salvo por México y Argentina se conoció como Sólo para sus ojos) comenzó en septiembre de 1980, Broccoli y su hijastro, el productor Michael G.Wilson, ya tenían claro que para la próxima película iban a tener que buscar a un nuevo actor para interpretar al agente secreto.

Un Dato Loco express.

Michael G.Wilson fue el hijo de Lewis Wilson, el primer actor en interpretar a Batman en el cine, en el clásico serial de 1943.

Por su parte, Broccoli también sentía que su retiro estaba cerca y por esa razón vinculó a sus hijos en estas producciones desde muy chicos.

Ellos serían los responsables en el futuro de mantener vivo a Bond para las próximas generaciones.

Barbara Broccoli, quien desde hace muchos años es la productora ejecutiva de la saga, comenzó a trabajar a los 17 años en el rodaje de La espía que me amó y de a poco fue adquiriendo más responsabilidades.

Cuando se hizo Sólo para tus ojos, Barbara todavía se desempeñaba en el departamento de publicidad de la compañía.

Una particularidad muy especial de esta saga y la productora Eon es que el equipo de realizadores funcionaba como una gran familia, cuyos miembros heredaban nuevos puestos de trabajo con el paso del tiempo.

ForYourEyesOnlyPoster

Cuando Broccoli necesitó hacer cambios en el equipo técnico del film no salió a buscar a otros artistas, sino que le dio la oportunidad a la gente que venía trabajando en el semillero de Eon.

John Glen, quien había sido el editor de los últimos filmes, fue ascendido como director y mantuvo ese cargo durante las siguientes cuatro producciones.

El diseñador de producción Ken Adam, quien en ese momento estaba ocupado con el film musical Pennies from Heaven (Steve Martin), no pudo estar disponible para esta entrega de Bond y el trabajo quedó a cargo de su colaborador Peter Lamont, que trabajaba en la saga desde Goldfinger.

Cubby Broccoli encaró el rodaje de Sólo para tus ojos con una premisa muy clara.

La película tenía que retomar el estilo de De Rusia con amor y Al servicio secreto de su Majestad y concentrar el conflicto en cuestiones de espionaje.

La trama que escribieron Michael G.Wilson y Richard Maibaum estuvo inspirada por en los cuentos de Ian Fleming, Risico, Sólo para tus ojos y algunos elementos de la novela Vive y deja morir que no se habían trabajado en la película de 1974.

La primera escena de este film es muy interesante, ya que establece una conexión directa con Al servicio secreto de su Majestad, donde vemos a Bond visitando la tumba de su esposa asesinada.

Lo que sigue es una secuencia de acción maravillosa con un helipcóptero que Broccoli utilizó para mandarle un mensaje directo al guionista de Thunderball, Kevin McClory.

Por una cuestión de derechos y un famoso litigio judicial que conoceremos en detalle en las próximas entrega de este informe, Eon no podía usar al personaje de Ernst Stavro Blofeld, que era propiedad de McClory.

Llegó un momento en que Broccoli se cansó de negociar para conseguir los derechos de Blofeld y en los primeros minutos de Sólo para tus ojos lo expresó de un modo muy especial.

Bond cae en una emboscada que le tiende un hombre calvo en silla de ruedas, que está acompañado por un gato y se parece muchísimo a la versión de Blofeld que interpretó Donald Pleasence en Sólo se vive dos veces.

Por motivos legales nunca se menciona que es Blofeld pero el guiño es más que evidente.

En los segundos finales de esta escena lo que hace 007 con el villano es un mensaje para McClory y sus abogados.

“Métanse a Blofeld en el culo porque no lo necesito para hacer plata con Bond”.

Cuando uno conoce estos detalles el final de la escena inicial resulta más divertida todavía.

En un principio la idea original de los guionistas era que Mandíbulas, el querido villano interpretado por Richard Kiel regresara nuevamente, pero Broccoli y el nuevo director John Glen desecharon la propuesta, ya que el personaje iba a contramano del enfoque que le querían dar al film.

Sólo para tus ojos redujo de manera notable los momentos humorísticos que quedaron limitados a los comentarios sarcásticos de Roger Moore que eran geniales y se volvieron una marca registrada del personaje.

Sean Connery había tenido sus frases graciosas pero en la etapa de Moore cobraron más fuerza.

En esta historia Bond tenía la misión de localizar y destruir un comando de misiles, al mismo tiempo que quedaba en el medio de una guerra entre dos empresarios griegos.

La película presentó secuencias de acción mucho más realistas que estaban en sintonía con los primeros filmes de la saga y descartaban las herramientas tecnológicas del protagonista.

Entre los grandes momentos del film se destacan las escenas de alpinismo hacia el final de la historia y la excelente persecución automovilística con el famoso Citroen amarillo que se convirtió en un clásico de esta serie.

Una de las mejores escenas de Sólo para tus ojos.

La película comienza muy bien con este regreso del personaje a sus raíces, pero luego entra en un bache narrativo donde se estira demasiado la conclusión y la trama pierde fuerza.

De todos modos, creo que se destaca entre los filmes decentes de etapa Moore.

En los minutos finales se incluía en el conflicto a Margareth Thatcher, quien era la Primer Ministro de Inglaterra en ese momento y fue interpretada por Janet Brown, quien estuvo impecablemente caracterizada.

Moore odió esa escena, ya que sentía que la escena humorística arruinaba el tono más serio que había tenido el film.

La imagen popular de Thatcher en ese momento no era muy buena y recién remontó un poco al finalizar la Guerra de Malvinas en 1982.

La música de Sólo para tus ojos esta vez estuvo a cargo de Bill Conti, el compositor de Rocky, quien trabajó la música de Bond con un sonido más funk.

La canción principal estuvo a cargo Sheena Easton y resultó un gran éxito comercial en Inglaterra y Estados Unidos. Los productores en un principio contactaron a la banda Blondie que compuso un tema para el film.

Sin embargo, Broccoli luego optó por el trabajo de Conti.

EL ALIADO.

MILOS COLUMBO.

A diferencia de otras películas de la saga, en Sólo para tus ojos los aliados de 007 tuvieron un papel más destacado.

En este caso el asistente de Bond fue interpretado por Topol, quien en 1972 obtuvo una nominación al Oscar por su trabajo en el drama Follow Me!

Pese a  ser un actor con una larga trayectoria su rol más popular fue el doctor Zarkov en la película Flash Gordon de 1980.

Topol actualmente tiene 79 años y desde 1998 se encuentra retirado de la actuación.

columbo

LOS VILLANOS.

ARISTOTLE KRISTATOS.

Aunque fue uno de los villanos más olvidables de la saga, Kristatos de todos modos es interesante porque en la trama se presenta como un aliado de Bond y luego se descubre que es el principal enemigo del protagonista en este conflicto.

A diferencia de los psicópatas excéntricos de los filmes anteriores, el griego era un delincuente mucho más realista.

El personaje fue interpretado por Julian Glover, un artista inglés de gran trayectoria, quien encarnó encarnó al General Maximillian Veers en El Imperio contraataca.

En su momento fue uno de los candidatos para reemplazar a Sean Connery como Bond, pero finalmente terminó vinculado a la saga como villano.

Todavía sigue activo en el mundo de la actuación y recientemente fue parte de la serie Juego de tronos.

kristatos

EMIL LEOPOLD LOCQUE.

El asesino a sueldo que trabajaba para Kristatos y nunca hablaba fue encarnado por Michael Gothard, quien fue parte de The Devils (1981), el clásico de Ken Rusell.

Su última película en el cine fue la versión de Frankenstein que protagonizaron Patrick Bergin y Randy Quaid en 1992.

Ese mismo año Gothard se suicidó luego de terminar su trabajo en el film.

gt

ERICH KRIEGLER.

Otro asesino a sueldo de Kristatos que estuvo a cargo de John Whyman, un actor que luego de esta película siguió trabajando como extra y en roles secundarios en el cine y la televisión hasta el 2000.

En la actualidad suele participar en convenciones relacionadas donde se encuentra con los fans de la saga.

Sólo para tus ojos y La venganza de la pantera rosa (1978) fueron sus trabajos más conocidos.

 

Eric Kriegler

LAS CHICAS BOND.

MELINA HAVELOCK.

Una de las chicas Bond más interesantes de la saga que se caracterizó por tener un arco argumental propio, además de contar con un fuerte peso en la trama.

En 1981 esto fue un cambio importante para la serie.

Melina era la hija de unos empresarios asesinados por Kristatos y se unía a Bond para concretar su cruzada de venganza contra el hombre que mandado a matar a su familia.

Una chica Bond distinta, ya que su presencia en la historia tenía una motivación concreta en la trama y no aparecía simplemente para mostrar su cuerpo en bikini.

Intervenía en las secuencias de acción y en un par de ocasiones le salvaba la vida a Bond.

El personaje fue interpretado por Carole Bouquet, una modelo publicitaria quien ya era famosa por su rol en el clásico de Luis Buñuel, Ese oscuro objeto del deseo (1977).

Sólo para tus ojos fue su película más popular y luego de este trabajo concentró su carrera en Europa.

Todavía sigue activa en la actuación y hace poco se la pudo ver en la miniserie El bebé de Rosemary.

 

me

 

CONDESA LILS VON SCHALF.

La chica Bond “expendable” con que la Roger Moore tuvo mayor química en esta película.

A diferencia de las escenas de romance con Carole Bouquet, que eran forzadas porque costaba imaginar a Bond y Melina en una relación, debido a  la personalidad de la griega, con la Condesa esos momentos fluían con mayor naturalidad.

El personaje fue interpretado por Cassandra Harris, quien en ese momento era la esposa de un muchacho desconocido llamado Pierce Brosnan.

Cuando Broccoli lo vio por primera vez a Brosnan en el set le ofreció hacerle una prueba para interpretar a Bond en el próximo film, ya que Roger Moore tenía planeado dejar el personaje.

Para el productor Borsnan tenía el look perfecto para ser el nuevo 007 y le prometió al actor tenerlo en cuenta en la siguiente película.

Cubby cumplió con su palabra pero el actor no se pudo comprometer con el casting, ya que un año después empezó a trabajar en Hollywood en la serie Remington Steele.

Cassandra Harris siguió casada junto a Brosnan hasta 1991, cuando falleció a los 43 años de un cáncer de ovarios, la misma enfermedad que le quitó la vida a su madre en 1987 y a su hija Charlotte en el 2013.

Otra película conocida de ella fue Rough Cut (1980), de Don Siegel, protagonizada por Burt Reynolds.

 

 

For Your Eyes Only

 BIBI DAHL.

LA ÚNICA CHICA QUE BOND RECHAZÓ EN TODA LA SAGA.

Un acontecimiento histórico que no se volvió a repetir.

Bibi Dahl era una patinadora sobre hielo prodigio que era esponsoriada por el griego Kristatos. La joven deseaba encamarse con Bond desde el primer momento en que lo conocía, pero el agente secreto la rechazaba por considerarla demasiado chica.

Esto tuvo que ver con el hecho que el personaje tenía 16 años y Roger Moore, quien contaba en ese momento con 53 años y podía ser su padre, sentía que iba a quedar como un viejo verde si correspondía los avances de la adolescente.

Por esa razón se trabajó la situación con humor. Bibi se presentaba en la habitación del protagonista y llegaba desnudarse en la cama, pero Bond la rechazaba y le aseguraba que en el próximo encuentro la llevaría a tomar un helado.

El tono en que Moore dice ese diálogo y se la saca de encima es desopilante.

Esta chica Bond fue interpretada por Lynn Holly-Johnson una famosa patinadora de los años´70 que hizo llorar al mundo entero con la película Castillos de hielo (1978), donde fue la gran protagonista. Un ícono del cine lacrimógeno.
bibiJB

Pese a contar con algunos baches narrativos, Sólo para tus ojos fue un gran éxito comercial que recaudó más de 194 millones de dólares.

En 1981 esta producción fue responsable de salvar de la quiebra a los estudios United Artist que atravesaban un mal momento financiero.

La película estuvo en vuelta en una serie de polémicas que generaron discusiones en los medios.

Por un lado causó malestar en algunos países el póster oficial que se consideró indecente por mostrar en primer plano las piernas de una mujer sobre el protagonista.

El otro problema fue que luego del estreno del film se conoció que una de las chicas que aparecían como extras, Caroline Cossey, en realidad era un transexual.

Mientras Cubby Broccoli trabajaba en la búsqueda de un nuevo Bond, el mundo del espectáculo se paralizó con una noticia inesperada.

Sean Connery volvía a interpretar a 007 en una película clandestina escrita por Kevin McClory.

El ring ya estaba listo para el gran duelo cinéfilo de 1983.

El Bond oficial de la productora Eon contra el Bond pirata de una compañía independiente.

En otras palabras, Roger Moore vs. Sean Connery.

Trailer original de Sólo para tus ojos.

 

6 Comments on Retrospectiva Bond: Episodio 12

  1. Con el comentario final respondiste una pregunta que me hago desde que arrancaste la retrospectiva: “vas a cubrir Nunca digas nunca?”

  2. Yo le tengo fe, Es una de las que más espero este año. Skyfall me hizo recuperar la fe en la saga, aunque siga Craig a cargo del personaje.Ya lo voy a explicar mejor cuando llegue a esa parte de la retrospectiva.
    Está bueno el teaser.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: