Reptilicus: El primo danés de Godzilla

REPTILICUS_(3) Si nos referimos a historias de monstruos gigantes no vas a encontrar una propuesta más desopilante que Reptilicus, una loca co-producción entre Dinamarca y los Estados Unidos que intentó explotar la popularidad que tenían los filmes de Godzilla en 1961.

Entre las películas malas que divierten pocas me hicieron reír tanto como esta.

La particularidad de este film es que se realizaron dos versiones diferentes con el mismo reparto.

La película original danesa dirigida por Poul Bang y la versión norteamericana a cargo de Sidney W.Pink, el pionero del cine 3-D, quien produjo clásicos memorables como The Angry Red Planet (1959) y Viaje al séptimo planeta (1962).

Sin embargo, en su carrera sería recordado por haber descubierto a Dustin Hoffman en una obra de teatro independiente y por supuesto por Reptilicus.

En realidad la verdadera dirección del film estuvo a cargo del danés Poul Bang y luego se volvió a filmar esta producción con los diálogos en inglés que surpervisó Pink.

El problema fue que la película era tan mala que la productora American International Pictures decidió editar directamente la versión danesa con los diálogos doblados en inglés.

La trama se inicia cuando un grupo de científicos encuentran en Laponia la cola de un reptil gigante que habría vivido en la Era Mesozoica.

Los exploradores entonces deciden trasladar los restos del animal a un acuario de Copenhague donde es exhibido para la prensa. Un periodista es quien bautiza la cola del bicho con el nombre de Reptilicus.

Al poco tiempo los científicos descubren que el animal empieza a regenerarse nuevamente. El reptil crece de tamaño y por un descuido de uno de los científicos lo que era una simple cola de un dinosaurio se termina por convertir en un monstruo gigante que aterroriza Dinamarca.

Algo interesante de Reptilicus era que al ser agredido y mutilado con armas de fuego el bicho volvía a regenerarse y regresaba más poderoso. Por ese motivo se convertía en una amenaza difícil de eliminar.

Un detalle gracioso de este film, que hoy al verlo genera más de una carcajada, es que el director Bang trabajó con la peor agencia de extras en la historia del cine.

El pobre cineasta nunca pudo conseguir durante el rodaje que la gente no mirara directo a las cámaras cada vez que filmaban una escena en exteriores.

reptiHay un momento en particular que tiene como escenario un parque de diversiones de Copenhague donde los extras llegan a saludar directamente a la cámara.

Luego en las secuencias de acción donde la gente tenía que correr por las calles, mientras escapaban de Reptilicus, se puede ver claramente a hombres, mujeres y chicos riendo a carcajadas mientras se filmaban esas escenas.

Aparentemente no hubo manera de hacerle entender a los extras daneses que no debían mirar directo a la cámara y mucho menos reírse en una escena donde tenían que parecer aterrados.

La versión original de Reptilicus filmada por el director Bang presentaba una película caótica en lo referido a la narración del conflicto.

Había demasiados momentos románticos y hasta una escena musical donde un personaje interpretaba una canción que no tenía nada que ver con la trama central.

En Hollywood editaron el film danés y lo convirtieron en una propuesta de “terror”donde eliminaron también los momentos humorísticos.

Inclusive a Reptilicus en el corte hollywoodense le agregaron un vómito radiactivo que no tienen ningún tipo de sentido pero ofrecía momentos muy divertidos.

Otro aspecto gracioso de la historia es que los militares son completamente estúpidos y fallan en todos sus intentos por destruir al monstruo. Sus acciones por momentos traen al recuerdo al Escuadrón Diabólico de Pierre Nodoyuna que nunca podía atrapar a un palomo mensajero en los dibujos animados.

El bicho, por otra parte, debido al bajo presupuesto que tenían los productores, era una marioneta de goma que daba más risa que miedo.

Mi escena favorita transcurre cuando un soldado patriota pretende atropellar a Reptilicus con un jeep. Por supuesto el muy idiota termina aplastado por el monstruo.

Escenas de ese tipo hay varias en el film y por eso es tan divertido de ver.

Pese a no ser una joya del séptimo arte, la película funcionó muy bien cuando se estrenó 1961, especialmente en las funciones de medianoche.

La historia dejaba abierta la posibilidad de una continuación que nunca se llegó a concretar.

En el 2001 el productor Sidney Pink, a los 85 años, intentó realizar una segunda parte pero el proyecto luego se cayó debido a su muerte ocurrida en octubre de 2002.

Dentro de las películas de monstruos gigantes Reptilicus se ganó su estatus de clásico dentro del cine clase B por toda la diversión que brindó con sus elementos bizarros.

Este es el avance original del film.

 

12 Comments on Reptilicus: El primo danés de Godzilla

  1. me acuerdo que esta peli la pasaban seguido en telefe a principio de los 90′ junto con “el hombre de las dos cabezas” y “la sustancia maldita” que a comparación de esas dos películas era una producción de la puta madre! (igual es un buen film de larry cohen)
    el trailer es genial! se levanta el puente y quieren seguir avanzando! que pelotudos! se puede decir que es un antepasado de los saiyayin el bicho! lo recontra cagaban a tiros y se volvia mas fuerte! jajaja
    saludos!

  2. Esta peli la vi en el ciclo Cine Z q pasa Isat! es muy buena, para mi q soy fanatico de las pelis de bichos gigantes. Equivale a lo q esta haciendo Syfy ahora, o no?.

    Hugo Godzilla es tan buena como estan diciendo las web en usa, o es puro Hype?

    Y el Escudron Diabolico! q buen programa jaja

  3. otro comentario y esta vez off topic ¿te enteraste de la triste noticia de la muerte de H.R Giger? se nos fue otro genio!
    saludos!

  4. Hugo, recién terminé de ver algo lo cual dije “le tengo que preguntar a Hugo!”.

    ¿Viste The World’s End? ¿El cierre de la trilogía Cornetto de Edgar Wright y Simon Pegg?

    Es el cierre perfecto. La mezcla de Shaun of the Dead con Hot Fuzz jajaja. No te quiero adelantar nada, pero está muy buena. Tiene sus momentos bizarros, locos, pero con el humor de ellos.

    Eso Hugo, se que sos fan de la dupla actoral Frost/Pegg, asi que la vas a disfrutar.

    Abrazo!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: