Maniac Cop: Un clásico de William Lustig

uihyiyikWilliam Lustig es un genio y en este blog es bancado a muerte. Este director es responsable de numerosas producciones clase B divertidísimas que con el correr del tiempo se transformaron en auténticos filmes de culto.

A medida que vayan apareciendo más notas de esta sección va a ir conociendo la obra de este capo del cine. Hoy no me voy referir a sus mejores filmes, sino a uno de sus principales clásicos que creó junto al guionista Larry Cohen (Black Caesar/It´s Alive) en 1988: Maniac Cop!

El film que integra la primera parte de una trilogia es un fenómeno del cine clase B a tal punto que en Estados Unidos existen varios clubes de fans que se encargan de mantener viva la memoria de este policía asesino. Por lejos, este film es la colaboración más importante y contundente de la dupla Lustig-Cohen, quienes años después se volvieron a  juntar para la desopilante Tió Sam.

La trama gira en torno a un policía psicótico de la ciudad de Nueva York que sin ninguna razón comienza a matar gente en la calles. El asesino le arma una cama a un joven policía, interpretado por Bruce Campbell (el actor fetiche de Sam Raimi) a quien todo el mundo cree responsable de los homicidios. Junto con su novia y otro detective el joven intentará limpiar su nombre y detener al verdadero criminal.

uoujpLo que tiene de bueno Maniac Cop es que combina el típico film de terror de psicópatas, estilo Halloween o Martes 13, con el cine policial. El film es un híbrido entre esos dos estilos que lleva la marca registrada de su director. Me refiero por supuesto a las escenas sangrientas.

Los que sean adeptos del cine de terror gore con William Lustig la van a pasar genial porque sus películas son muy violentas y la sangre chorrea por todas partes. Esta primera entrega de la serie cuenta con apariciones especiales de Richard Roundthree (el protagonista de Shaft) y el mismísimo Sam Raimi, quien interpreta a un periodista en un cameo. El director de Spiderman inclusive llegó a filmar un par de escenas de este film.

El director Lustig, quien aparece también como el conserje de un hotel, tuvo después un cameo en El Ejército de la Tinieblas, el clásico de Sam Raimi.

Más adelante me referiré de las secuelas, pero esta primera parte de Maniac Cop merece su recomendación porque es muy divertida. Lo que tiene de bueno el cine de Lustig es que salvo alguna excepción como Tío Sam, las secuencias de acción de sus filmes suelen ser buenas teniendo en cuenta que son producciones de segunda línea.

yioyoNo me puedo olvidar de mencionar otro cameo importante y divertido como el que hace el tío del director, Jake Lamotta, el famoso boxeador cuya vida fue narrada en el cine por Martin Scorsese en Toro Salvaje. Otro familiar que suele aparecer en sus películas es su hija Jill Gatsby, quien siempre termina asesinada.  Un psicólogo podría hacerse un festín con ese tema.

Robert Z´Dar el actor que interpreta al policía psicópata, quien también es conocido por su trabajo en Tango y Cash, donde interpretaba al preso de una cárcel, brinda muy buenos momentos de alta tensión.

Si disfrutan las series de Jason y Michael Myers con esta se van a enganchar. No es una obra maestra del cine precisamente pero entretiene a los amantes del cine clase B.

No tag for this post.

2 Comentarios

  1. hola, yo estas pelis las vi, por partes, vi las tres, y sus respectivos finales, robert z´dar, al final de la uno da mucho miedo, ya que parecía un jason imparable, la verdad debieron haber sido 4 peliculas, pero al final nunca las hicieron, tío sam la vi, parecía un zombi el tipo, hasta sin cabeza, seguía, je, son buenos clásicos de las serie b.

  2. yo esta peli, fue un clasico cuando era chico, me acuerdo que las miraba miles de veces, y luego no miraba a un policia con los mismos ojso, jajaj
    todavia era chico!

Comentarios cerrados.