Retrospectiva Tarzán: Episodio 9

Tarzan's Greatest Adventure - 1959Hoy: Un retorno a la grandeza.

Después de 27 años de películas estúpidas, Hollywood finalmente redimió a Tarzán en 1959 con una de las mejores producciones realizadas hasta la fecha.

Pese a que Johnny Weissmuller dejó de interpretar al personaje en 1948, el perfil retardado del hombre mono siguió presente en el cine una década más.

Este es un aspecto muy interesante de esta temática.

Si bien para entonces los superhéroes ya estaban consolidados en la cultura popular, el éxito de Tarzán no decayó nunca y las películas seguían generando mucha plata.

Por esa razón, cuando Weissmuller se retiró del cine, enseguida aparecieron otros actores para interpretar al héroe de Edgar Rice Burroughs.

Lex Barker hizo varios filmes aburridos, entre 1949 y 1953, que seguían la misma línea del hombre mono tonto que había surgido en 1932.

Luego apareció Gordon Scott, entre 1955 y 1960, quien presentó cambios notables en la personalidad de Tarzán.

Las primeras cuatro películas que hizo Scott continuaron con la línea familiar de Weissmuller, debido a que ese era el formato que prefería trabajar el productor Sol Lesser.

En 1959 se dio una situación muy especial.

Tarzán regresó a la pantalla grande con dos películas protagonizadas por actores diferentes.

Por un lado se estrenó la remake de Tarzán de los monos, protagonizada por Denny Miller, quien quedó en el recuerdo como el fallido hombre mono rubio.

Una de las peores producciones en la historia de este personaje. Los críticos la destrozaron y el público no se entusiasmó con Miller porque la película era una truchada.

El 90 por ciento del film se había construido con escenas que robaron de otros filmes de Weissmuller y las pocas escenas nuevas que filmaron con el actor eran muy malas.

El Tarzán de Miller, quien falleció este año a los 80 años,  enseguida quedó en el olvido.

Cuando parecía que la filmografía de este personaje estaba condenada a la mediocridad apareció un productor que se animó a cambiar esta situación.

Tarzan-Greatest-AdventureSy Weintraub era fan de los trabajos de Edgar Rice Burroughs y durante muchos años sintió que sus colegas no habían comprendido en absoluto al personaje.

Luego de trabajar varios años en la televisión, en 1958 decidió incursionar en el mundo del cine.

Su primera medida fue comprar los derechos de Tarzán para relanzar el personaje en Hollywood con un enfoque diferente.

El objetivo de Weintraub era eliminar todos esos elementos estúpidos que distorsionaron al hombre mono y retomar las verdaderas raíces de la obra de Burroughs.

En lugar de hacer una película barata con escenas recicladas, el productor apostó por una producción de primer nivel con actores de renombre.

Hasta 1959 las mayoría de estas producciones recreaban el escenario de la selva en estudios de cine.

Weintraub decidió filmar su película en locaciones reales de África. La dirección se la delegó a John Guillermin, quien venía de estrenar el elogiado film bélico I Was Monthy Double (1958).

Años después el director se consagraría con clásicos populares como El puente de Remagen (1969), La torre del infierno (1974) y la primera remake de King Kong (1976).

Otra decisión inteligente del productor fue la de reunir un reparto secundario de actores de primer nivel.

Para este film convocó a Niall MacGinnis, quien se había destacado en el film de Lauwrence Olivier, Henry V; Anthony Quayle, un actor famoso en Europa por su trabajo con las obras de Shakespeare, que en el cine había aparecido en El hombre equivocado, de Alfred Hitchcock; la actriz Sara Shane, quien había trabajado con Clark Gable en The King and Four Queen (1956) y Sean Connery.

gaconneryConnery ya empezaba a llamar la atención de los estudios de Hollywood y en Europa había trabajado en seis películas donde había tenido roles secundarios.

El productor Weintraub decidió conservar a Gordon Scott en el rol de Tarzán pero la dirección del personaje cambió de manera drástica.

El hombre mono dejó de hablar como un tarado y se lo representó como un ser pensante que se expresaba con normalidad. El personaje abandonó las piruetas de Johnny Weissmulller para ser representado con un perfil más realista.

En la historia también quedaron eliminados los personajes de Jane y Boy, el insoportable hijo adoptivo, que solían brindar situaciones humorísticas junto con la mona Cheeta.

La famosa mascota, que en las últimas películas había cobrado un gran protagonismo para entretener a los niños, en este film apenas aparecía unos breves momentos al comienzo de la historia.

La trama eliminó el humor estúpido y la comedia de enredos para centrarse a pleno en el suspenso y la acción.

El conflicto giraba en torno a una banda de psicópatas ingleses que saqueaban un aldea para conseguir dinamita, con el objetivo de hacer explotar una mina de diamantes.

Los criminales destruían varias locaciones de la selva y mataban gente inocente, algo que despertaba la furia de Tarzán.

El hombre mono aparecía representado como un guerrero implacable y solitario que no se entretenía con asuntos amorosos, ya que se concentraba en investigar el paradero de los delincuentes para acabar con ellos.

La películas presentó escenas de acción más violentas que no tenían precedentes en los filmes de esta saga. El protagonista ya no desmayaba a sus enemigos con una trompada, sino que directamente los mataba con una flecha.

7113094_origCuando La gran aventura de Tarzán llegó a los cines en 1959 el público enloqueció.

Gordon Scott seguía siendo Tarzán pero en este film interpretaba a un personaje que la gente desconocía. La película fue alabada por los críticos en todo el mundo y hasta la fecha sigue siendo una de las producciones más elogiadas de este personaje.

En su momento La gran aventura de Tarzán representó a este héroe popular lo mismo que  Batman inicia, de Christopher Nolan, significó para el justiciero de Ciudad Gótica, luego de los filmes de Joel Schumacher.

Esta versión del hombre mono estaba mucho más cerca de la visión original de Edgar Rice Burroughs y brindó una gran propuesta de aventuras.

Scott volvió a interpretar al personaje con este mismo perfil en la continuación, Tarzán, el magnífico (1960).

Jock Mahoney luego se hizo cargo del personaje en Tarzan goes to India (1962) y Tarzan´s Three Challenges (1963) que siguieron convocando espectadores a los cines gracias a esta nueva serie que había desarrollado el productor Weintraub.

Durante la década del ´60 los filmes del hombre mono se volvieron más delirantes.

Esa etapa se inició con el insólito Tarzán Bond que se estrenó en pleno furor por el agente secreto inglés. La película más violenta en la filmografía de Tarzán.

Aunque esa es una nota aparte.

En el próximo capítulo de la retrospectiva exploraremos un fenómeno muy interesante que se desarrolló mientras se hacían estos filmes.

Los clones de Tarzán.

Este es el avance original de esta gran película que se destaca entre las mejores historias del personaje.

 

7 Comments on Retrospectiva Tarzán: Episodio 9

  1. Uh esta es la que un tipo inventa un arma con una caña y alambre para cazarlo del cuello!!! Yo era chiquito y cuando daban esta (todos los domingos pasaban una de Tarzan en canal 13) me asustaba por lo violenta comparada con las otras. Hoy me gustaria volver a verla.

  2. Hugo, justo quería comentarte, en una de las primeras partes de tu informe dijiste que Tarzan of the Apes, la original de 1918 se había perdido pero no encontré información al respecto de esto en Internet y de hecho encontré la película completa! (se puede ver acá ya que es de dominio publico: http://www.youtube.com/watch?v=iAgPieZU9eM). Creo que con la que te confundiste fue con The Romance of Tarzan, la secuela de esa película del mismo año. De esa se perdieron todas las copias.

  3. Hola Maxi, acabo de revisar la nota y nunca se menciona que la de 1918 estuviera perdida, sino la continuación, The Romance of Tarzan. La info de la nota es correcta.
    De hecho menciono la siguiente frase:
    “Hoy en pleno 2o14 mirás este film y quedás sorprendido por la brillante recreación que hicieron de esta historia”.
    La que destaco que se perdió es la secuela.
    “Los productores no tardaron en hacer la continuación y en septiembre de ese mismo año se estrenó El romance de Tarzán, que adaptó la segundad mitad de la novela con el mismo equipo de producción. Lamentablemente no se pudo preservar ese film y ya no existen más copias. En la actualidad se la considera una cinta perdida.
    Un destino que tuvieron también producciones posteriores como, La venganza de Tarzán (1920) y Tarzán, el poderoso (1927), sobre las que no hay mucha información.”
    Acá está la nota completa.
    http://www.hugozapata.com.ar/2014/03/retrospectiva-tarzan-episodio-1/
    Saludos!

  4. Uh, entonces el que se confundió fui yo. Aparentemente se me mezclaron las oraciones. Mil disculpas!
    Por cierto, te parece que la era Weissmuller es completamente salteable y puedo pasar de las mudas directo a Tarzan’s Greatest Adventure?

  5. Como curiosidad histórica de la era Weissmuller podés verTarzan and his mate donde Jane aparece desnuda, algo que nunca más se va volver a repetir en el cine, y La aventura de Tarzán en Nueva York que es patética. Ahora si querés disfrutar al verdadero personaje definitivamente podés saltar la era Weismmuller y pasar directamente a Tarzan’s Greatest Adventure.

  6. Sol Lesser fue un continuista “Menor´´ de la era Weismuller, pero Sy Weintraub, si que quiso recuperar al Tarzan literario, y Gordon Scott llevaba una pelis…la primera malísima, la segunda (y el piloto de TV) bastante regulares, pero esta, que en su tiempo fue una película mas, el tiempo la ha ido poniendo en su sitio, QUE BUENA ES, agobiante, adulta, porque este es un producto ya no tan infantil y juvenil…la siguiente de Scott sigue manteniendo en tipo y se despide con honores. En cuando a Denny Miller, decirte que no la he visto aquí en España no se vé desde principios de los sesenta, y yo no habia nacido, no se publicó en VHS ni DVD, con lo cual es una rareza…situación que va a variar en junio que por fin sale en DVD, lo cierto es que todo el mundo coincide que es mala, y en tu caso que no te gusta Weismuller imagino que este menos todavia, así que 1959 fue un año bipolar para Tarzan, lo mejor y lo peor en un solo año. Ya te contaré cuando vea la de Miller .

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: